Por: Cristina Fallas Villalobos.   21 agosto

Las empresas relacionadas a la producción y comercialización de agua embotellada en Costa Rica degustan buenos resultados y prevén aún mejores números en el futuro gracias a los cambios en los hábitos alimenticios de los consumidores.

Según datos del proveedor de investigación de mercado, Euromonitor Internacional, las ventas en el 2018 de esta categoría (que incluye agua con o sin gas, saborizadas y funcionales) alcanzaron 65,2 millones de litros; 6% más que lo que se consumió en 2013.

Fifco mantuvo en el mercado durante un tiempo una versión de su marca de agua Cristal en vidrio. Fotografía: Fifco para EF.
Fifco mantuvo en el mercado durante un tiempo una versión de su marca de agua Cristal en vidrio. Fotografía: Fifco para EF.

Aunque esas cifras son positivas, la situación podría ser aún más favorecedora en el futuro pues se proyecta que el crecimiento en Costa Rica será de un 19% para el 2023. Esto significará ventas por más de $106 millones en ese año.

El panorama es visto con optimismo por empresas que manejan productos con larga presencia en el mercado local, como Florida Ice & Farm (Fifco) y Coca Cola Femsa, pero también por nuevos integrantes como Premium Brands.

Los buenos resultados en esta categoría no solo se presentan en el mercado local, debido que a nivel internacional también existe una tendencia a disminuir el consumo de otras bebidas tradicionales –como las carbonatadas– y optar por el consumo de productos considerados como más saludables.

Un estudio de Euromonitor, presentado en 2018, destaca que los países latinoamericanos representan alrededor del 15% del volumen global de agua embotellada e incluye 2 de los 10 principales mercados más grandes del mundo: México y Brasil.

El reporte indica que muchos países latinoamericanos están sedientos por este tipo de productos ya sea por el escaso o deficiente suministro público de agua o porque hay un deseo activo de los consumidores por la presentación sobre otros refrescos, especialmente los azucarados.

No obstante, se evidencia que en mercados muy consolidados entre las principales compañías multinacionales o en entornos fragmentados con una gran cantidad de actores locales, la feroz competencia en los precios unitarios constituye una barrera de entrada alta para los nuevos jugadores.

Además, queda poco o ningún espacio para la diferenciación, con la mayoría de las innovaciones en términos de tamaños y tipos de envases. Entonces, ¿qué planean las marcas que tienen operaciones en Costa Rica?

En 2018 el mercado costarricense era liderado, según datos de Euromonitor, por Fifco con su marca Cristal. Esta se comercializa en presentaciones para el hogar como bidón y seis litros, así como para uso personal que abarcan desde los 355 mililitros hasta 1,75 litros embotellados con plástico reciclado.

Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de Fifco, explicó que las ventas de Cristal en los últimos tres años cumplieron los objetivos establecidos y que notan un incremento en la salida al mercado de marcas de muy bajo precio y alto volumen usualmente purificadas.

En el segundo puesto del ranking de consumo se ubica Alpina, vendida por Coca Cola Femsa. Esta firma reporta que la marca mantiene un crecimiento sostenido en el mercado durante los últimos años y vislumbran que ese comportamiento se mantendrá.

Conscientes de esa mayor demanda, desde octubre de 2018, ampliaron las presentaciones de su marca e ingresaron al segmento de agua saborizada con Alpina Fruit disponible en los sabores como limón y manzana.

“El consumidor es quien traza la ruta de innovación y nos impulsa a seguir diversificando nuestro portafolio de bebidas para adaptarnos a estilos de vida saludables y satisfacer sus necesidades”, mencionó Maricel Álvarez, gerente de Asuntos Corporativos de Coca Cola Femsa para Costa Rica y Nicaragua.

Las marcas H2OH! y Cielo completan los primeros cuatro puestos de consumo.

Ahora, una realidad es que en los últimos años diversas marcas intentan ganar una porción de este mercado en crecimiento. Por ejemplo, Dos Pinos en el 2017 lanzó Alma, un agua saborizada que incluye una mezcla de vitaminas, minerales, extractos y otros.

Gonzalo Chavez, gerente general de la cooperativa, explicó en su momento que era un segmento donde no estaban y que creían tener las “credenciales” para proponerle al consumidor un producto diferenciado.

EF envió consultas a Dos Pinos para conocer si este producto cumplió las expectativas de la empresa, sin embargo, al cierre de edición no hubo respuesta.

“Las aguas saborizadas son el segmento de mercado de bebidas no alcohólicas que más rápido crece a nivel internacional”, David Ocampo, representante de Love Water.

Recientemente (agosto 2019) la chilena Premium Brands se sumó a la oferta con Love Water, un producto que se vende en tres sabores con una presentación de 550 centímetros cúbicos.

“Las aguas saborizadas son el segmento de mercado de bebidas no alcohólicas que más rápido crece a nivel internacional y, en este caso, en Costa Rica”, explicó David Ocampo, representante de do-Brands & Distribution, que se encargará de la distribución en suelo nacional.

Su expectativa en el mercado tico es tener una participación del 10% en el segmento de agua saborizada sin gas el próximo año, lo que equivale a unas 50.000 cajas anuales.

¿Y el plástico?

Coca Cola Femsa, desde hace más de cuatro años, implementa cambios en sus empaques que son 100% reciclables, incluyendo la botella, la etiqueta y la tapa, que además son elaboradas con un 25% de resina reciclada.

Por su parte, las diversas presentaciones de agua Cristal de Fifco son embotelladas con 100% r-PET (plástico reciclado). Además, cuenta con uno de los programas de reciclaje más grandes del país.

Fuente: Coca Cola Femsa y Fifco.