Negocios

¿“Streaming” o cable? Calculamos las tarifas de las opciones que tiene en Costa Rica

Suscripciones a estos servicios tocan techo con usuarios que comparten contraseñas o que no mantienen fidelidad con un mismo servicio

¿Cuántas suscripciones de videostreaming tiene usted? Netflix, HBO Max, Disney+, Amazon Prime, Star+, Apple TV +... Una cantidad enorme de servicios que hace más complicada la decisión a los usuarios acerca de cuál escoger.

Otra pregunta es ¿televisión por cable o servicios de streaming? La respuesta dependerá de las necesidades y los gustos de cada quien.

Una ventaja que llevaba la televisión por cable sobre el streaming eran las transmisiones en vivo, sin embargo esta brecha cada vez se acorta debido a que la oferta por Internet ya está incluyendo más contenidos deportivos en tiempo real.

A inicios del 2021, más de 850 millones de personas estaban suscritas a algún servicio de streaming en el mundo, según un informe publicado por J. P. Morgan, además esta alta demanda significa que la emisión televisiva en directo por Internet acapara el 70% del tráfico de la red global.

Para tomar una decisión es importante comparar tarifas y calidad del servicio.

A continuación le presentamos un comparativo de las opciones que actualmente están disponibles para el mercado costarricense:

Servicio videostreamingTarifa mensual
Netflix plan básico un dispositivo$8,99
Amazon Prime Video$6
Apple TV+$4,99
Disney+$5,99
HBO Max$6
Paramount+$4,50
Star+$10,99
Star+ y Disney +$13,99
Fuente: Sondeo hecho por EF en cada sitio.

A los servicios de streaming hay que sumarle el costo del Internet, así como del IVA del 13%.

Recuerde que las plataformas de videostreaming tienen que pagar un 13% de IVA adicional al precio real debido a que son catalogadas como servicios digitales transfronterizos por el ministerio de Hacienda.

En lo que respecta a Internet, se recomienda una velocidad de al menos 100 Mbps. Los precios para solamente Internet en esa velocidad rondan los ¢25.000.

Por ejemplo, si usted tiene tres suscripciones aproximadamente paga $21 (¢14.000), más la conexión a Internet y los impuestos, la cifra mensual ronda los ¢42.000.

Con respecto a las cableras, estas apuestan por ofrecer combos que incluyen la conexión a Internet, canales HD, inclusive acceso a algunas plataformas de streaming.

Paquetes de las cablerasTarifa mensual
Liberty. Triple Play con Wifi 100 MBPS velocidad, Next Tv 242 canales, Liberty Go televisión en móvil, contenido Premium HBO y HBO Max, 700 minutos telefonía.¢37.500
Telecable. Combo 100MB, fibra óptica 100% simétrica, incluye Wifi, televisión con más de 240 canales y 50 en HD.¢38.000
Tigo. TV Digital HD + 100 Mbps. Ofrece 63 canales HD, 133 canales SD, 50 canales de música,
el campeonato nacional con Tigo Sports y FUTV, 3 meses de Prime Video, 2 meses de cortesía HBO MAX.
¢34.990
Kölbi. Internet 100 Megas, más de 100 canales, telefonía fija con 60 minutos a fijo y móvil Kölbi.¢46.900
Fuente: Empresas consultadas.

El reto de los operadores es mantener e incrementar su presencia con ofertas más atractivas y detectando contenido que sea de relevancia para un usuario final que tiene cada vez más opciones para formar su propio menú de entretenimiento.

La buena noticia para los consumidores es que los precios del Internet fijo están a la baja. Los resultados de la última medición del Índice de Precios de Internet fijo (IPIF) muestra un descenso de 51% en el precio del servicio, tanto en el primer como en el cuarto trimestre de 2021, lo que implicó una disminución de 9,2% y 7,4% en comparación al mismo periodo de 2020.

Por tipo de paquetes, el reporte indica que en doble play el precio medio ponderado disminuyó en los paquetes de Internet fijo y televisión pagada en casi 19%. Los servicios de televisión pagada e Internet de más de 50 Mbps tienen mayores diferencias de precios entre operadores que en los de menos de 20 Mbps.

En el caso de los paquetes de triple play también ocurrió una disminución del 17% en los precios.

No todo en el negocio del streaming es oro, los gigantes de estas industrias también enfrentan retos importantes conforme el negocio va madurando y también aparecen otro tipo de competidores.

La más reciente “crisis” es la de Netflix, que anunció el martes 19 de julio que perdió 970.000 abonados entre el primer y el segundo trimestre de este 2022.

El servicio de televisión de pago, que tiene ahora 220,67 millones de suscriptores en el mundo, causó gran decepción en el mercado en abril pasado cuando admitió haber perdido abonados por primera vez en diez años.

La compañía californiana publicó una facturación de $7.970 millones entre abril y junio, por debajo de lo esperado.

Sin embargo, tuvo $1.440 millones de ganancia neta, por encima de lo previsto.

Para hacerle frente a esta situación, Netflix tomó la decisión de incluir publicidad en su plataforma para así lanzar otra opción más económica dentro de sus paquetes.

“Está claro que eso funciona para Hulu”, dijo el director ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, en referencia a un servicio de la competencia durante una conferencia con analistas.

“Si quiere la opción sin publicidad, aún será posible. Si prefiere pagar menos y tolerar los anuncios, habrá una opción para usted también”, añadió el directivo.

Microsoft será quien administrará la tecnología de ventas de espacios publicitarios en Netflix.

Esta suscripción se sumará a las tres ya disponibles con precios de $8,99, $12,99 y $15,99 mensuales.

Las grandes firmas que decidieron sumarse a esta competencia lidian por tener las mejores películas, series y documentales, e incluso en formar alianzas para ganar un espacio entre los usuarios.

Algunas de las razones que explican por qué Netflix está perdiendo usuarios es por la guerra en Ucrania y las sanciones económicas contra Rusia, que han provocado la cancelación de 700.000 suscriptores en Rusia.

Otro problema para el gigante fue cuando decidió revisar de forma exhaustiva cuáles usuarios estaban compartiendo sus contraseñas con otras personas y decidió limitar el acceso. Netflix cambió las reglas del juego e impuso un pago adicional para aquellos usuarios que quieran usar la cuenta en diferentes televisores o dispositivos móviles.

En 2019, Netflix ya aplicó una subida de tarifas global que resultó en 130.000 suscriptores menos.

Especialistas del medio de entretenimiento aseguran que otro factor que golpea a este importante jugador del streaming es la pérdida de calidad en los contenidos que ofrece, mientras que con el auge de otras plataformas como Amazon Prime o HBO Max, se evidencia la fuerte competencia que existe con la creación de producciones propias.

La gran cantidad de servicios de streaming demuestran que sí hay un techo de suscripciones.

El banco de inversión Morgan Stanley proyecta que Netflix cerrará el 2024 con 260 millones de miembros en todo el mundo, cifra que es menor a la de los 300 millones que estimaban.

La práctica de compartir usuarios y contraseñas ya es habitual en gran parte de los usuarios de estas plataformas, así que limitarlos a compartirlas es un desincentivo para seguir con algun servicio en específico.

Otra de las prácticas comunes es utilizar un servicio durante unos tres meses, dejarlo de pagar y migrar a otro durante otros tres meses, para así aprovechar la oferta que ofrecen las diferentes marcas, pero sin pagar de más.

Una investigación de Boston Consulting Group (BCG) realizada en Estados Unidos demostró que los consumidores se han suscrito a al menos tres servicios de transmisión desde el comienzo de la pandemia.

Además agregó que el 55% de los encuestados afirmaron pasar más tiempo viendo contenido a través de servicios de streaming de lo que verían si no hubiera sido por la crisis sanitaria; y el 72% espera pasar el mismo o inclusive más tiempo viendo contenido en estas plataformas aún cuando se decrete el fin de la pandemia.

Según un artículo del Financial Times, las ocho plataformas más importantes de streaming de Estados Unidos gastarán $100.000 millones de dólares durante el 2022 con el objetivo de atraer a los suscriptores. Entre ellas se destacan Disney+, que invertirá $33.000 millones entre producción y derechos deportivos, y Netflix, que planea un presupuesto de $17.000 millones para producir y comprar tanto series como películas.

Krisia Chacón

Krisia Chacón

Periodista de El Financiero especializada en temas económicos. Graduada de la carrera de periodismo de la Universidad San Judas Tadeo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.