Negocios

Organizaciones ambientalistas demandan a BMW y Daimler en Alemania

La acción busca imponer el fin de los vehículos a diésel y gasolina a partir de 2030

Organizaciones ecologistas plantearon en Alemania dos demandas contra los fabricantes de automóviles BMW y Daimler para obligarlos a acelerar su transición a un modelo industrial menos contaminante, anunció este martes una de las entidades.

La acción busca “imponer el fin de los vehículos a diésel y gasolina a partir de 2030”, al considerar que BMW y Daimler —fabricante de Mercedes-Benz— violan “el derecho fundamental a la protección del clima”, señaló en un comunicado Deutsche Umwelthilfe (DUH), uno de las principales grupos ambientalistas de Alemania.

Las demandas, presentadas en los tribunales de Stuttgart y Munich, sedes de cada uno de los grupos, fueron anunciadas en septiembre por DUH y Greenpeace.

Las dos ONG dijeron que los fabricantes tienen un plazo de semanas para presentar su defensa.

El principal fabricante alemán de autos, Volkswagen, enfrentará una demanda similar si no responde a un requerimiento de los ecologistas hasta fines de octubre.

Las acciones judiciales se basan en una decisión adoptada este año por la Corte Constitucional de la ciudad de Karlsruhe, que definió a la protección del clima como un derecho fundamental en Alemania.

La más alta instancia judicial del país también había obligado al gobierno de Angela Merkel a reforzar sus objetivos climáticos.

Presionadas por normas ambientales exigentes, los fabricantes de autos en su mayoría han presentado un calendario para retirar los vehículos a diésel y gasolina a lo largo de varios años y raramente en todos los mercados internacionales al mismo tiempo.

Daimler reaccionó este martes al señalar en un comunicado que “claramente acepta los objetivos del Acuerdo de París sobre el clima y la necesidad de descarbonizar la industria automovilística”.