Por: Cristina Fallas Villalobos.   10 febrero

El ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, planteó este 10 de febrero concesionar o vender la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) como una de las medidas para consolidar las finanzas públicas. Sin embargo, ¿Es Fanal una inversión atractiva?

La empresa, adscrita Consejo Nacional de Producción (CNP), reportó un incremento del 14% en sus ventas durante el 2019 gracias a una estrategia de diversificación del portafolio –según indica la compañía–. No obstante, carga con altos niveles de endeudamiento desde hace bastantes años y cada vez tiene menor capacidad para enfrentarlos.

En enero pasado, Fanal fue sentenciado por el Tribunal Contencioso Administrativo a indemnizar al propietario de la marca Chiliguaro, pues la empresa estatal utilizó ese nombre en la etiqueta de uno de sus productos. El dueño del nombre comercial detalló que la indemnización sería inferior al millón de colones, según publico La Nación.

Ese mismo medio dio a conocer en enero que la administración de Fanal desconoce el monto de sus deudas con exactitud, razón por la que el presidente Carlos Alvarado ordenó la creación de una comisión que determine el monto y los acreedores respectivos.

EF habló con Rogis Bermúdez, presidente ejecutivo del CNP, sobre la situación de Fanal y las declaraciones del jerarca de Hacienda en la Asamblea Legislativa.

Rogis Bermúdez ocupa la presidencia ejecutiva del CNP y vocero de Fanal. Fotografía: José Cordero
Rogis Bermúdez ocupa la presidencia ejecutiva del CNP y vocero de Fanal. Fotografía: José Cordero

–¿Fanal tiene potencial para que alguien la asuma?

–Sí, Fanal tiene alto potencial y es muy rentable. El tema son las cargas que tiene, las cargas financieras que se han ido acumulando y que hay que tomar decisiones sobre esas cargas financieras o sobre la situación de Fanal para que no vaya a un cierre técnico abrupto.

–¿De cuántas son esas deudas?

–El principal cerca de ¢17.000 millones, la proyección con intereses cerca de los ¢63.000 millones.

Las deudas son con Hacienda, IFAM, Inder y con varios proveedores, pero con los proveedores vamos saliendo. Tenemos acuerdos de pagos que se van dando conforme se presentan los juicios y se van haciendo acuerdos de pago a un horizonte largo —a 15 o 30 años— porque si lo hacemos con tiempos muy cortos se aumenta demasiado la cuota y no tendríamos flujo de caja.

–Las ventas crecieron 14% el año anterior, ¿con un comportamiento así pueden afrontar esas deudas?

–Con ese crecimiento no se le puede hacer frente a las deudas que tiene, eso es contundente, definitivamente no le puede hacer frente. Habría que triplicar, cuadruplicar o quintuplicar las ventas y eso en el corto tiempo es muy difícil, pero no tengo exactamente el dato de cuánto sería el porcentaje que tendría que crecer para poder hacerle frente a las cargas que tiene... son cargas de muchos años.

Fanal no está en condiciones de pagar una deuda de ¢300 millones mensuales, en este momento pagamos ¢150 millones más o menos, por las deudas, arreglos de pagos y todo lo demás y ya con eso estamos en una situación compleja. Es difícil que Fanal salga por si sola; el crecimiento no es suficiente.

Aquí es cómo resolvemos que Fanal no arrastre, por un embargo o por un cierre técnico, al CNP que este año tuvo un crecimiento de un 42%; esos son números muy positivos y atractivos para seguir operando. No podemos someter a un riesgo al CNP, decirle a 22.000 productores o a 370 agroempresas, que el CNP cierra y las vamos a dejar sin ningún apoyo.

–El panorama para Fanal luce desalentador, entonces...

–El panorama es complejo en todo sentido. Lo que sí es cierto, es que el ejecutivo va tomar acciones para resolver el tema y se valoran todos los escenarios que puedan existir. Ya lo dijo don Rodrigo hoy, vamos a valorar todos los escenarios para tomar decisiones y la situación del país es compleja como para no tomar decisiones, aquí hay que resolver.

–Además de las deudas, ¿cuáles retos enfrenta Fanal?

–Los retos son la competencia, la innovación y modernización, que ese es un reto enorme. Hemos tratado de innovar, aumentar las ventas, buscar nuevos mercados. No queda más que hacerle frente porque si seguimos en la condición en que estamos llegará el momento que Fanal no dé para pagar los compromisos que tiene.

¿Cuántos productos componen la oferta de Fanal?

–Entre 16 o 18 productos entre Cacique, rones, ginebra, los ligados, las cremas, vodka, el alcohol y otros. Estos los vendemos en mercado abierto y en el canal moderno (supermercados) directamente nosotros y por medio de distribuidores.

Hemos ido en la línea de diversificación de nuevos productos y más sobre la línea más social, atender alcohol de la Caja y posiblemente vamos a venderlo a comedores del Ministerio de Educación.También en los productos con menor contenido de alcohol.

La distribución de los productos lo manejamos por dos formas. Una es por medio de distribuidores y la otra es que lo entregamos directamente a los centros de distribución de cada cadena de supermercados que atendemos.

¿Cuántos colaboradores tienen actualmente?

–Son como 180 colaboradores.