Por: Manuel Avendaño Arce.   10 febrero

El déficit fiscal de Costa Rica en el 2019 fue el equivalente a un 6,95% del Producto Interno Bruto (PIB). Una cifra que hoy el ministro de Hacienda, Rodrigo Chaes, debió explicar en una comparecencia ante el pleno de la Asamblea Legislativa.

El jerarca además delineó una nueva propuesta del Ejecutivo para consolidar las finanzas públicas al tiempo que anunció la reducción de la calificación de riesgo del país por parte de la calificadora Moody’s de B1 con perspectiva negativa a B2 estable.

El ministro presentó un plan que se basa en cuatro ejes y que complementa la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (9.365):

1- Reducir la evasión a la mitad

Para conseguirlo, Hacienda propone modificar las exenciones fiscales y utilizar una porción de las utilidades de empresas estatales para pagar deuda.

Estas acciones, según el jerarca, permitirían aumentar los ingresos cerca de 6,25% de la producción nacional ($3.900 millones) en el periodo 2020-2023, lo que significa un promedio de $900 millones por año.

Chaves detalló que para reducir la evasión fiscal se buscará un préstamo subsidiado por $160 millones que se fraccionará en $40 millones cada año. Ese dinero se invertirá en facilitar la interacción de los contribuyentes con el Ministerio de Hacienda.

También se propone gastar mejor en compras públicas que equivalen a $8,9 billones.

El jerarca detalló una propuesta para crear una plataforma que integre los diferentes sistemas que existen en la administración pública (34) con el objetivo de que las personas puedan ingresar a un único portal que los conecte con los sistemas de Hacienda, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Registro Nacional, Ministerio de Salud, entre otros.

2- Recortar el gasto público

Esta propuesta requiere una mejor gestión administrativa por parte del Gobierno y la aprobación de una Ley de Empleo Público que permita cambiar los esquemas salariales de los nuevos funcionarios que ingresen al sector estatal.

Con estas medidas se proyecta un ahorro de 1 punto porcentual del PIB cada año, lo que representa cerca de $630 millones.

10/2/20 Comparecencia del ministro de Hacienda Rodrigo Chaves ante la Asamblea Legislativa para dar cuenta sobre el déficit fiscal. Fotografía: Jorge Castillo.
10/2/20 Comparecencia del ministro de Hacienda Rodrigo Chaves ante la Asamblea Legislativa para dar cuenta sobre el déficit fiscal. Fotografía: Jorge Castillo.
3- Reemplazar deuda cara

El objetivo de Hacienda es obtener préstamos de apoyo presupuestarios con una tasa ponderada del 3,14% y financiamiento por medio de bonos de deuda externa (eurobonos) a una tasa del 5,25% a diez años.

El Gobierno enviará un proyecto de ley para pedirle a los diputados la autorización para emitir $4.500 millones en eurobonos para el periodo 2020-2022.

Con estas acciones se proyecta un rendimiento de 0,22% del PIB por año, esta cifra equivale a $138 millones de forma anual.

Durante la audiencia ante el plenario legislativo, Chaves solicitó a los diputados que aprueben los préstamos de apoyo presupuestario, la emisión de eurobonos y los otros proyectos de ley que permitirán ejecutar cambios para reducir el déficit y amortizar la deuda pública en los próximos dos años.

4- Hacer pagos adelantados de deuda

La primera parte de este eje se presentó mediante un proyecto de ley, la mañana de este lunes, con el objetivo de destinar ¢226.145 millones que se encuentran en superávits de 11 instituciones públicas, para hacer pagos extraordinarios de deuda pública del país en 2020 y 2021.

Chaves también propone vender el Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa) y concesionar o vender la Fábrica Nacional de Licores (Fanal). “Bicsa es una institución que no sirve”, zanjó el ministro ante los diputados.

El Gobierno también buscará otras fuentes de recursos estatales para destinarlos a la amortización de deuda pública.

El objetivo que propone Hacienda es reducir la deuda en 2,35% del PIB que representa cerca de $1.500 millones.

Inversión inmediata contracíclica

Como parte de las acciones inmediatas para fomentar la reactivación y generar confianza en los agentes económicos, el Gobierno destinará $2.617 millones en una inyección de recursos contracíclica.

Los proyectos que se financiarán con esos recursos incluyen programas de infraestructura educativa en zonas vulnerables, pesca, seguridad ciudadana, prevención de violencia.

Se destinará una importante fuente de esos recursos para el transporte en proyectos como el tren eléctrico de pasajeros, obras viales en la ruta San José-San Ramón, construcción de la carretera a San Carlos, conclusión del tramo norte de Circunvalación, obras complementarias en la ruta 32 y ampliaciones en la ruta 27, Interamericana Norte y Florencio del Castillo.

La última parte de este dinero se dirigirá al sector turístico nacional con un proyecto de promoción para inversión cantonal en zonas de menor desarrollo y una línea del Sistema Banca para el Desarrollo (SBD) para este tipo de negocios.

Noticia en desarrollo.