Por: Andrea Hidalgo, Manuel Avendaño Arce.   12 noviembre, 2020
Imagen del stand de Subaru en la Expomóvil 2018. Fotografía: Archivo GN.
Imagen del stand de Subaru en la Expomóvil 2018. Fotografía: Archivo GN.

Auto Subaru de Costa Rica S.A. comunicó este jueves a sus clientes en el país que la operación pasará a manos de Purdy Motor a partir del próximo lunes 30 de noviembre.

La empresa envió un correo electrónico a sus clientes y proveedores, y además colocó un cartel físico en la sucursal de La Uruca, donde explica que “su función como distribuidor exclusivo y representante de oficial de la marca Subaru en Costa Rica, cesa de manera definitiva”.

“Según la comunicación oficial de la fábrica Subaru Corporation y de su exportadora, Toyota Tsusho Corporation, el nuevo distribuidor y responsable de la marca Subaru para el territorio costarricense será la empresa Pudry Motor S.A.”, añade la carta.

La encargada de comunicación de Subaru confirmó que el correo electrónico fue enviado este jueves a todos los clientes de la empresa en el país.

Purdy Motor informó, tras consulta de EF, que desde hace varios meses, a nivel mundial, Subaru y Toyota anunciaron un acuerdo de colaboración entre ambas marcas.

“Bajo esa misma línea, Subaru Corporation junto con Toyota Tsusho Corporation iniciaron la búsqueda de un nuevo distribuidor en Costa Rica”, señala la respuesta de la empresa.

La distribuidora local de Toyota aceptó que han participado en conversaciones recientes sobre el nuevo rumbo de Subaru en Costa Rica.

“Por respeto al proceso y a las organizaciones implicadas, esta es la referencia que brindaremos por el momento. En cuanto tengamos más información les estaremos comunicando al respecto”, concluyó la respuesta de Purdy Motor.

La distribución y el manejo de la marca Subaru en Costa Rica ha estado por 42 años en manos de la familia Federspiel, quienes también son propietarios de Universal.

El 23 noviembre del 2011, La Nación publicó una entrevista con Carlos Federspiel, quien dijo en ese momento que se separaba de la administración de Universal para enfocarse en otros negocios como el manejo de Subaru.

Este medio intentó obtener una reacción oficial de un vocero de Auto Subaru de Costa Rica S.A., pero al cierre de este artículo no se logró respuesta.

Acuerdo internacional

En junio del 2019, Toyota y Subaru suscribieron un acuerdo para poner en marcha el desarrollo conjunto de una plataforma específica de vehículos eléctricos.

“Al combinar sus respectivos puntos fuertes, como las tecnologías de tracción a las cuatro ruedas que Subaru lleva años perfeccionando y las tecnologías de electrificación de vehículos que emplea Toyota para impulsar a otras empresas que comparten sus aspiraciones, las dos compañías se proponen afrontar el desafío de crear productos atractivos con unas características que solos los BEV pueden ofrecer”, se indicó en un comunicado emitido por Toyota a nivel global.

Aunque el primer acuerdo de negocios entre ambas firmas automotrices se remonta al 2005, en ese momento la unión tenía un enfoque orientado hacia el fortalecimiento comercial para aumentar la participación en el mercado.

En otros países de la región como, por ejemplo, México, ambas compañías lanzaron un formato conocido como Subaru Financial Services con el objetivo de ofrecer financiamiento directo a los clientes para la compra de vehículos.

Además, los interesados en adquirir un automóvil Subaru puede hacerlo por medio de las tiendas del distribuidor de Toyota.

Para el 27 de setiembre del 2019, Toyota logró aumentar al 20% su participación en el capital de Subaru.

En un comunicado conjunto emitido a nivel global, se argumenta la decisión “en los grandes cambios que afectan a la industria de automoción que debe responder a los nuevos dominios de la estrategia CASE (conectado, autónomo, compartido y eléctrico)”.

Toyota elevó su participación accionaria del 16,8% al 20%, y también indicó que pretende que Subaru se convierta en una afiliada.