Por: Jéssica I. Montero Soto, Cristina Fallas V.   30 enero

La Comisión para Promover la Competencia (Coprocom) rechazó nuevamente la adquisición del Grupo Empresarial de Supermercados (Gessa) —dueño de los formatos Perimercados, Super Compro y Saretto—, por parte de Walmart de México y Centroamérica.

Dicha comisión desaprobó la compra por primera vez el 4 de diciembre del 2018, al considerar que la transacción fortalecía a un agente económico que ya tenía mucho “poder” en el mercado, generando riesgos en la incidencia de los precios e incluso de competidores o proveedores.

Esa decisión provocó que ambas cadenas presentaran un recurso de revocatoria ante la Coprocom el 10 de diciembre pasado; este fue resuelto el 29 de enero.

Rodolfo Chévez, presidente de la Coprocom, explicó que los alegatos presentados por las dos compañías no fueron convincentes.

“Se toman en consideración todos los criterios, se analiza todo, se pondera y se toma la decisión de no aprobar la concentración”, destacó Chévez.

Al negarse de nuevo la compra, se agota la vía administrativa y las empresas deben valorar si abren un proceso judicial en el Tribunal Contencioso Administrativo (en esa sede una resolución puede tardar hasta dos años o más).

EF consultó a Walmart sobre la nueva resolución en contra de sus planes; sin embargo, aún no se refieren al tema.

Mientras esperaban una respuesta del recurso de revocatoria, Gessa y Walmart habían dado a conocer las principales razones de su disconformidad con la resolución emitida por la Coprocom en diciembre.

Sus principales argumentos eran:

1. La resolución hace un análisis erróneo sobre la situación de Gessa, y pone en riesgo cientos de empleos.

2. Negar esta transacción causaría consecuencias negativas a los proveedores (principalmente las PYMES), colaboradores, consumidores y al Estado.

3. Coprocom eligió la opción más grave para todas las partes, con lo que pone en riesgo la estabilidad de cientos de familias.

4. Las empresas argumentan que hubo una “gran violación al procedimiento”, cuando por primera vez en la historia de Coprocom se impidió a las partes la posibilidad de ofrecer compromisos y condiciones para atender las preocupaciones de la autoridad.

5. Se causó indefensión a las partes, cuando se resolvió con base en información que no pudieron conocer, ya sea porque se agregó al expediente después de que ya se había votado el caso o porque no tuvieron acceso del todo.

6. La resolución llega a conclusiones generales sobre los proveedores con base en una muestra poco representativa. De los más de 1.500 proveedores de las partes, se tomó información de solamente 24 de ellos.

Las pymes que ingresan al programa Una Mano para Crecer reciben un
Las pymes que ingresan al programa Una Mano para Crecer reciben un "trato preferencial". (Foto: Archivo GN).
¿Por qué Walmart quería a Gessa?

La ubicación de algunos de los puntos de venta de Gessa, fue uno de los factores determinantes para que Walmart decidiera comprar el conglomerado dueño de los Peri, Saretto y Súper Compro.

Cuando se anunció el acuerdo de adquisición (julio de 2018), el director regional de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Walmart, Aquileo Sánchez, le explicó a EF que la localización de los locales de Gessa era clave para seguir adelante con la transacción.

“Ellos son especialmente fuertes en algunas zonas de Costa Rica donde nosotros no éramos especialmente fuertes. Entonces vimos una interesante oportunidad de poder hacer a nuestros clientes en todo Costa Rica, darles la posibilidad de acceder a más puntos de venta en zonas donde hoy no somos fuertes”, dijo Sánchez.

Con la adquisición el crecimiento de Walmart se habría concentrado mayormente en Guanacaste, donde Gessa tiene mayor presencia a través de la marca Super Compro.

Por ejemplo, en Santa Cruz, Walmart hubiera pasado de dos a siete locales. También hubiera sumado cuatro tiendas en Carrillo, tres en La Cruz, tres en Liberia, dos en Nicoya y dos en Tilarán, en caso de que decidiera conservarlas todas.

Walmart había anunciado en el 2017 que pretendía duplicar sus operaciones en Costa Rica al 2022; una decisión que implica la apertura de 200 puntos de venta. A esa meta, Gessa hubiera aportado 52 establecimientos.

El gigante estadounidense dio a conocer que convertiría los locales actuales a sus tres formatos; es decir, habría dejado de existir Peri, Super Compro y Saretto.

Desde el 2014, Grupo Gessa ha ofrecido un formato de tienda para tres tipos de consumidores: Saretto en el segmento socioeconómico alto; Peri, en el medio y Súper Compro, el segmento de bajo ingreso.

El grupo adoptó esta estructura después de eliminar el formato Jumbo y el resultado fue una organización similar a la de Walmart, lo que hubiera facilitado la fusión.

Decisiones de la Coprocom

El caso de Gessa - Walmart, se suma a una lista de más de 151 fusiones y adquisiciones que han sido evaluadas por la Coprocom desde el 2013.

Uno de los casos más recientes (2017) fue la compra de Farmacias La Bomba por parte del grupo empresarial Cuestamoras. En esa oportunidad, la comisión aprobó la transacción.

En ese año también resolvió a favor de los planes de expansión de Farmacia Santa Lucía, la cual adquirió 15 Farmacias Chavarría y tres farmacias centro.

Asimismo, en el 2015 la Comisión avaló que Cuestamoras se hiciera de la mayoría de acciones de Cefa – Fischel. Es decir, la unidad de salud del conglomerado actualmente es uno de los actores más fuertes en la industria de medicamentos costarricense.

En el 2015 también la Coprocom autorizó la compra de Ópticas Visión por parte de la multinacional francesa Essilor Internacional. No obstante, en esa ocasión puso una serie de condiciones para que la transacción no afectara la disponibilidad de insumos ofrecidos a los competidores de Grupo Visión.

Otras fusiones y adquisiciones relevantes para el país se han dado en el campo de las telecomunicaciones, sin embargo, esas no requieren la intervención de Coprocom, pues el ente encargado es la Superintendencia de Telecomunicaciones.