Por: Cristina Fallas Villalobos.   11 octubre

Las cifras económicas del país y la entrada en vigencia del impuesto al valor agregado (IVA) genera que una gran parte de los consumidores ejecuten diversas acciones en beneficio de su estabilidad financiera.

El comportamiento del consumidor impacta los números de supermercados y tiendas de conveniencia, los cuales tratan de reavivar el consumo a través de ofertas y promociones.

Los supermercados y tiendas de conveniencia son conscientes de que los consumidores buscan más valor en sus compras por lo que recurren a ofertas y promociones. Cortesía Aseprensa.
Los supermercados y tiendas de conveniencia son conscientes de que los consumidores buscan más valor en sus compras por lo que recurren a ofertas y promociones. Cortesía Aseprensa.

Implementar estrategias de ese tipo resulta oportuno en un momento en el que casi ocho de cada diez personas considera que la economía está de regular a mala, según el Perfil del Consumidor 2019 de El Financiero.

Ese pesimismo también es notorio en el Índice de Confianza del Consumidor de la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica, que alcanzó en agosto el nivel más bajo de los últimos 17 años, junto con la cifra vista en noviembre del 2018.

La manera en que se sienten los consumidores se refleja en el ritmo de crecimiento de la economía que cerró, en el primer semestre del 2019, en 1,6% para una caída de 1,6 puntos porcentuales al compararse con la cifra del mismo periodo del año pasado correspondiente al Producto Interno Bruto (PIB).

Quienes están al frente de los supermercados y tiendas de conveniencia detectan que ante el pesimismo, hay un grupo de personas que pretenden ahorrar comprando más volumen y otras –por el contrario– fraccionan más la compra; es decir, realizan compras pequeñas más seguido.

No obstante, Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de Fifco (grupo dueño de la cadena de conveniencia Musi), destacó que es importante que los clientes no se dejen llevar en primer instancia por la percepción de que las presentaciones más grandes le están generando ahorros importantes.

Asimismo hay una tendencia a cambiar marcas de consumo habitual por aquellas que son más económicas. En ese sentido, el Perfil del Consumidor 2019 demostró que cuatro de cada 10 personas cambiarían de marca en el 2020.

“Antes sí manejábamos 20 ofertas, ahora tenemos muchas más (...). A pesar de que no es el formato nuestro, hasta hemos hecho cosas de volumen”, Armando González, gerente general de AM PM y Fresh Market.

Bajo esas condiciones, cobran protagonismo las marcas privadas que son propiedad de los supermercados, pero que tienen las mismas condiciones de producción y calidad de las competidoras de empresas independientes –incluso son elaboradas por ellas–.

“(El comercio) tiene la posibilidad de echar mano a ofertas, segundas marcas o marcas privadas y así poder adaptarse a una realidad de mercado (...) Más por volumen de venta que por el margen”, explicó Javier del Campo, consultor empresarial y quien fue director de mercadeo de Corporación de Supermercados Unidos.

Entre las categorías de productos con mayor afectación en el consumo están panadería, cuidado personal, alimentos envasados y artículos de limpieza.

Supermercados como Walmart y Auto Mercado encontraron un aliado en las marcas privadas. José Cordero / Archivo.
Supermercados como Walmart y Auto Mercado encontraron un aliado en las marcas privadas. José Cordero / Archivo.

Al ser conscientes de ese comportamiento, Walmart de México y Centroamérica –que opera los formatos Walmart, Masxmenos, Palí y Maxí Palí– puso en marcha varias iniciativas. Por ejemplo, tuvieron múltiples productos a ¢1.000 y en setiembre ofrecieron rebajas de hasta un 30% en línea blanca, tecnología, electrodomésticos, hogar, decoración y textil.

En el caso de Auto Mercado, tiene “Día del Campo” en la que todos los miércoles ofrecen descuentos en productos frescos y también posee su marca privada. Asimismo, Peri desarrolla “Vecinos del Ahorro” con el que ofrece ofertas y promociones diferentes cada día (lunes en alacena, martes en frescos, jueves en fiesta, entre otros).

EF intentó conversar sobre la situación del consumo en Costa Rica con esas dos últimas cadenas de supermercados, sin embargo, no contestaron las preguntas enviadas.

AM PM y Fresh Market, por su parte, hicieron una revisión de precios en varias categorías y fortalecieron la plataforma promocional. “Antes si manejabamos 20 ofertas, ahora tenemos muchas más (...). A pesar de que no es el formato nuestro, hasta hemos hecho cosas de volumen”, dijo Armando González. gerente general de las cadenas de conveniencia.

Para AM PM uno de sus puntos fuertes es ofrecer combos de comida preparada, cerveza, café, bebidas y snacks dulces, mientras que en Fresh Market se enfocan en el hogar. Ese tipo de iniciativas permite que ambos formatos reporten un desempeño “bastante” bueno pese a las condiciones económicas actuales.

Una fórmula similar emplea Musi pues aplica descuentos especiales, realiza promociones y efectúan constantes revisiones al portafolio de productos para mejorar la oferta al cliente e innovar en servicios de valor agregado.

Circle K también dispone de ofertas y combos con productos. “Notamos que el consumidor está cada vez más enfocado en percibir un mayor valor en sus compras, por lo que tener promociones atractivas se vuelve en un elemento fundamental”, mencionó Flavia Loeb, gerenta general de la tienda de conveniencia.

Estado del consumidor

El presupuesto libre de gastos fijos de los consumidores en Costa Rica disminuyó un 24,4% con respecto al 2018. Es decir, tienen menos dinero para gastar y por ende, buscan opciones que beneficien sus bolsillos.

Lo complejo de la situación económica puede influir en que en el 2019 decrecieron un 6% las compras innecesarias.

Fuente: Perfil del Consumidor 2019, White Rabbit - Saatchi & Saatchi.