Por: José David Guevara Muñoz.   27 abril

Todo se resume en una respuesta: invertir en el salario emocional en las organizaciones.

¿Y eso qué significa?

“Es fortalecer los equipos de trabajo, sacar un máximo aprovechamiento del talento humano, escuchar ideas y percepciones, mostrar gratitud, promover una cultura organizacional positiva”, responde la psicóloga y consultora empresarial Verónica Gutiérrez.

De acuerdo con esta profesional, es en las personas donde se encuentra el mayor potencial de toda compañía.

"El salario emocional no es una utopía. Según la Asociación Española para la Calidad, se trata de ´un concepto asociado a la retribución de un empleado, en la que se incluyen cuestiones de carácter no económico, cuyo fin es satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador, mejorando la calidad de vida del mismo, fomentando la conciliación laboral'”.

Gutiérrez aporta 12 recomendaciones concretas para promover el salario emocional en tiempos del COVID-19, las cuales serán explicadas y profundizadas por la psicóloga en un artículo en proceso de publicación en EF y en el que se detallarán los beneficios para las organizaciones que invierten en este campo.

1. Mostrar apertura por el diálogo constante y una comunicación fluida con el personal.

2. Promover el bienestar psicológico.

3. Contar con espacios con actividades para la recreación física y mental.

4. Flexibilización de horarios laborales.

5. Promover relaciones interpersonales armoniosas.

6. Desarrollar un proceso de innovación y resiliencia corporativa en el cual se invita a los colaboradores a participar.

7. Establecer un programa de educación y capacitación en competencias técnicas, desarrollo personal y habilidades blandas.

8. En el día a día saludar a los colaboradores.

9. Crear un espacio físico con mensajes positivos.

10. Brindar posibilidades de teletrabajo.

11. Mostrar reconocimiento y gratitud ante los logros.

12. Realizar iniciativas de voluntariado en la comunidad inmediata.

“Por supuesto, para impulsar el salario emocional, el concepto debe iniciar por culturalizarse a través de los líderes. Éstos deben reconocer la importancia que representa, qué significa, para qué se hace y cómo se debe incentivar”, afirma la consultora empresarial.