Opinión

Desaprender es más difícil que aprender

La huella inicial que se marcó en nuestro cerebro no se borra nunca: se puede ajustar y hasta formar una nueva huella “corregida” pero no borramos la original

Los seres humanos aprendemos naturalmente y de manera constante, un rasgo fundamental que nos ha permitido sobrevivir como especie y habitar gran parte del planeta.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.