Opinión

Editorial: El MOPT necesita una reforma

La figura de la desconcentración existente implica el desplazamiento de potestades públicas

“Vamos a cerrar el Conavi y sus hermanitas perversas” fue una las promesas incumplidas de campaña del expresidente Luis Guillermo Solís. Este propósito fue precedido por el frustrado proyecto de ley remitido por la administración Chinchilla en mayo del 2013, adoptando una de las recomendaciones del Grupo de Notables conformado en ese entonces para mejorar la gobernabilidad del país, el cual pretendía “reconcentrar cualquier actividad o competencia que previamente haya sido desconcentrada, parcial o totalmente, respecto a cualesquiera órganos desconcentrados de la Administración central, regulados por ley o reglamento”.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.