Opinión

Editorial: Sensatez y responsabilidad

Si al Gobierno podemos reprocharle su predilección por más tributos y endeudamiento sin mucho compromiso con las reformas estructurales, a las fracciones del PUSC y del PLN hay que señalarles que es imposible quedarse de brazos cruzados

La situación hacendaria de Costa Rica es seria; lo ha sido desde hace varios lustros y la pandemia la agravó. Superada la intransigencia mostrada por el Partido Acción Ciudadana (PAC) cuando fue oposición y la irresponsabilidad fiscal de la administración de Luis Guillermo Solís, este gobierno encontró un ambiente propicio para avanzar hasta alcanzar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Con mil tropiezos se logró en su momento la aprobación de la transformación del impuesto de ventas en el IVA, la creación del impuesto a las ganancias de capital y se introdujo la llamada “regla fiscal”, entre otros cambios. Las reformas aprobadas han hecho que los ingresos del Gobierno aumenten, pero todavía queda mucho trecho por recorrer.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.