Por: Julio Castilla Peláez.   1 marzo
La Cámara de Comercio está de acuerdo con la emisión de eurobonos que procura el Gobierno, siempre y cuando se cumplan cinco tareas prioritarias. (Foto: Shutterstock para EF).
La Cámara de Comercio está de acuerdo con la emisión de eurobonos que procura el Gobierno, siempre y cuando se cumplan cinco tareas prioritarias. (Foto: Shutterstock para EF).

El Gobierno de la República, por medio de su ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, urge a la Asamblea Legislativa la aprobación de $6.000 millones para pagar compromisos a corto y mediano plazo (6 años). Las implicaciones de no hacerlo serían alzas de interés, devaluación del colón y una mayor inflación.

En el 2012 se emitieron bonos con justificaciones similares y 7 años después estamos en las mismas. La pregunta lógica es, ¿por qué? La respuesta es fácil, no se tomaron medidas para la contención del gasto, la fiesta con fondos públicos siguió.

Bajo la premisa de que las consecuencias de un NO a los eurobonos las pagan en mayor medida los más necesitados, debemos exigir al Gobierno al menos cinco tareas por cumplir antes de aprobar cualquier emisión.

1. Cambios a la Reforma Procesal Laboral en lo que respecta al derecho de huelga.

Urge, como primer paso, aprobar cambios que impidan las huelgas en servicios esenciales. Ya conocemos la reacción de los sindicatos a cualquier reforma de empleo público. Con un sindicalismo desvirtuado, donde siempre prevalece el interés gremial sobre el del país, no nos podemos permitir los abusos que cometieron en la última huelga.

2. Reforma de empleo público.

Urge contener el gasto y los privilegios que gozan una minoría y que sostienen una mayoría.

Reducir el desempleo

3. Reactivación económica.

Hay que establecer medidas urgentes para reducir el desempleo y la informalidad. Por espacio menciono dos que se pueden implementar a muy corto plazo, educación dual y cambios en la Caja Costarricense de Seguro Social para permitir contrataciones parciales, pagando proporcionalmente el tiempo laborado.

4. Lucha contra la evasión fiscal.

Urgen medidas para incentivar la formalización de pequeñas empresas y una mayor fiscalización por parte del Ministerio de Hacienda para evitar malas prácticas de algunas compañías, que afectan a quienes sí trabajan bajo las políticas fiscales establecidas.

5. Gobierno digital.

Los beneficios de digitalizar son, entre muchos, la transparencia, agilidad y un mejor servicio al ciudadano y al sector privado. Un ejemplo de ineficiencia en este punto es no haber implementado un sistema único de compras públicas, lo cual nos cuesta –según cálculos de la Contraloría General de la República– un 2% del PIB.

“Debemos exigir al Gobierno al menos cinco tareas por cumplir antes de aprobar cualquier emisión de eurobonos”.

La Cámara de Comercio ha sido propositiva y planteado soluciones en esos cinco desafíos.

Estamos de acuerdo con la emisión de eurobonos, pero con la condición de que se cumplan esos cinco puntos prioritarios. De lo contrario, dentro de siete años estaremos ahogados.