Por: Carlos Cordero Pérez.   18 noviembre, 2020
Las plataformas de comercio electrónico están identificando oportunidades en la región. (Foto cortesía Oliba)
Las plataformas de comercio electrónico están identificando oportunidades en la región. (Foto cortesía Oliba)

Los emprendimientos tecnológicos Ingo y Oliba anunciaron sus planes de expansión en la región centroamericana de sus servicios de comercio electrónico para pequeñas empresas.

Ingo es una startup fundada por Franco Palacios y Giulliano D’Ambrosio que vieron una oportunidad en la actualización de las tiendas en línea en tiempo real de los productos disponibles. Ambos desarrollaron una aplicación para búsquedas y compras de productos en dispositivos móviles.

El emprendimiento recibió una inversión de capital de $10 millones (unos ¢6.007 millones) a 12 meses que permitirá confeccionar un equipo de 500 colaboradores y facilitar la expansión de la firma OMNi en Centroamérica, México y el Caribe.

Ingo es una startup fundada por Franco Palacios y Giulliano D’Ambrosio. (Foto para EF)
Ingo es una startup fundada por Franco Palacios y Giulliano D’Ambrosio. (Foto para EF)

Ingo se integrará como parte de los servicios y el desarrollo de la vertical de estilo de vida de la app de OMNi, junto con los que ya existen en movilidad y fintech.

“Seguimos apostando por la mejora de los servicios comunes centrados en las necesidades de los usuarios”, dijo Nayid Aguilar, CEO de OMNi.

Oliba, por su parte, anunció que su objetivo es tener presencia en la región en los próximos seis meses y llegar a otros tres mercados en los próximos tres años.

La empresas indicó que estableció como meta reunir $100.000 (unos ¢60 millones) para desarrollar la primera fase del plan, la amplificación de la oferta de mercadeo y mejorar el diseño y la experiencia de usuario en función de la expansión internacional de la plataforma.

Oliba inició operaciones en marzo del 2019 con la propuesta de crear una tienda en línea en 24 horas, así como facilidades de gestión, pasarela de pago y logística de entrega.

Sus fundadores también identifican oportunidades de negocio debido a la demanda de plataformas comercio electrónico en la región con costos adecuados para pequeñas empresas, incluyendo minoristas, restaurantes y área de servicios.

Javier Madrigal y Pietro Sudassasi son los cofundadores de Oliba. (Foto archivo)
Javier Madrigal y Pietro Sudassasi son los cofundadores de Oliba. (Foto archivo)

Pietro Sudassasi, co-fundador de Oliba, destacó la necesidad para las pymes de contar con servicios de plataformas de comercio electrónico.

El servicio es usado actualmente por 1.500 empresas que comercializan cosméticos, ropa y productos y servicios de salud, entre otros.

Oliba destacó que existen 267,4 millones de compradores digitales en Latinoamérica y se espera que crezca un 31% para el año 2024, mientras que las ventas en línea aumentarían de $70.000 millones en el 2019 a $116.000 millones para 2023.

En octubre anterior la firma Fygaro, que también ofrece una plataforma regional de comercio electrónico, fue la ganadora del Visa Everywhere Initiative (VEI) para América Latina y el Caribe 2020.