Gerencia

Más negocios apuestan a la sostenibilidad: conozca ejemplos y cómo aplicarla en su pyme

Varias iniciativas impulsan que las empresas se incorporen a proyectos ambientales y rediseñen sus modelos de negocios

Una alianza entre la Asociación Costa Rica por Siempre (ACRXS) y la firma CREO Capital permitirá canalizar recursos del sector privado y público hacia el desarrollo sostenible, la conservación del medio ambiente y el bienestar de las comunidades.

El esfuerzo conjunto hará posible llevar a varias zonas del país procesos de innovación y capacitación para desarrollar y fortalecer emprendimientos sostenibles, con aportes de capital y apoyo técnico de la organización no gubernamental (ONG) y la empresa de inversiones, de forma mixta.

“Ante la degradación del medio ambiente y la pérdida de especies, se hacen necesarios nuevos modelos y una participación activa del sector privado en los esfuerzos de conservación”, resaltó Mónica Gamboa, gerente de conservación marina de ACRXS, una asociación sin fines de lucro, de carácter privado, creada en 2010 con la misión de procurar la conservación de los ecosistemas marinos y terrestres a perpetuidad.

En este marco, CREO Capital invertirá a futuro en algunas zonas del país con un novedoso enfoque que combina preservación del ambiente y bienestar de las comunidades.

“La alianza nos permite viabilizar de forma responsable nuestro compromiso de servir como interlocutor y facilitador entre los sistemas financieros privados y los ecosistemas naturales y humanos”, dijo Cristián Roberts Castro, socio de CREO Capital, firma enfocada en impacto por medio de capital privado inmobiliario con beneficios ambientales y de sustento a las comunidades

Roberts recalcó que el capital natural genera beneficios económicos y ambientales sostenibles que respaldan economías dinámicas, saludables y resilientes.

La sostenibilidad ambiental crece como eje de los modelos de negocios para responder a las demandas crecientes del mercado y asegurar el desarrollo futuro de las empresas ante consumidores, especialmente las nuevas generaciones, más exigentes de productos y servicios enfocados en la salud, el bienestar y el ambiente.

Empresas de diferente tamaño y sector muestran cómo hacerlo. “El programa de sostenibilidad cubre todas las operaciones de la organización y se enfoca en acciones de índole social, ambiental y económico”, dijo Silvia Pérez-Baires, encargada de responsabilidad social y sostenibilidad de Auto Mercado.

Urbanas y rurales

Las micro, pequeñas y medianas empresas también están obligadas a replantear sus negocios, rediseñando sus productos o servicios, sus procesos y sus prácticas, tanto a nivel rural como urbano.

El Fondo Verde para el Clima (GCF, por sus siglas en inglés) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) anunciaron la firma de un acuerdo para apoyar iniciativas de adaptación y resiliencia climática de la agricultura y la ruralidad en los países de las Américas. El IICA podrá concursar por recursos para el desarrollo de proyectos con un valor máximo de $50 millones por iniciativa.

El GCF, que promueve un cambio de paradigma hacia vías de desarrollo con bajas emisiones y que sean resilientes al clima, ha asignado $1.850 millones en 41 proyectos climáticos en América Latina y el Caribe para tomar medidas urgentes de mitigación y adaptación. La asociación con IICA aumenta el financiamiento en la región.

El IICA tiene aprobados y en etapa de implementación dos proyectos en modalidad preparatoria financiados por el GCF que beneficiarán a 17 países de América Latina y el Caribe, orientados a incrementar la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos y propiciar así un mayor balance entre la emisión de carbono y su captura, así como generar impactos positivos para los servicios de los ecosistemas.

Otra iniciativa es la de Proyectos Corales en Samara, Guanacaste, una organización formada por la comunidad cuyo objetivo es devolver la bahía a su estado natural. Según Alex Dakov, de Agua NEA, este fin de semana realizan un evento de presentación para empresas de la iniciativa. Agua NEA es una iniciativa que promueve el uso de aluminio en sustitución del plástico.

La iniciativa se originó hace tres años con un primer proyecto de restauración de corales ejecutado íntegramente por la comunidad. Con el apoyo del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) se brinda formación en el oficio de “restaurador de coral”.

El proyecto está en pleno proceso de expansión y tiene el objetivo de plantar más de 10.000 corales durante el próximo año, “convirtiendo a Sámara y a Costa Rica en un referente en el turismo de sostenibilidad”. Según Dakov, el sitio —donde desaparecieron más del 90% de corales— ha pasado a ser un arrecife sano y lleno de vida.

Al asumir la sostenibilidad en su modelo de negocios, las empresas deben ir más allá de programas filantrópicos, de voluntariado, o iniciativas separadas de su oferta y de su operación.

¿Cómo se hace?

En el caso de Auto Mercado desde el año 2013 se incorporó como uno de sus valores y se fue avanzando, pues es un proceso, para convertir la responsabilidad social en un eje estratégico que oriente todas sus actividades.

“Para cualquier empresa es crucial poder contar con programas de sostenibilidad ya que le permiten identificar cuales son los aspectos relevantes para la continuidad del negocio”, destacó Pérez. “El identificar todos estos aspectos, reduce riesgos de operación, riesgos legales y genera ahorros por eficiencias operativas”.

Las acciones de sostenibilidad abarcan lo económico, social y ambiental.

En la dimensión social se gestionan dos grandes áreas. Una es a nivel interno y tiene como propósito maximizar el bienestar de los colaboradores por medio de ayudas solidarias, educación financiera y apoyo emocional cuando aplica. Otra es a nivel externo con apoyo de clientes y proveedores.

Además, se participa en la alianza público-privada para realizar campañas de sensibilización sobre el cáncer de mama y brinda mamografías para mujeres vulnerables en zonas alejadas, identificadas por la Caja Costarricense del Seguro Social y realizadas por la Clínica Bíblica, para contribuir con el plan nacional de tamizaje en donde más se necesita.

En la dimensión ambiental se trabaja en programas como bandera azul, con un enfoque operacional, para gestionar los riesgos ecológicos e identificar oportunidades para generar eficiencias y un compromiso de los colaboradores, clave para todo programa de sostenibilidad.

Pérez indicó que también se mide la huella de carbono anualmente y se realizan gestiones para reducir la emisión de gases refrigerantes, que tienen el mayor peso en la huella, y se trabaja en una campaña para sensibilizar a los clientes sobre los tipos de plástico que son fáciles de reciclar y cuáles no.

Auto Mercado también está migrando para ofrecer empaques reciclables en los productos propios para fin del 2022 y, por medio de la Ecomóvil, se recogen los plásticos para darles un fin que lleve a la circularidad.

Recomendaciones

Pérez enumeró las condiciones y recomendaciones para que las mipymes desarrollen un modelo de negocios basado en la sostenibilidad:

Compromiso: la condición más importante es que debe existir un compromiso de las personas propietarias, socias y gerentes de las empresas para apoyar las diferentes iniciativas y el cambio de modelo.

Identifique riesgos: las empresas deben tener un diagnóstico de los riesgos y aspectos que son claves para la operación del negocio en las tres dimensiones de la sostenibilidad (económica, social y ambiental).

Redefina la operación: en el contexto actual, en donde la diferenciación es clave para muchos productos, se debe rediseñar el tipo de empaque, la manera en cómo se transporta o cómo se desecha.

Defina acciones e indicadores: se debe determinar cómo minimizar los riesgos y la forma cómo se operará según el enfoque sostenible, así como indicadores que permitan cuantificar los resultados y medir los avances o retrocesos para tener un buen uso de los recursos.

Proceso: las mipymes tienen muchas oportunidades porque pueden comenzar con pequeñas acciones que se puedan medir. Esto se puede traducir fácilmente en eficiencias y mejora en los costos.

Investigue: realice una investigación sobre cómo se aplica la sostenibilidad y qué hacen las empresas de la industria en que se encuentra su empresa.

Identifique oportunidades: revise los informes de sostenibilidad de las compañías a las que es proveedora para identificar qué hacen, que planean y qué les falta hacer en sostenibilidad, para identificar oportunidades y ofrecer insumos o servicios sostenibles.

Participe en alianzas: el camino hacia la sostenibilidad se procura contribuir y sumar, no competir, desafiando los modelos que se enfocan únicamente en el valor financiero. “Por eso hay que buscar alianzas”, dijo Pérez. “Las alianzas público-privadas son un camino muy interesante para lograr muchos cambios y potenciar las oportunidades”.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".