Por: Carlos Cordero Pérez.   21 abril
Recuerde que el mayor activo de su empresa es el conocimiento y la experiencia de sus colaboradores y lo requiere ahora durante la crisis y para la recuperación le dará la ventaja frente a sus competidores. (Imagen archivo GN)
Recuerde que el mayor activo de su empresa es el conocimiento y la experiencia de sus colaboradores y lo requiere ahora durante la crisis y para la recuperación le dará la ventaja frente a sus competidores. (Imagen archivo GN)

La crisis causada por el coronavirus y las medidas de emergencia implican adaptaciones de las empresas y de sus colaboradores, las cuales a su vez implican tensiones, preocupaciones y ansiedad.

Las empresas de todos los tamaños han tenido que correr para asegurarse una adecuada implementación de las políticas de salud y seguridad.

La responsabilidad de los emprendedores y de los departamentos de recursos humanos, en las empresas que los tienen, también debe abarcar el apoyo a los colaboradores con información adecuada y oportuna.

El mindfulness, la capacidad de gestionar la salud emocional de los colaboradores, es clave para ayudar en la atención de la crisis actual.

Recuerde que durante la crisis y para la recuperación, el conocimiento y la experiencia de sus colaboradores es clave para su competitividad.

Sol Echeverría, docente de Lead University, recomienda que las empresas se preparen tanto en aspectos legales, para aplicar las medidas laborales pertinentes, como para velar por la efectiva operación de las distintas áreas o puestos.

1. Asegúrese que la organización cuenta con buenas plataformas tecnológicas de colaboración (muchas empresas de tecnologías las están ofreciendo gratuitamente durante la crisis).

2. Ayude a que todas las personas y los equipos tengan claros los objetivos durante este período.

3. Garantice una buena comunicación interna basada en datos veraces y oficiales.

4. Converse con sus colaboradores para conocer sus principales necesidades, desafíos y expectativas en este momento, para tomar decisiones basadas en datos de las personas.

5. Aproveche la crisis para identificar mejoras que puedan permanecer una vez pasada la emergencia, para que prevalezcan los aprendizajes.

6. Ayúdele a su gente a mantener la moral alta, escuchando y facilitando conversaciones relevantes.

7. Apoye a los colaboradores y líderes de equipos para que puedan ser facilitadores del cambio y buenos líderes para sus equipos en estos momentos.