Historias

Hotel Arenas del Mar se integra a red global de turismo en lugares exóticos, de alto nivel y enfocada en la sostenibilidad

Desde abril es miembro de Beyond Green, una red de 29 hoteles, complejos turísticos y albergues en todo el mundo

La atracción de clientes, en especial en épocas difíciles, depende de las estrategias que se implementen a nivel de productos, servicios e innovación, precios y mercadeo, entre otros. También de las alianzas y la incorporación a redes locales, regionales o globales que coloquen la marca en la mira del mercado meta.

El Hotel Arenas del Mar, ubicado en playa Manuel Antonio, Quepos, fue elegido como miembro de Beyond Green, una red de 29 hoteles, complejos turísticos y albergues que ofrecen una variedad de experiencias para los huéspedes en ubicaciones en todo el mundo como Tahití, Polinesia Francesa, Sudáfrica, Kenia, Namibia, Grecia, Belice, Chile, Italia y Estados Unidos (Laguna Beach, Wilson), entre otros sitios.

“No somos el típico hotel. Somos un hotel especial”, dice Hans Pfister, co-propietario de Cayuga Collection, que administra el del Hotel Arenas del Mar.

Hans, originario de Alemania, fundó Cayuga Collection junto con la costarricense Andrea Bonilla. Se conocieron a mediados de la década de los noventas cuando estudiaban en la Universidad de Cornell, en Ithaca, Nueva York. Andrea estuvo trabajando en África y Hans regresó a Alemania y en 1999 se vino definitivamente a Costa Rica, que había conocido en 1995.

Andrea, como gerente, y Hans, como encargado de mercadeo, trabajaron unos años en un hotel de la zona sur. Pero la persona para la cual trabajaban decidió regresar a su país de origen. Entonces ellos decidieron, en 2003, decidieron fundar Cayuga, una empresa especializada en administrar hoteles enfocados en turismo de alto nivel y sostenible.

La firma se hace cargo de la gerencia cuando un propietario de un hotel prefiere delegar esa labor, tanto por la experiencia y las competencias de compañías como Cayuga como para dedicarse a otras actividades. En la actualidad Cayuga administra siete hoteles en Nicaragua, Panamá y Costa Rica, incluyendo acá Kurá, en Uvita (al sur de Manuel Antonio), Senda (en Monteverde), Aguas Claras (Puerto Viejo, Caribe Sur) y Grano de Oro (San José).

Arenas del Mar surgió en 2007. “En plena crisis financiera”, recuerda Hans pues el sector turístico es muy sensible a los vaivenes de la economía. Fue fundado por un grupo de inversionistas y Hans y Andrea estuvieron involucrados desde el inicio en su construcción, pues les correspondía asumir su administración.

Desde su nacimiento Arenas del Mar se enfocó en el turismo de lujo y sostenible, precisamente el nicho de mercado de Cayuga. En 2012, junto con las otras marcas gestionadas por Andrea y Hans, se fortalecieron las prácticas ambientales.

Por ejemplo, se empezó a impulsar el uso de botellas reutilizables o de acero inoxidable para eliminar las de plástico. La iniciativa fue reconocida por revistas internacionales de renombre en la industria turística. No fue el único cambio a favor de la sostenibilidad impulsado en aquel momento.

Arenas del Mar se ubica en un sitio privilegiado. Hay acceso directo a dos playas y las habitaciones (algunas a veinte metros de la playa) tienen amplias vistas y están rodeadas de vegetación, de forma que no se ven desde la playa. El hotel cuenta con habitaciones sencillas para familias, grupos de amigos y parejas (desde $270 hasta $1.500 por noche) y tarifas reducidas para el mercado local hasta la temporada alta que inicia a final de este 2021.

El hotel se ubica dentro de una reserva privada de cinco hectáreas de bosque en la cual se puede observar la misma flora y fauna que en el Parque Nacional Manuel Antonio.

Hans dice que los turistas pueden observar tres especies de monos, dos especies de perezosos, tucanes, lapas rojas y diferentes tipos de aves e incluso últimamente se ha visto un ocelote. En flora también se cuenta con plantas propias de la zona. Se cuenta con pasajes para caminatas y las familias o parejas pueden solicitar la asistencia de un guía.

El tercer atractivo del hotel es la vista al Parque Nacional Manuel Antonio, de las playas y de las islas que están al frente, pues es un terreno quebrado y las habitaciones se distribuyen en la colina. También hay un restaurante cerca de la playa y otro en la parte alta, con vista al paisaje completo.

Los turistas, además, pueden disfrutar de todos los sitios y actividades que hay en la zona, incluyendo kayaking, rafting, surfing, visita a cataratas y montañas cercanas.

La integración a Beyond Green en abril de este año permite fortalecer su posicionamiento y atracción de visitantes en el segmento de turismo de lujo y sostenibilidad. Hans explica que para pertenecer a esta red se pasar un proceso de selección muy cuidadoso en el que se comprueba el cumplimiento de los estándares en calidad y ambiente.

Para el hotel implica obtener beneficios que van desde las credenciales obtenidas hasta una mayor promoción en el segmento de lujo y ambiental, especialmente en esta coyuntura donde las personas vacunadas en Estados Unidos o Europa que no fueron afectadas por la crisis desean visitar nuevos sitios, después del confinamiento y cierre de aeropuertos durante buena parte del 2020.

Un estudio realizado en 18 países de la firma Kerry, dedicada al sector de nutrición, confirman que al menos la mitad de los consumidores a nivel global y el 75% en América Latina demandan beneficios y prácticas de sustentabilidad tales como envases sostenibles, preservación ambiental, carbono neutralidad, conservación del agua y colaboración con las comunidades.

El informe indica que las nuevas generaciones tienen mayores demandas en el campo ambiental, así como que el poder adquisitivo global de los consumidores que ya están comprometidos con la sostenibilidad asciende a $382.000 millones.

Arenas del Mar ha implementado varias iniciativas en esa ruta, que le permitieron lograr las credenciales para integrarse a Beyond Green, como programa de compostaje (se reciclan residuos orgánicos mediante una lombricultura avanzada, basado en un sistema de compostaje), paneles solares para calentar el agua y sistema eléctrico subterráneo (para no perturbar la vida silvestre circundante).

Aparte del entrenamiento de personas locales que pueden ser colaboradores e integrarse a la planilla, también se adquieren productos ecológicos de la zona y, mediante el programa Dock To Dish, se apoya a pescadores locales para proporcionar productos frescos, locales y capturados de forma sostenible.

Hans indicó que actualmente el hotel Arenas del Mar estará retomando los planes de expansión que tenía antes de la pandemia, especialmente para atender la recuperación del sector, esperada a partir de noviembre y diciembre, que marcan el inicio de la temporada alta.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".