Historias

Mawi, la startup de servicios domésticos, incrementa facilidades y espera apoyarse en incubadoras internacionales para dar el salto a América Latina

La plataforma fue lanzada a principios de este año 2021 y ya tiene más de 745 clientes y 100 proveedores de servicios

La plataforma en línea de Mawi para solicitar servicios domésticos de limpieza, reparación o jardinería ya lleva cuatro meses de operar con un balance que sus fundadores destacan positivamente, incrementará facilidades y espera incorporarse a alguna incubadora de Sudamérica o México que le permita dar el salto regional.

“La respuesta de los clientes es muy buena”, recalcó Sergio Monge, socio fundador y CEO de Mawi. “Una décima parte de los clientes compran servicios más de una vez por mes. Nuestro foco son estos clientes”.

Monge impulsó Mawi junto con Federico Ramírez, quien se especializa en finanzas y conoce el sector informal local y regional. Actualmente la startup tiene 17 colaboradores, que incluyen programadores, representantes de servicio al cliente y de servicios a los proveedores, y mercadeo.

Los programadores desarrollan proyectos informáticos a otras empresas, lo que genera recursos para la inversión en la plataforma de servicios domésticos de Mawi.

Los servicios de Mawi son brindados por proveedores independientes en áreas de construcción y mantenimiento, limpieza y electricidad, desde instalación de ventanas, enchapado de paredes, jardinería, pintura, puertas y portones de viviendas, lavado de sillones, mantenimiento de piscinas, fontanería y lavado de vehículos a domicilio, entre otros.

La opción de internacionalización está en el mapa de ruta de la startup, dado que en la región hay un amplio sector informal que requiere apoyo, formación y plataformas para brindar servicios, bancarizarse y legalizarse.

Dar este paso a nivel de otros países requiere recurrir a programas de aceleración en México o naciones sudamericanas.

El estudio del Estado de las Capacidades en Ciencia, Tecnología e Innovación presentado el pasado 24 de junio por el Programa Estado de la Nación indica que las startups logran validar sus productos y servicios a nivel local, pero el tamaño del mercado es una limitante para convencer a inversionistas externos o lograr fusiones y adquisiciones que les permitan dar el salto al exterior.

En el caso de Mawi, a partir de los ingresos generados por proyectos informáticos, invierte en la plataforma de servicios a domicilio, en capacitación de los proveedores y en nuevas facilidades. “Estimamos que en noviembre obtendremos ganancias”, afirmó.

En su haber la startup acumula más de 745 clientes de la Gran Área Metropolitana, a quienes se ha brindado servicios especialmente de limpieza de hogares (50%) y de jardinería, lavacar y mantenimiento en general, en especial. Los clientes solicitan los servicios mediante aplicaciones (web para utilizar el navegador y apps de Android, Huawei y iOS). “Es una plataforma que soluciona la búsqueda de opciones”, recalcó Monge.

Para ello se cuenta con más de 100 proveedores certificados (se realiza un filtro para verificar idoneidad), bancarizados en su totalidad, registrados como contribuyentes (80%) y que han obtenido ingresos por más de ¢4 millones en total. El 20% de los proveedores están en proceso de capacitación pues son de reciente incorporación.

La plataformas se lanzó hace cuatro meses, pero desde hace dos se inició un proceso de mayor promoción.

La legalización de los proveedores es parte del proceso para brindar un servicio seguro. Cada uno debe, además, cumplir los requisitos y una revisión para evitar casos de suplantación de identidad, situación migratoria irregular o situaciones penales.

En agosto se dispondrá de seguros que permitan cubrir daños a los bienes de los clientes o accidentes de los proveedores cuando están brindando sus servicios.

Durante el segundo semestre también se lanzará un servicio de remodelación y refrescamiento de espacios domésticos de trabajo de los clientes, con opciones de financiamiento bancario, que se gestiona desde la app.

Antes del fin de año se tendrá, además, una plataforma de educación financiera para los proveedores, de forma que puedan llevar control de sus finanzas y fijarse objetivos de ahorro e inversión.

Monge indica que, hasta el momento, el único inconveniente que se ha presentado es con algunos proveedores que no cumplen el servicio el día y hora pactados, pero que en estos casos se reprograma su visita o con otro proveedor. Lo mismo ocurre con clientes que no quedan satisfechos, la mayoría de las veces por algún problema de comunicación sobre lo que requerían. Para estas situaciones se revuelven por medio del servicio al cliente.

Para la internacionalización del servicio, Mawi está concursando para ingresar a los programas de aceleración de emprendimientos de base tecnológica Startup Chile y 500 Startups de México. Recientemente concluyó un proceso de incubación con la aceleradora Emprelatam de Argentina.

“Es un proyecto a largo plazo”, enfatizó Monge. “El objetivo es convertirse en focalizador de formalización de proveedores en América Latina”.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".