Por: Carlos Cordero Pérez.   30 enero
Nicole y Nadia Aldana reconocen que su presencia, la comunicación y el acercamiento con las clientes determinan la diferencia para su empresa. (Foto Mayela López)
Nicole y Nadia Aldana reconocen que su presencia, la comunicación y el acercamiento con las clientes determinan la diferencia para su empresa. (Foto Mayela López)

En tiempos difíciles como los actuales para el comercio, Nadia y Nicole Aldana subrayan que lo esencial para los emprendedores es perseverar.

Y lo demuestran: tomaron decisiones que no fueron sencillas y están impulsando nuevas estrategias para su empresa de Aldana Boutique.

Después que terminaron la secundaria, ellas iniciaron sus estudios universitarios, dieron el salto a la televisión y empezaron su negocio hace 13 años.

Nadia estudió en el Colegio del Divino Pastor, en el Alto de Guadalupe, mientras Nicole se graduó en el Liceo de Moravia.

Combinaron la universidad con diferentes trabajos en eventos, la televisión (con A Todo Dar) y otros proyectos.

Nadia empezó a estudiar ingeniería de sistemas en la Universidad Latina y al año dio el salto a administración de negocios con énfasis en banca y finanzas. “Me encantan los números”, dice.

Nicole estudió publicidad y luego administración con énfasis en mercadeo y ventas.

Entre estudios y trabajos surgió la idea del negocio.

(Video) Desde la experiencia de las empresarias Nicole y Nadia Aldana

La idea

En aquella época el esposo de Nicole –en ese entonces eran novios– traía ropa desde Guatemala para vender.

“Me gustó la idea”, dice Nicole.

Ella empezó a traer ropa de Panamá, especialmente, y la vendía a las amigas y a las amistades de ellas, a pagos.

Fue cuando él le sugirió instalar una tienda, aprovechando la popularidad que ambas habían alcanzado. Nicole le propuso el proyecto a Nadia.

No fue en balde.

Nadia quería dedicarse a un negocio que le permitiera compartir con los hijos, su gran anhelo. Pero no tenía idea de qué tipo de negocio podría ser.

Empezaron con los ahorros que tenían.

“No teníamos un gran capital, pero sí algo para empezar y lanzarlos al agua”, recuerda Nadia.

Además de renovar constantemente la línea de prendas, se brindan servicios de asesoria personalizada. (Foto Mayela López)
Además de renovar constantemente la línea de prendas, se brindan servicios de asesoria personalizada. (Foto Mayela López)
Primera tienda

La primera tienda de Aldana Boutique, en el Centro Comercial Los Colegios, se enfocó en ropa para mujer que traían de Los Ángeles, California.

Después de asesorarse con diferentes personas, iniciaron los trámites para abrir e iban definiendo cada uno de los detalles de la tienda.

La apertura la realizaron el 2 de noviembre del 2006, aprovechando la temporada de fin de año, y la respuestas fue muy positiva.

La tienda fue una novedad.

Dos años después abrieron en Heredia centro, enfocándose en ropa de hombre y en marcas de moda como Hollister y American Eagle.

Cuando los clientes les empezaron a preguntar por ropa de mujer, combinaron ambas líneas en las dos tiendas.

El 2009 fue el año del traslado de la tienda de Heredia centro al Paseo Las Flores.

Nadia estudió administración con énfasis en banca y finanzas. Siempre pensó en tener un negocio que le permitiera compartir con sus hijas y su hijo. (Foto Mayela López)
Nadia estudió administración con énfasis en banca y finanzas. Siempre pensó en tener un negocio que le permitiera compartir con sus hijas y su hijo. (Foto Mayela López)
Inicio digital

Para en ese entonces se extendió la noticia de la apertura de Plaza Lincoln e presentaron la solicitud para ingresar en el nuevo centro comercial.

Fueron elegidas, pues eran de la zona, pero mantuvieron la tienda de Los Colegios para ver qué pasaba.

Los clientes se dividían entre ambas tiendas, por lo que no tenía sentido mantener ambos puntos tan cercanos. Se quedaron en Plaza Lincoln.

En ese entonces dieron un paso que sería clave años después: empezó el auge de Facebook y empezaron a vender mediante el nuevo canal.

De forma complementaria lanzaron el sitio web. Como en esa época no era fácil brindar la posibilidad del pago en línea, sólo se mostraban los productos.

A partir del 2015 fue posible la compra en línea. Contrataron a un proveedor y como no dio la talla cambiaron a otro. Tampoco.

Los accesorios son fabricados por la hermana mayor, Natasha. (Foto Mayela López)
Los accesorios son fabricados por la hermana mayor, Natasha. (Foto Mayela López)
Decisiones difíciles

En 2014 decidieron cerrar la tienda de Paseo Las Flores. Ahí estuvieron cinco años y ya sentían los cambios en el mercado comercial.

Las ventas se reforzaron en la tienda de Plaza Lincoln, a la cual incluso llegaban clientes desde Heredia.

“Nos sentimos bendecidas y siempre muy agradecidas porque nos visitan gente de todas partes del país”, dice Nadia.

En el 2018 las ventas en el local habían bajado mucho. En cambio, las ventas en línea crecían, gracias a las redes sociales y WhatsApp.

Analizaron diferentes posibilidades, incluyendo quedarse solo con las ventas en línea, pero no podían dejar de lado a las clientes que prefieren probarse las prendas.

Como no descartaban la idea de tener sólo una oficina, cuando estaban viendo una opción en un edificio en Llorente de Tibás una de las muchachas les sopló que a la vuelta había varios locales en alquiler.

Se dieron una vuelta y les llamó la atención el que finalmente ocuparon por la ubicación y las condiciones.

Nicole estudió publicidad y admnistración con énfasis en mercadeo. Ella insiste que la pasión por lo que se hace es fundamental para el negocio. (Foto Mayela López)
Nicole estudió publicidad y admnistración con énfasis en mercadeo. Ella insiste que la pasión por lo que se hace es fundamental para el negocio. (Foto Mayela López)
Nuevo concepto

En el nuevo local en Tibás –adonde se trasladaron a mediados del 2019– están implementado otro concepto, más de show room, donde las clientes llegan, se prueban las piezas y pueden tener una mejor experiencia.

De hecho Nadia y Nicole empezaron a brindar asesorías personalizadas, al tiempo que mantienen las líneas de prendas de vestir, zapatos y accesorios para mujer, para ocasiones casuales o formales.

Los accesorios (aretes, collares y pulseras) son hechos por la hermana mayor, Natasha.

-¿Cómo se innova en este tipo de negocios?

“Hemos tratado y nos hemos preocupado por ofrecer ropa diferente y de otros lugares, como Nueva York y Colombia. Al final es un tema de gusto al elegir las colecciones y fijarse en las últimas tendencias”, explica Nicole.

Todos los meses se cambia la colección con prendas nueva.

Junto al cambio al local de Tibás, adonde llegan clientes de Pérez Zeledón, de Guanacaste y de otras regiones regiones, el año anterior cambiaron de proveedor para la tienda en línea y ahora utilizan la plataforma de la firma Nidux.

Nicole explica que la nueva plataforma es autoadministrable y que es más ágil hacer cambios, actualizar la página y subir las nuevas colecciones.

En octubre del año anterior Boutique Aldana obtuvo el premio del evento anual del E-Commerce Institute en la categoría de indumentaria y moda, que es un reconocimiento por las ventas en línea y por las buenas prácticas para las ventas en línea.

Para este año 2020 las hermanas Aldanas están considerando nuevos planes y estrategias para la nueva etapa de la boutique. (Foto Mayela López)
Para este año 2020 las hermanas Aldanas están considerando nuevos planes y estrategias para la nueva etapa de la boutique. (Foto Mayela López)
Nuevos planes

Con los años Nadia y Nicole han logrado delegar más en el equipo de trabajo, manteniéndose pendientes del negocio y muy al cuidado de los hijos y las hijas.

Nicole se hace cargo de la parte de mercadeo, incluyendo la gestión de las redes sociales; Nadia ve el área más administrativa; y entre ambas se dividen diferentes tareas.

Son muy conscientes de la cercanía con las clientes y la credibilidad que han logrado, por lo que reconocen que su presencia y la actividades en redes sociales (publicación de videos y transmisiones en vivo sobre recomendaciones para vestir) son fundamentales.

Por eso analizan las estrategias que implementarán en este 2020 para acercarse a las clientes de diferentes lugares del país, incluyendo eventos, otros puntos de venta, su propia marca de diseño y el canal de YouTube.

Al cumplir 13 años de empresarias, Nadia y Nicole repasan el recorrido.

Empezaron de cero, sin una visión muy clara de lo que implicaba tener un negocio. Pasaron distintas etapas. Tomaron riesgos. Y algunas decisiones se podrían haber tomado de otra forma.

En todo caso, Nicole y Nadie no dudan en destacar que el secreto para mantenerse es haber perseverado y haber tenido mucha pasión por lo que hacen.

“Para las dos es motivo de orgullo que estemos acá, con el negocio. Hemos visto otras tiendas lindísimas, pero ya no están porque la situación del país es muy difícil para los emprendedores. Nosotras seguimos adelante. No nos hemos rendido”, dice Nadia.

La nueva tienda, ubicada en Tibás, se enfoca en brindar la mejor experiencia de compra bajo el concepto de 'show room'. (Foto Mayela López)
La nueva tienda, ubicada en Tibás, se enfoca en brindar la mejor experiencia de compra bajo el concepto de 'show room'. (Foto Mayela López)