Por: Carlos Cordero Pérez.   16 octubre
Las ventas aumentaron desde el lanzamiento del sitio web. (Foto cortesía de Tamales Típicos Rafaeleños)
Las ventas aumentaron desde el lanzamiento del sitio web. (Foto cortesía de Tamales Típicos Rafaeleños)

Mayela Chacón empezó a vender tamales, usando la receta de la abuela, primero a los allegados y vecinos, luego los empezó a promover por redes sociales y desde que tiene su propio sitio web de comercio electrónico duplicó las ventas.

“El 50% de la producción se vende por medio del sitio web”, afirmó Mayela, propietaria de Tamales Típicos Rafaeleños.

Su oferta incluye tamales de frijol, muy solicitados en Semana Santa; de pollo y de carne de cerdo; de mostaza con papa; y veganos: sin grasa animal, sin caldo de cerdo y sin carne.

“El tamal vegano tiene una receta bonita”, asegura.

Mayela Chacón utiliza la receta heredada en la familia. (Foto cortesía de Tamales Típicos Rafaeleños)
Mayela Chacón utiliza la receta heredada en la familia. (Foto cortesía de Tamales Típicos Rafaeleños)

Cuando empezó con su propio negocio, hace cuatro años, lo hizo porque necesitaba estar con su papá y con la familia, después de mucho tiempo de trabajar en restaurantes.

Al inicio los vendía a los conocidos y vecinos en el centro de San Rafael de Heredia, donde vive.

Hace dos años empezó a utilizar las redes sociales, especialmente el Facebook, y la aplicación de mensajería WhatsApp. También se puede encontrar en Pinterest e Instagram.

Ambas herramientas le ayudaron a aumentar las ventas, pero cuando puso el sitio web -utilizando la plataforma de la empresa Nidux- el crecimiento dio un salto inesperado y sorpresivo.

La empresa ofrece varios tipos de tamales, incluyendo veganos. (Foto cortesía de Tamales Típicos Rafaeleños)
La empresa ofrece varios tipos de tamales, incluyendo veganos. (Foto cortesía de Tamales Típicos Rafaeleños)

Mayela dice que no para de responder llamadas telefónicas de pedidos.

Desde 2016 el crecimiento con redes sociales y página web sido de un 400% pasando de un promedio de 700 piñas en diciembre 2015 a 2.800 piñas en diciembre 2018; en Semana Santa se vendían cerca de 300 piñas y este año 2018 fueron 700.

Normalmente ella trabaja sola y en las temporadas altas se apoya con dos o tres muchachas que contrata, dedicándose en ambos casos de sol a sol y hasta fines de semana.

“Con lo que vendo puedo vivir holgadamente y darme un paseo especialmente luego del 25 de diciembre”, dice Mayela, que este viernes 18 de octubre cumple 61 años. “Me impresiona lo que ha crecido”.

Mayela recalca que hace tamales en forma artesanal, ella misma y en temporadas altas con la ayuda de varias muchachas contratadas. (Foto cortesía de Tamales Típicos Rafaeleños)
Mayela recalca que hace tamales en forma artesanal, ella misma y en temporadas altas con la ayuda de varias muchachas contratadas. (Foto cortesía de Tamales Típicos Rafaeleños)

Le compran personas y empresas. Los envíos los hace a través de Uber y encomiendas en los casos de pedidos que le han hecho de lugares fuera del Área Metropolitana.

“Llega mucha gente que ni conozco”, afirma sorprendida. “El sitio web vale la pena. Se ve la ganancia”.

Para las entregas Mayela indica que se pone de acuerdo con el cliente sobre cuál es la mejor forma de realizarlas. Tiene pendiente utilizar el servicios de Pymexpress de Correos de Costa Rica.

La oferta incluye comidas típicas y servicios de catering.

El elemento diferenciador es que son tamales 100% de elaboración artesanal, no de fábrica.

“La gente busca experiencias. Yo uso en los tamales una sazón antigua. Viene de la abuela”, dice Mayela.

En el fin de año aumentan las ventas, así como en Semana Santa. (Foto cortesía de Tamales Típicos Rafaeleños)
En el fin de año aumentan las ventas, así como en Semana Santa. (Foto cortesía de Tamales Típicos Rafaeleños)