Por: Joanna Nelson Ulloa.   12 diciembre, 2018

La startup costarricense Processim Labs fue galardonada como la mejor empresa de tecnología educativa (edtech, en inglés) en una competencia efectuada en la cumbre Seedstars Latam, en Lima (Perú).

El concurso fue organizado por el fondo de inversión de impacto ‘Inicia Educación’ y allí se enfrentó a otras cuatro startups de Chile, Argentina y Uruguay, tras un proceso previo de selección.

Processim Labs se dedica a desarrollar apps de simulación en el campo educativo que los profesores universitarios pueden emplear como juegos al impartir sus clases.

Javier Chan, uno de los integrantes de Processim Labs, recibió el premio de $5.000 producto del triunfo obtenido. (Foto: Processim Labs).
Javier Chan, uno de los integrantes de Processim Labs, recibió el premio de $5.000 producto del triunfo obtenido. (Foto: Processim Labs).

Javier Chan, uno de los líderes de la empresa, dijo a EF que el haber triunfado “es un gran voto de confianza viniendo de esas dos organizaciones: una por su gran exposición y experiencia a nivel mundial y la otra por su trabajo directo en el área de educación”.

La startup hoy vende sus aplicaciones en Costa Rica, Estados Unidos, Nicaragua, Panamá, Chile e India.

Hace unos días, la startup también fue distinguida en el evento TechCrunch Disrupt 2018, en Alemania. La empresa la componen Javier Chan, Hans Gatgens y Luis López. (Foto: Processim Labs para EF).
Hace unos días, la startup también fue distinguida en el evento TechCrunch Disrupt 2018, en Alemania. La empresa la componen Javier Chan, Hans Gatgens y Luis López. (Foto: Processim Labs para EF).

Pero no se quiere quedar ahí, sino que busca expandir su mercado.

Por ello, recientemente incluyeron el portugués como idioma en su simulador más vendido y Chan se encuentra en un evento en Río de Janeiro, Brasil, con el fin de tener su primer acercamiento al mercado brasileño.

“Nuestra meta para este 2019 es seguir aumentando nuestro portafolio de simulaciones, pero principalmente nuestra presencia en el mercado mundial. Darnos a conocer más. La gente sabe de la importancia de la educación, queremos presentarles nuestra propuesta sobre cómo mejorarla”, comentó Chan, ingeniero electrónico de 33 años.

El negocio también lo encabezan el ingeniero mecánico Hans Gatgens y el ingeniero eléctrico Luis López.

Hace menos de dos semanas la empresa participó en el evento TechCrunch Disrupt 2018, en Berlín (Alemania), y allí los distinguieron dentro de las startups más prometedoras en educación (top picks).

Desde febrero hasta octubre de este año, Processim Labs participó en la aceleradora Start-Up Chile, lo que les permitió aprender sobre ejecución, a ser más ordenados y llevar mejores métricas para medir su avance, expresó Chan.