En una segunda etapa se pasaría a la implementación del proyecto para brindar electricidad a hogares y empresas

Por: Carlos Cordero Pérez 27 enero, 2016
Franklin Chan Díaz indicó en el hecho relevante que el estudio de factibilidad, sobre la posibilidad de usar el hidrógeno como fuente de energía, durará tres meses.
Franklin Chan Díaz indicó en el hecho relevante que el estudio de factibilidad, sobre la posibilidad de usar el hidrógeno como fuente de energía, durará tres meses.

Ad Astra Rocket Company y la Municipalidad de Curridabat estudiarán la posibilidad de incorporar el hidrógeno como una alternativa de energía renovable en ese cantón.

En un hecho relevante publicado este miércoles 27 de enero, la compañía costarricense anunció que, en primera instancia, se realizará un estudio de factibilidad sobre el potencial del cantón para incorporar las tecnologías de hidrógeno en su matriz energética y como parte de los planes de ese municipio para generar energías renovables.

El hidrógeno es visto como el combustible del futuro, tanto por sus posibilidades de uso como por sus beneficios ambientales.

El acuerdo entre Ad Astra y la Municipalidad se concretó mediante un concurso de licitación pública abreviada por ¢21 millones, el cual fue adjudicado el pasado mes de diciembre.

En el hecho relevante, firmado por el representante legal de la empresa: Franklin Chang Díaz, se indica que el proyecto tiene una duración de tres meses y que sus alcances se darán a conocer el próximo mes de abril.

Agregó que, luego del estudio, se realizará una segunda etapa de implementación, la cual podría llevar a que los espacios públicos, los hogares y los edificios comerciales e industriales del cantón puedan autoabastecer su demanda energética.

En el comunicado se indica que la compañía cuenta con experiencia en el diseño e implementación de sistemas basados en las tecnologías del hidrógeno para el transporte y la energía.

La empresa también intentó desarrollar un proyecto similar —para generación de combustible para vehículos— con la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), el cual se vio frustrado debido a dudas jurídicas sobre la facultad de esta entidad estatal para producir biocombustibles.

El hidrógeno se puede obtener por la descomposición química del agua en oxígeno e hidrógeno a partir de la acción de una corriente eléctrica (electrólisis) generada por fuentes de energía renovable (solar fotovoltaica, eólica, etc.).

Este proceso divide el agua, produciendo oxígeno puro e hidrógeno.

El hidrógeno obtenido puede ser comprimido y almacenado en tanques por varios meses hasta que se necesite y se puede utilizar como cualquier combustible para producir calor, impulsar un motor, o producir electricidad.

Tiene la ventaja que reduce las emisiones contaminantes de CO2, óxidos de nitrógeno y azufre, no consume recursos naturales, y es abundante.