Por: Carlos Cordero.   14 noviembre, 2018
No haga clic en enlaces de emails, anuncios o enlaces sospechosos. Busque referencias en redes sociales o de otros compradores conocidos.
No haga clic en enlaces de emails, anuncios o enlaces sospechosos. Busque referencias en redes sociales o de otros compradores conocidos.

El Black Friday y las otras fechas de ofertas en Internet son una buena oportunidad para hacer compras, pero tenga en cuenta varios cuidados inevitables.

La idea es que usted no se comporte como esos clientes que salen del banco a contar el dinero retirado en media acera o confían en el primer desconocido que le pide cuidar su billetera o cartera.

“No se debe entrar a los sitios usando enlaces que han llegado por correo o mensajes ni ventanas emergentes con anuncios”, advirtió Rodrigo Calvo, profesor de la Universidad Cenfotec.

El especialista recomendó ingresar la dirección del sitio en el que se desea comprar directamente.

Además, algunos buscadores como Google avisan a sus usuarios si un sitio ha sido reportado como peligroso.

“Comprar en línea ofrece numerosas ventajas, como evitar hacer colas o comprar distintos productos de manera sencilla”, recordó Tania Magalhaes, directora regional de comunicación de PayPal.

1. Utilice contraseñas seguras

Al abrir una cuenta en una tienda en línea no use palabras cotidianas, nombres de familiares o fechas de cumpleaños para las claves.

Combine letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos. Use una contraseña diferente para cada cuenta.

2. Utilice una conexión segura

Las redes abiertas y públicas son perfectas para el robo de datos bancarios.

Allí los piratas informáticos capturan contraseñas, detalles de inicio de sesión e información financiera.

Navegar por Internet a través de redes wifi públicas es muy barato, pero no sabemos quién puede estar conectado.

A la hora de realizar transacciones en línea en las que tienes que compartir información personal, lo más indicado es hacerlo desde una red segura.

3. Utilice una computadora segura

Realice compras preferentemente desde una computadora y asegúrese que el equipo tiene actualizado el sistema operativo y utiliza siempre la última versión del antivirus.

Tampoco haga compras desde una computadora pública, en un café internet o desde la computadora de otra persona.

Si compra desde un celular o una tablet aplican las mismas recomendaciones: que sean equipos propios, seguros y actualizados.

4. Utilice tiendas seguras

En Internet hay numerosos sitios web, por lo que se recomienda comprar en tiendas seguras, conocidas y que brinden garantía.

Los sitios sospechosos se pueden detectar por los errores de ortografía, colores distintos al original (si es una página de phishing) o por cambios en la dirección de la página visitada.

También desconfíe de sitios que ofrezcan productos de marcas conocidas a precios muy bajos. Si algo es demasiado bueno para ser cierto, es posible que sea un engaño.

La página o sitio donde va a comprar debe ser de una empresa o marca reconocida.

5. Busque referencias

Es recomendable buscar la tienda en redes sociales y foros de discusión, donde pueda obtener información sobre la empresa o tienda en línea.

Asegúrese de si la tienda permite realizar envíos internacionales (si es de otro país) o a su dirección (si es local) antes de realizar la compra.

Revise que el sitio tenga un teléfono al que pueda llamar y una dirección física.

Infórmese de las condiciones de compra, entrega y devolución de la propia página e imprima y guarde una copia de la compra que realizó.

Asegúrese que el sitio utiliza mecanismos de seguridad para proteger la información y garantizar su autenticidad.
Asegúrese que el sitio utiliza mecanismos de seguridad para proteger la información y garantizar su autenticidad.
6. Cuidado con las trampas

No haga clic en enlaces de emails, anuncios o enlaces sospechosos.

En esta época del año es habitual recibir muchas ofertas y publicidades por correo.

Se debe tener mucho cuidado a la hora de hacer clic en los enlaces, ya que es muy probable que te lleven a un sitio poco seguro.

Si le interesa una oferta, es mejor que entre en la página web directamente y digite la dirección web letra por letra.

7. Revise detalles de seguridad

Asegúrese que el sitio utiliza mecanismos de seguridad para proteger la información y garantizar su autenticidad.

La dirección web debe usar el “https://“.

Fíjese si el navegador muestra el ícono de un candado cerrado antes de la dirección electrónica del sitio web.

También corrobore el color que le muestra el navegador en la barra de dirección. Como es usual, rojo es una advertencia de riesgo.

8. Forma de pago

La mayoría de los sitios permiten hacer el pago con tarjeta de crédito o con servicios como PayPal, que evita el tener que compartir la información de sus tarjetas con todos los sitios.

Si paga con tarjeta el sitio debe pedir su número de tarjeta, nombre del titular, fecha de vencimiento, dirección registrada y el código de verificación.

Nadie le va a pedir el número ni las claves de la cuenta bancaria. Si se la piden, no la dé.

Consulte a su banco si emite tarjetas para un único uso como las compras en línea o tarjetas adicionales con un monto máximo autorizado reducido, para minimizar el riesgo de cobros adicionales.

Es importante que su método de pago tenga un seguro contra robo y fraude.

Hay servicios para pagos de compras en línea donde usted compra y paga en la sucursal de la empresa de casilleros.

9. Revise su cuenta bancaria

Otra recomendación importante tras realizar compras online, es revisar los movimientos de la cuenta bancaria para ver si se hicieron los cargos correctos y todo está en orden.

Si ve algo sospechoso o transacciones que no realizó, póngase en contacto inmediatamente con su banco.

10. Sepa lo que comprará

Haga una lista de compras. Anote lo que verdaderamente necesita y establezca prioridades.

No gaste de más. Compre lo que tiene en la lista sin gastar de más.

Revise con calma las mejores ofertas y descuentos.