Tecnología

Así se logró la fusión de la desarrolladora tica Babel con una firma española del mismo nombre

Nueva empresa triplicaría ingresos, aumentaría empleo y mercados en los próximos años

La empresa desarrolladora costarricense Grupo Babel se integró a la firma española Babel la semana anterior. La fusión viene gestándose desde tiempo atrás y apunta a triplicar los ingresos, reforzar mercados actuales e ingresar a nuevos países en el continente.

Hace dos años, la firma fundada por los hermanos Edgar y Esteban Oviedo en 2002, empezó un proceso de reestructuración de capital, por la jubilación de uno de los socios, y buscaron inversionistas para apoyar y fortalecer la expansión que se venía teniendo.

“Aparecieron varios interesados y se tuvo incluso due diligence con tres”, contó Esteban Oviedo. El due diligence es un acuerdo bajo condiciones de confidencialidad para la evaluación de una compañía en un proceso de inversión, adquisición o fusión.

Una de las empresas con las que se firmó el acuerdo fue española, casualmente del mismo nombre: Babel. Pero las coincidencias iban más allá de la marca, pues cuentan con productos similares y su trayectoria paralela, pues la firma española fue fundada en 2003.

A los Oviedo también les llamó la atención la presencia geográfica de la firma española, que incluye mercados como España, Portugal, Marruecos, México, Perú y Chile, su crecimiento a partir de adquisiciones, apoyados por un fondo de inversión y, muy importante, fue la que hizo la mejor oferta. Las conversaciones entre los ejecutivos de ambas Babel iniciaron en agosto de 2021.

Para ese entonces, la desarrolladora costarricense mantenía un ritmo de crecimiento “exponencial” del 23% anual, activaba y fortalecía nuevas sedes (además de la sede central en Costa Rica, tiene operaciones en Panamá, Ecuador, Colombia, Honduras, Guatemala, El Salvador, México y República Dominicana). La planilla suma 450 colaboradores en esos nueve mercados.

El acuerdo se firmó el pasado viernes 17 de junio. Las dos compañías suman un total de 2.750 colaboradores, 14 mercados y suman 130 millones de euros en ingresos.

Esteban Oviedo asume el cargo de director de estrategia y negocios y Edgar Oviedo el de director país para Costa Rica.

El portafolio se compone ahora de los servicios de consultoría para transformación digital, ciberseguridad y big data de Babel de España y de los servicios de computación en la nube, Devops (automatización en la fabricación de software), aseguramiento de la calidad y fabricación de software de Babel Costa Rica.

La cartera de clientes incluye empresas privadas e instituciones públicas, donde la firma tica tiene fuerte presencia, así como banca y seguros, donde los españoles están posicionados.

La fusión se suma a los procesos de integración de otras desarrolladoras costarricenses como Avantica (por Encora), Proximity (por 10Pearls), Isthmus (por 3Pillar Global) y aPlicativa (por EX2 Outcouding).

Esteban Oviedo explica que las firmas locales son atractivas para compañías de Estados Unidos o Europa por la ubicación geográfica (tanto para servicios en América Latina como en EE. UU. y Canadá) y el mismo huso horario a nivel del continente de América, el talento informático y el nivel de inglés.

“Lo más valioso que hemos descubierto es el talento de las personas que trabajan en las distintas sedes de Babel en Latinoamérica. El potencial humano y tecnológico con que cuentan sin duda serán muy relevantes para el crecimiento conjunto”, dijo Tony Olivo, CEO de Babel.

El régimen democrático, la estabilidad económica y política y el establecimiento de acuerdos, como el más reciente con el Fondo Monetario Internacional (FMI) también son muy considerados por las compañías internacionales. “La aprobación del acuerdo con el FMI dio confianza”, destacó Esteban Oviedo.

Las desarrolladoras costarricenses también son candidatas atractivas. La mayoría de las firmas adquiridas también cuentan con operaciones y clientes en el continente, tienen experiencia en los mercados de la región y han crecido prácticamente sin parar, lo que les da un nivel de madurez coincidente con los modelos de las empresas internacionales. Además, como en el caso de Babel, se cuenta con certificaciones ISO y CMMi (especializado en calidad de software) que facilitan la homologación de las operaciones.

Para Babel ahora viene la integración. Actualmente se realiza un proceso de comunicación interna, con los colaboradores, y externa, con los clientes actuales y a nivel de medios, para explicar el acuerdo y responder dudas naturales que surgen tras este tipo de anuncios.

El principal mensaje es que ahora ambas compañías tendrán más músculo, pues al tamaño de la firma española se suma la presencia en diferentes mercados de la costarricense.

La integración implica, además de la homologación de las operaciones, la consolidación financiera, de producción y comercial. Esta etapa se concluiría en enero de 2023. Al año siguiente se estaría trabajando en un nuevo plan estratégico. Entre tanto, las acciones se conducirán por el plan estratégico aportado por la contraparte española y denominado Marte 2020-2025.

En este plan las metas están claras. Se espera que para el 2025 la empresa alcance 5.000 puestos de trabajo, una facturación de 300 millones de euros y un Ebitda de 30 millones de euros. En ambos casos, el 30% sería aportado desde América Latina.

“Babel Costa Rica se posiciona como la operación con capacidad para la atención del mercado latinoamericano”, dijo Oviedo. “La fusión ayudaría también a reforzar el ingreso a EE. UU.”.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.