Por: Carlos Cordero Pérez.   15 noviembre
En la actualidad los compradores deben hacer fila para el chequeo de la mercadería comprada. (Foto Abelardo Fonseca / Archivo GN)
En la actualidad los compradores deben hacer fila para el chequeo de la mercadería comprada. (Foto Abelardo Fonseca / Archivo GN)

Los cambios tecnológicos que se aplicarán al proceso de compra de artículos en el Depósito Libre de Golfito quedarán para aplicarse a partir del próximo 7 de enero.

“Eliminamos las tradicionales tarjetas y sin perder el control”, dijo Juan Carlos Gómez, director general de Aduanas, del Ministerio de Hacienda.

De ese modo que se evitaría cualquier inconveniente durante la temporada navideña. Este fin de año probablemente se implemente únicamente una ampliación en el horario de atención de compradores.

A partir del próximo año –2020– se espera la incorporación de lectores de huella digital en el puesto de registro y kioscos digitales para compradores.

Se tendrá un sistema de gestión de compras al que tendrán acceso los comercios concesionarios y los funcionarios encargados de chequear los bienes adquiridos en la salida.

Para completar la transformación y automatización del proceso se facilitará una aplicación móvil (app) para compradores y policía fiscal.

Los cambios se realizarán tras sortear los usuales temores que se generan con la introducción de nuevas tecnologías, por más sencillas que sean, en cualquier ámbito.

La luz verde se recibió con la aprobación en la Asamblea Legislativa de la Ley Orgánica de la Junta de Desarrollo Regional de la Zona Sur de la provincia de Puntarenas (N° 9356) aprobada en el 2016.

Las nuevas normas incluyen la necesidad de velar por la implementación de medidas tecnológicas para el control de la actividad comercial del Depósito.

En la ley se destinaron ¢250 millones para la digitalización de los servicios aduanales y de atención a los usuarios.

También se creará una página o sitio web y se contempla la realización de programas de mercadeo para su relanzamiento.

En los años del 2015 al 2018, durante sus primeros 10 meses, se habrían autorizado entre 129.000 y 177.000 tarjetas para compradores en el Depósito Libre de Golfito, según el periódico La Nación.

"Los compradores podrán consultar su saldo en kioscos y la app", dijo Juan Carlos Gómez, director general de Aduanas. (Foto archivo GN)
Desde la entrada

En la actualidad, y también en este fin del 2019, los compradores se presentan al puesto de ingreso, se registran y obtienen la tarjeta física (de papel) con la que harán las compras.

Cada negocio registra las compras en la tarjeta y va descontando el valor de los artículos del ¢1,8 millones (cuatro salarios base) a que se tiene derecho para conocer el saldo pendiente.

Al final deben pasar por un puesto de control de salida y llevar la mercadería adquirida a los camiones de transporte ubicados fuera del Depósito.

Con el nuevo procedimiento se elimina la tarjeta física y se tendrá una virtual.

Para ello cada persona se presenta en el puesto de ingreso a realizar el registro. Ahí se toma su huella digital y se verifica la identidad con los datos y fotografía del Registro Civil.

En el 3% de los casos que no se puede presentar la huella digital, se debe presentar la cédula y los no nacionales deben llevar su pasaporte.

Los compradores pueden ir varias veces al año si no agotan el monto máximo en un solo viaje.

Con este procedimiento se evita la suplantación o sustitución de compradores, ya que al presentarse en cada comercio el empleado procederá de forma idéntica.

En cada local también se dispondrá de lectores de huella digital y cédulas para verificar el saldo pendiente de cada persona, si puede llevar los artículos de su interés y registrar la compra.

Debe recordarse que existen algunas restricciones, como que solamente se puede comprar un artículo de la misma categoría. Por ejemplo, una pantalla de televisión.

Si el comprador desea un producto sobre el cual tiene alguna limitación, el sistema emite una alerta e impide una compra, lo que evita problemas, devolverse al comercio, tener que realizar una devolución y anular la compra y la factura.

La actualización en tiempo real permite el control de inventarios de los comercios, para lo cual se usan códigos de barras y QR.

Así lucía el Depósito Libre Comercial de Golfito en agosto anterior. (Foto archivo GN)
Así lucía el Depósito Libre Comercial de Golfito en agosto anterior. (Foto archivo GN)
App y kioscos

En el Depósito el comprador también encontrará kioscos para verificar su saldo pendiente y las compras registradas.

Otra novedad es que se podrá realizar “unión de derechos” entre padres e hijos y parejas. Las parejas del mismo sexo presentan una declaración jurada certificada por un notario.

Con la “unión de derechos” se puede comprar un artículo que sobrepase el valor del monto total (una pantalla de ¢1,9 millones, por ejemplo).

En ese caso se agota el saldo de una de las personas, se consume parte del saldo de la segunda y a ésta le queda un pendiente con el cual puede realizar otras compras.

Actualmente pasa salir se debe pasar al puesto de control, donde un funcionario verifica las compras realizadas con la tarjeta física y da el visto bueno para que los compradores las trasladen hasta los camiones de transporte.

Gómez y Giselle Chaves, analista del proceso aduanero del Ministerio de Hacienda, indicaron que en ese paso es usual, con el actual proceso, que ocurran extravíos o robos de mercadería comprada.

Los kioscos, sistemas disponibles en comercios y la app permitirán que los compradores puedan verificar su saldo pendiente. (Foto archivo GN)
Los kioscos, sistemas disponibles en comercios y la app permitirán que los compradores puedan verificar su saldo pendiente. (Foto archivo GN)

El nuevo sistema permitirá que los funcionarios realicen el chequeo cuando se llevan los productos al transporte, realizando la verificación con base en la información de compras registradas y saldo registrados en el sistema.

El comprador incluso puede devolverse a realizar otras compras (si todavía tiene saldo).

En febrero próximo también se dispondrá de la app, donde las personas pueden realizar registro previo y evitar hacer filas para el registro al llegar al Depósito.

En la aplicación también se podría revisar la información de saldo pendiente y compras realizadas, además que serviría para control de la policía fiscal.

La automatización, aparte de facilitar las compras, pretende evitar situaciones como la transferencia de derechos o la comercialización de productos desde otras zonas del país sin viajar a Golfito.

Gómez recordó que el espíritu de la creación del Depósito es que los compradores viajen y favorecer al comercio local.

En la actualidad tanto comercios como Aduanas siguen en la preparación de la logística e infraestructura que se utilizará para la automatización del servicio.

Cambio digital en Golfito

El proceso para compras en el Depósito Libre tendrá cambios a partir del año 2020:

FUENTE: MINISTERIO DE HACIENDA, DIRECCIÓN GENERAL DE ADUANAS    || J.C. / EL FINANCIERO.