Por: Krisia Chacón Jiménez.   28 mayo
Pymes podrán acceder a créditos para impulsar sus negocios a través de un nuevo banco digital que estará disponible a finales de este 2020. Foto: Shutterstock.
Pymes podrán acceder a créditos para impulsar sus negocios a través de un nuevo banco digital que estará disponible a finales de este 2020. Foto: Shutterstock.

Un neobanco se alista para ofrecerle a las pequeñas y medianas empresas (pymes) opciones de créditos y capital semilla para impulsar a los nuevos negocios.

La entidad será 100% digital y su concepto se basa en que la sucursal del cliente será su teléfono celular.

El neobanco forma parte del proyecto “ecosistema digital para pymes” que se lleva a cabo entre el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), el Sistema de Banca para el Desarrollo y el Ministerio de Economía Industria y Comercio (MEIC).

Además del banco digital, también se contempla la creación de una plataforma tipo e-commerce que conecte a las empresas entre ellas y con nuevos clientes; así como el establecimiento de un centro de innovación, transferencia tecnológica y de emprendimientos, para que las personas puedan prototipar sus ideas.

El objetivo de estas iniciativas es la creación de nuevos modelos de negocios que le permitan a los empresarios reactivarse económicamente luego de la crisis por el COVID-19.

Los responsables del proyecto afirmaron que están en fase de diseño del ecosistema digital y esperan que su implementación esté para finales de año.

“Debemos comprender el nuevo entorno y aprender a aprovechar las oportunidades derivadas de esta crisis”. Victoria Hernádez, jerarca del MEIC.
100% digital

El concepto de neobanco se refiere a entidades financieras que no tienen sucursales físicas y permiten que todos sus trámites se realicen desde un celular o computadora.

Esta es la idea que tiene el MEIC, facilitarle a las pymes un espacio virtual en donde puedan solicitar créditos e incluso capital semilla.

El neobanco le otorgará a las empresas que se registren en el ecosistema una línea de microcrédito para capital de trabajo, explicaron Victoria Hernádez, ministra de Economía y Miguel Aguilar, director ejecutivo del SBD.

El primer paso es que las pymes y emprendedores se inscriban de acuerdo con su categoría en el Registro de Pymes del MEIC.

Una vez que su registro esté listo, deberán ingresar a la plataforma digital para que tengan acceso al banco y al mercado virtual.

En el neobanco las pymes podrán optar por microcréditos con tasas y plazos favorables de acuerdo con la actividad productiva y la necesidad de financiamiento.

El capital podrá ser solicitado en línea y aprobado de la misma manera, incluso a un día plazo, según afirmaron los responsables del proyecto.

Los recursos de estos créditos provendrán de capital de riesgo del Fondo Nacional de Desarrollo (Fonade), que se nutre del impuesto de la banca de maletín. En una primera etapa se dispondrá de aproximadamente ₡10.000 millones.

Los requisitos con los que deberán cumplir las pymes aún están en proceso de análisis, pero las autoridades afirmaron que “serán mínimos y todos los requerimientos serán únicamente de carácter digital”.

La gran promesa de este proyecto es que las resoluciones serán en línea inmediatas a la solicitud del empresario.

Catapulta virtual para pequeños negocios

Las pymes tendrán acceso a una plataforma para solicitar créditos y vender en línea

FUENTE: MEIC y SBD.    || c.f. INFOGRAFÍA / EL FINANCIERO.

‘Marketplace’ y centro de innovación

Las otras herramientas que acompañarán al neobanco serán la plataforma de marketplace o mercado en línea, y un espacio para formar nuevos negocios.

El mercado en línea estará enfocado en alinear la oferta y la demanda de las pymes.

El propósito de este espacio digital es que se convierta en un lugar donde los empresarios conecten y formen alianzas que les permita potenciar su negocio.

Por ejemplo que cada negocio pueda encontrar materias primas u otros insumos de otras pymes a mejores precios.

La plataforma pretende que se reduzcan los costos de transacción e intermediación. Es decir, las empresas que participen de este ecosistema tendrían costos más bajos y fortalecerían la red de apoyo económico entre ellas.

“Se procurará que el mercado sea más transparente. Incidiremos en la disminución de los costos de intermediación en beneficio de los productores y los consumidores”, afirmó Hernández.

Para cerrar el ciclo de ayuda para las pymes, se creará un centro de innovación, transferencia tecnológica y de emprendimientos, donde las personas con ideas de negocio puedan acceder a tecnologías vanguardistas que les ayude a elaborar su producto mínimo viable.

Para que está visión sea posible, será necesario que las pymes y los emprendedores que se integren en este ecosistema digital, realmente tengan acceso efectivo al financiamiento, de forma ágil y sencilla, al tiempo que se fortalecen los otros canales de ventas digitales.

Ecosistema digital
1. Ventanilla única de formalización de empresas.
Se desarrollará un módulo donde las empresas podrán hacer sus registros y trámites de formalización de empresas 100% digital.
2. Desarrollo Empresarial.
Las MiPymes contarán con servicios de mentoría y desarrollo empresarial, con el fin de fortalecer sus capacidades, generar encadenamientos y mejorar su competitividad.
3. MarketPlace.
El punto neurálgico del Ecosistema Digital para la MiPyme será un marketplace donde los empresarios registrados por medio de la ventanilla única de formalización de empresas podrán crear sus tiendas virtuales y realizar transacciones comerciales, con el fin de acercar la oferta y la demanda y reducir los costos tanto de transacción como de intermediación.
4. Centro de Innovación, Transferencia Tecnológica y de Emprendimientos.
Será un espacio donde los emprendedores puedan acceder a un laboratorio especializado para desarrollar los prototipos con tecnologías vanguardistas.
5. Neobanco.
Será un banco 100% digital, y accesible a los clientes por medio de aplicaciones móviles y plataforma web.
Fuente: MEIC y SBD.