Por: Carlos Cordero Pérez.   7 mayo
La crisis y la reactivación brindan oportunidades de negocios; solamente hay que identificar cuáles se relacionan con sus competencias y experiencia. (Foto cortesía You Pura Vida)
La crisis y la reactivación brindan oportunidades de negocios; solamente hay que identificar cuáles se relacionan con sus competencias y experiencia. (Foto cortesía You Pura Vida)

Crear un negocio, ya sea porque quedó sin empleo o porque requiere una segunda fuente de ingresos, parece medio descabellado en esta época de crisis.

Oportunidades de mercado, sin embargo, siempre hay y siempre surgen nuevas, incluso en medio de una situación como la actual.

La cuarentena puede ser también un buen momento para darle vueltas a ideas que ya ha tenido o a algunas que le puedan surgir.

“Muchas personas durante la cuarentena se quedan solo esperando. Esto es lo peor que podemos hacer”, advirtió Ana Alfaro, directora de You Pura Vida y mentora de negocios.

Piense qué puede hacer con lo que tiene disponible, qué puede ofrecer y cómo puede hacerlo.

Las oportunidades de negocio pueden surgir en actividades de gastronomía, de entregas a domicilio o delivery, logística y traslado de productos.

También puede convertirse en comisionista en ventas de productos de otras empresas, servicios de asesorías profesionales para pymes y emprendedores, e incluso capacitación y cursos virtuales.

Mantener las medidas de higiene y distanciamiento físico son claves tanto en la actualidad. Muchas se mantendrán y la mayoría forman parte de las buenas prácticas de servicio y operación. (Foto cortesía You Pura Vida)
Mantener las medidas de higiene y distanciamiento físico son claves tanto en la actualidad. Muchas se mantendrán y la mayoría forman parte de las buenas prácticas de servicio y operación. (Foto cortesía You Pura Vida)
¿Cómo hacerlo?

Identifique necesidades: detecte necesidades en entorno relacionadas con sus conocimientos, habilidades y experiencia.

Analícese: haga una lista de sus competencias, analice qué tan bueno es en ese campo y obtenga retroalimentación de otras personas para ver oportunidades de mejora.

Analice el mercado: vea cómo se comporta ahora el mercado actualmente, qué dice la gente, qué requiere y cómo lo requiere, cuál es la competencia, qué ofrece y cómo puede diferenciarse Usted.

Idea viable: elija la idea más viable y rápida de implementar, que requiera una inversión baja o mínima.

Mercado potencial: busque solucionar un problema que muchas personas tengan.

Valor agregado: diseñe un producto o servicio que sea distinto a lo que ya existe.

Investigue: uno de los errores más comunes es creer que nadie lo ha hace. Créalo, ya alguien lo hace. Revise en Internet y redes sociales; identifique lo que puede hacer diferente.

Brindar servicios y capacitarse en línea es una posibilidad que se volvió más habitual en la crisis actual. Aproveche los nuevos hábitos. (Foto cortesía You Pura Vida)
Brindar servicios y capacitarse en línea es una posibilidad que se volvió más habitual en la crisis actual. Aproveche los nuevos hábitos. (Foto cortesía You Pura Vida)

Prueba de concepto: salga poco a poco, primero con un producto o servicio “mínimo viable”, para detectar la reacción de los clientes e ir perfeccionando con el tiempo.

Haga un plan: diseñe un plan y una estrategia para darlo a conocer por medio de página web y redes sociales.

No desmaye: sea perseverante en este proceso de crecimiento y maduración de la idea.

Una idea a la vez: se madura una idea y luego se pasa a la siguiente idea de negocio.

Busque asesoría: no tenga temor en buscar asesoría y apoyo en temas específicos de emprendimiento y para potenciar las ventas.

Nadie dijo que será fácil: tener un negocio o generar otra fuente de ingreso requiere esfuerzo y dedicación.

Capacítese: vea la capacitació en su producto o servicio, en negocios o en comunicación digital como una inversión; entre más se aprenda, menos menos errores cometerá.