Tecnología

¿Cuáles son las señales de que debe comprar otro celular o computadora?

Esto dicen las marcas, distribuidores y expertos

Motorola anunció la introducción de sus nuevos modelos Edge 20 pro (precio no se indicó) y Edge 20 Lite (¢299.000). El primero, por ejemplo, cuenta con triple cámara: la principal de 108 megapíxeles (MP), tecnología Ultra Pixel que combina nueve píxeles en un gran píxel ultra con resolución de 12 MP y sensor óptico; la segunda cámara “dobla” la luz 90 grados para obtener mayor claridad a una distancia cinco veces mayor; y la tercera cámara de 16 MP con gran angular y visión macro.

La temporada de fin de año de lanzamiento de nuevos modelos de teléfonos y relojes inteligentes, tabletas y computadoras inició a mediados de setiembre con los anuncios de lanzamientos y la disponibilidad inmediata o, como en el caso del iPhone 13 y las nuevas versiones de su iPad y Apple Watch, a partir del siguiente mes.

Samsung incluso anunció una promoción de preventa que termina el próximo 6 de octubre de sus nuevos Galaxy Z Fold3 y Galaxy Z Flip3, la tercera generación de sus teléfonos inteligentes plegables y considerados por la marca como “prácticamente una computadora de bolsillo” enfocados en productividad.

“No existe per se un momento adecuado para cambiar tu equipo celular”, dijo Francisco Corriols, director de móviles Samsung Electronics Costa Rica. “Estar en tendencia con la última tecnología puede ser una de las razones por las cuales muchos usuarios deciden renovar año a año su móvil. Sin embargo, hay unas señales que indican que tu dispositivo ya no es adecuado y que debes urgentemente reemplazarlo”.

Las actualizaciones normalmente llevan al tope a los dispositivos y equipos al cabo de cinco años, lo que hace que se queden atrás. Todo depende también del uso y los cuidados. “En mi caso, como mis equipos son herramientas de trabajo, les doy un buen mantenimiento y los cuido. Puedo cambiarlos cada cinco años”, dijo Mauricio López, gerente general de MacNetiT, una firma especializada en soluciones de Apple a nivel corporativo.

Carlos Fernández, gerente de marca Monge, indicó que los dispositivos más llamativos para esta época son los teléfonos plegables, los relojes inteligentes y las computadoras convertibles. La cadena anunció la preventa de los nuevos iPhone 13 desde el pasado 17 de setiembre con precios desde ¢609.900 para el iPhone 13 mini de 128 GB hasta casi ¢1,4 millones para el iPhone 13 Pro-Max de 1 TB.

Las firmas de estudios de mercado tecnológicos IDC y Gartner pronostican un incremento de móviles en los próximos meses, con usuarios que desean sustituir sus teléfonos después de un año en el cual fueron más precavidos con sus gastos y por los requerimientos de trabajo remoto que aumentaron en el 2021.

Los fabricantes incluso despliegan sus estrategias. HP, por ejemplo, anunció una plataforma de datos para sus distribuidores y para los responsables de tecnología de la información de las empresas dirigidas a la automatización de la gestión de computadoras y de seguridad informática para colaboradores en trabajo remoto.

Razones para cambiar

¿Cuándo debería sustituir su dispositivo? Si usted no se inclina por estar a la moda, una señal de que urge cambiar su equipo móvil o de escritorio es cuando ya no es posible actualizar el sistema operativo o las apps descargadas.

Por ejemplo, en Apple se cuenta con cinco años de actualizaciones garantizadas. “Al final de ese período se recomienda sustituirlo, para refrescar la cantidad de actualizaciones en aplicaciones que necesiten una versión de sistema operativo más moderna”, dijo Alejandro Carpio, capacitador de iCon, distribuidor local de Apple.

El fabricante estadounidense ya anunció sus nuevos modelos iPhone 13 y tabletas. Carpio destacó la nueva iPad Mini, por su diseño y tecnología, así como la computadora de escritorio iMac de 24 pulgadas, de aluminio y diversidad de colores.

Otra señal de que debe sustituir un dispositivo es cuando hay fallas de funcionamiento, lentitud, dificultades para conectarse a redes telefónicas o wifi, poca duración, sobrecalentamiento o problemas de carga de energía de la batería de los móviles y falta de espacio de almacenamiento. Asimismo, por fallas causadas por el uso que se le da a los equipos y accidentes (golpes, rayaduras, agua y polvo). Lo mejor cambiarlo antes de que empiece a dar mayores problemas.

La capacidad, la velocidad o la eficiencia de procesamiento, por ejemplo en computadoras, es uno de los factores que puede afectar incluso la velocidad de navegación, aunque se disponga de un buen ancho de banda de Internet.

El desfase en especificaciones o funcionalidades como sensor de huellas o de giroscopio puede ser otro motivo para buscar un nuevo dispositivo, por la disponibilidad de nuevas tecnologías (que no siempre puede usarse en los modelos existentes). Lo mismo puede ocurrir con los requerimientos o nuevos sistemas de seguridad (tanto físicos como lógicos).

Corriols, de Samsung, también indica que la profesión o el estilo de vida pueden requerir un nuevo modelo. Por ejemplo, una persona puede requerir un dispositivo con mejor cámara (con más resolución o funcionalidades) para su trabajo o su negocio.

“La vida útil de un dispositivo va a depender del cuidado que le dé el usuario y las funciones para las cuales esté destinado”, advirtió Andrea Corrales, directora de terminales Huawei Costa Rica.

Aunque las marcas como Huawei recalcan que implementan tecnologías y altos estándares de calidad (baterías de larga duración, por ejemplo) para que los dispositivos tengan una vida útil más extensa que el promedio (que puedan estar en condiciones óptimas después de dos años), es claro que los hábitos de cada usuario a la hora de manipularlos es un factor determinante.

El fabricante asiático amplió su portafolio con computadoras de alta gama (Matebook X y la Huawei Matebook X Pro), monitores (Display de 23,8 pulgadas, bordes de 5,7 mm y ajustable), router AX3 (expande la señal hasta 3.000 Mbps y capacidad de conectar hasta 128 dispositivos), balanza inteligente Huawei Scale 3, relojes inteligentes (GT 2 Pro, con más de 100 modos de entrenamientos y monitoreo del sueño y audífonos FreeBuds Pro.

Pasos

A la hora de adquirir un nuevo dispositivo es recomendable pensar bien lo que se quiere o necesita, pues se debe ver su adquisición como una inversión a futuro.

Determine el fin para el cual requiere su dispositivo (necesidad y estilo de vida). “No será lo mismo para una persona que usa su portátil a diario como herramienta de trabajo, en comparación con el uso que le da un niño cuando necesita hacer sus tareas”, explicó Carlos Fernández, de Monge.

Defina el presupuesto disponible. Puede analizar las opciones de financiamiento (costo, plazos y cuotas) y beneficios adicionales, especialmente en caso de daño accidental o servicios de valor agregado.

Analice las marcas, modelos y características (hardware y software) de los dispositivos que se adapten a su necesidad y presupuesto. Carpio, de iCon, indicó que actualmente los usuarios están bien informados, por lo que se deben enfocar en cerciorarse que el dispositivo de su elección resuelve o no sus necesidades.

Analice en las computadoras aspectos como marca, capacidad y generación del procesador, disco duro (si es de estado sólido y capacidad de almacenamiento), capacidad de RAM, pantalla o monitor (tamaño y tipo de pantalla), tarjeta gráfica, sistema de ventilación y capacidad de batería.

Tome en cuenta opciones de alto rendimiento como baterías de larga duración, gran capacidad de almacenamiento, cámara, pantalla de alta resolución, diseño y protección visual.

Revise si es posible la conexión con otros dispositivos (relojes inteligentes, audífonos, balanzas, computadoras, tabletas). Corrales indicó que, por ejemplo, se puede conectar un teléfono o tableta a una computadora Huawei para proyectar imágenes y vídeos en el monitor

Considere las características ergonómicas (en el caso de los móviles que sea compacto, liviano y fácil de portabilidad), altos estándares de calidad y posibilidad de ajustarse a las necesidades físicas del usuario, protección de ojos, filtros de luz y radiación. Fíjese en las certificaciones internacionales de los dispositivos.

Asegúrese que cuente con garantía y el respaldo de la marca en el país, así como centros de servicio autorizados y certificados por los fabricantes a los que pueda acudir.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".