Por: Carlos Cordero Pérez.   22 julio, 2019
El sitio web del marketplace Laola.click donde unas 50 empresas ofrecen en la actualidad diversos productos. (Reproducción EF)
El sitio web del marketplace Laola.click donde unas 50 empresas ofrecen en la actualidad diversos productos. (Reproducción EF)

Dar el salto de vender en redes sociales a tener una tienda en línea es más sencillo de lo que se piensa si se aprovechan herramientas como WordPress. Solo se requiere aplicarse un poco.

Así lo hizo Anabella Mas. En enero de 2019 lanzó el sitio Laola.click, creado en esa plataforma. Se trata de un marketplace donde se ofrecen más de 750 productos de unos 50 proveedores en la actualidad.

Ahí se pueden encontrar perfumes, ropa, alimentos, accesorios y hasta productos para autos ofrecidos por empresas pequeñas y grandes.

Las entregas se realizan en menos de 24 horas si son dentro de la Gran Área Metropolitana.

A las empresas comercializadoras de productos este sitio les permite alcanzar a un público más amplio sin tener que invertir en tiendas físicas, mientras que a los usuarios se les ofrece mejores precios, lo cual hace muy atractivas las ofertas como en el caso de los perfumes.

¿Por qué se eligió a WordPress?

“Queríamos cosas que otras plataformas no tenían“, explicó Mas. “Nos enfocamos en que el consumidor tenga la mejor experiencia, que su compra sea fácil”.

Requerían también velocidad en la respuesta al usuario y capacidad de almacenamiento, pues por cada producto se utilizan hasta seis fotos de excelente resolución, “para que el cliente sienta que lo tiene en la mano”.

Cuando el usuario ingresa al sitio, la descarga de la página, de la información y de las imágenes debe ser fluida tanto si es desde un móvil como si es desde una computadora.

La construcción de sitios web con WordPress se ha extendido debido la facilidad con que un usuario utiliza la plataforma y, en el caso de los desarrolladores, debido a la facilidad para realizar modificaciones según las necesidades pues es un sistema de código abierto.

“No se ocupa tener conocimiento técnico para iniciar un proyecto”, afirmó Edgar Jiménez, especialista en WordPress y mercadeo digital. “El 35% de los sitios web en el mundo están en esta plataforma”.

Jiménez es también organizador del WordCamp 2019 que se realizará en la Universidad Latina en setiembre próximo, con 60 charlas para emprendedores, desarrolladores y en mercadeo digital. Se espera a más de 600 participantes.

El especialista recalca que una tienda en línea permite a las empresas, sin importar su tamaño, y a sectores como el de artesanía vender incluso fuera del país.

Correos de Costa Rica registra casi un millón de consumidores costarricenses que compran en línea a empresas de Asia, EE. UU. y a pymes locales. Según la empresa, siete de cada 10 pymes que venden en línea lo hacen en redes sociales (especialmente Facebook).

El estudio Red 506, realizado por Porter Novelli para EF, mostró que al menos 545.000 usuarios costarricenses realizan compras en sitios como Amazon.

Opciones

Existen otras plataformas como Drupal o Squarespace y a nivel local Identty y Nidux, todas la cuales permiten tener sitios web o tiendas en línea sin necesidad de construirlo desde cero ni de verse en la obligación a escribir códigos informáticos.

La ventaja con WordPress es la facilidad para ajustarla con solo conocimientos básicos de computación. Algunas otras plataformas pueden compararse con cajas fuertes, pues son pocos los cambios que se pueden hacer.

Su versatilidad permite elegir entre plantillas (formatos prestablecidos) sin costo o de pago, temas y colores, así como agregar páginas e instalar plugins (funciones) como quien arma un rompecabezas.

También se pueden ver estadísticas de tráfico y, por supuesto, generar y publicar contenido.

Lo recomendable es iniciar el proyecto con lo básico, para lo cual se pueden utilizar tutoriales y videos que se encuentran en Internet. Conforme aumenta la venta en línea, se incrementa su capacidad y sus facilidades.

El mismo administrador del sitio web puede agregar plugins, como el de Correos de Costa Rica, el cual genera la orden para la entrega del pedido y permite al cliente monitorear su estado.

Otro plugin que se puede agregar es el de factura electrónica, desarrollado por Outer Space Code, una firma local fundada en 2013, con 21 colaboradores y la mayor parte de sus clientes en Estados Unidos y Canadá.

Desde hace dos años esta compañía empezó a desarrollar proyectos en Costa Rica, incluso algunos en otras plataformas como Drupal.

El sitio Laola.click de hecho incorporó ese plugin de factura electrónica, que en forma automática genera el comprobante y sigue los procedimientos que exige el Ministerio de Hacienda.

Anabella Mas contó que eso les evitó tener que contratar a una persona encargada de esta labor.

Para elegir la plataforma de la tienda en línea se debe revisar las ventajas para adaptarse a lo que se requiere. (Foto archivo GN)
Para elegir la plataforma de la tienda en línea se debe revisar las ventajas para adaptarse a lo que se requiere. (Foto archivo GN)
Elegir bien

Para la construcción de Laola.click primero eligieron y ajustaron algunas plantillas disponibles en WordPress, así como instalaron los plugins que necesitaban.

Luego realizaron cambios a partir de la retroalimentación obtenida de los usuarios.

También incorporaron la plataforma de pagos para tarjetas de débito y crédito de BAC Credomatic.

No es la única herramienta de pagos en línea que se puede utilizar en una tienda en línea desarrollada con WordPress. Los administradores también puede integrar funcionalidades para pago en línea a través de bancos locales o de PayPal.

Otro sitio web desarrollado con WordPress es el de MiEventocr.

Jason Acuña, CEO de Outer Space Code, destacó que con WordPress la curva de aprendizaje es muy rápida y que lo mismo ocurre para incorporar los plugins agrupados como Woo Commerce, especializados para la venta en línea.

“En un día se tiene un sitio funcional”, recalcó Acuña. “Los costos dependen de los requerimientos y de los presupuestos”.

El uso básico de las plantillas va desde los $50, pero las inversiones alcanzan los $600 o incluso $3.000, $8.000 y hasta $1 millón, como algunos proyectos implementados para clientes en EE. UU.

No olvide que se debe tener un nombre de dominio (dirección web del sitio) que se obtiene en páginas especializadas, como GoDaddy, con el mismo WordPress o a nivel local con Nic Costa Rica.

Si en el camino no se encuentra una funcionalidad o plugin es posible recurrir a la comunidad de desarrolladores. Lo mismo ocurre si se descubre una vulnerabilidad.

“Hay más gente que conoce la plataforma, al ser tan ampliamente usada”, destacó Marco Berrocal, propietario de Web Mentor, otra firma local que ha desarrollado más de 20 sitios utilizando WordPress y Woo Commerce.

Entre los sitios desarrollados por esta compañía se incluye el de Veterinaria Machado.

Berrocal recomendó que si una empresa recurre a una desarrolladora debe elegir la mejor opción, ver su portafolio de proyectos y asegurarse que adopta las medidas de seguridad requeridas.

Más que un website
No sólo es tener una página electrónica que exhiba los productos de la empresa:
Indexación: Aplicación de técnicas de Search engine optimization (SEO) para que usuarios lo encuentren en buscadores.
Estética: Elegir plantillas, colores, temas y elementos gráficos que permitan que el sitio se vea agradable.
Perfomance: Facilidad de acceso y navegación. Si dura más de 30 segundos en aparecer algo, el clientes se aburre y se va.
Redes sociales: Incorporar estrategias de redes sociales y acceso a los perfiles desde el sitio web.
Fuente: Outer Space Code