Por: AFP.   20 diciembre, 2018
"Se trata simplemente de engaño y robo, y eso da a China una ventaja injusta a expensas de empresas de países que respetan las reglas internacionales", dijo en rueda de prensa Rod Rosenstein, el número dos del Departamento de Justicia. (Nicholas Kamm / AFP)

Washington - Estados Unidos anunció este jueves 20 de diciembre nuevas inculpaciones contra hackers chinos señalados de atacar compañías en una docena de países en nombre de Pekín, e insistió una vez más en su determinación de luchar contra “las agresiones económicas” del gigante asiático.

Zhu Hua y Zhang Shilong, "piratas informáticos asociados al gobierno chino", están acusados de "asociación de malhechores" con vistas a cometer intrusiones y fraudes informáticos.

Según el acta de acusación, los dos hombres son parte de un grupo conocido como APT 10, que opera desde China "en asociación con el ministerio chino de Seguridad del Estado", dijo el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Entre 2006 y 2018, ese grupo lideró "una campaña global de intrusión informática" para robar datos confidenciales y secretos comerciales de 45 compañías en 12 países, entre ellos Estados Unidos, Francia, Alemania, Canadá y Reino Unido.

Apuntaban particularmente sociedades de servicios especializados que gestionan a distancia servicios informáticos de otras empresas u organizaciones, algo que se conoce como Managed service provider (MSP).

Ningún país representa “una amenaza tan pesada y tan prolongada” como China, aseguró por su parte el director del FBI, Christopher Wray. (Foto Nicholas Kamm / AFP)
Ningún país representa “una amenaza tan pesada y tan prolongada” como China, aseguró por su parte el director del FBI, Christopher Wray. (Foto Nicholas Kamm / AFP)

Entre sus víctimas se encuentra una institución financiera mundial, tres empresas de telecomunicaciones, un proveedor de piezas de automóviles.

"Se trata simplemente de engaño y robo, y eso da a China una ventaja injusta a expensas de empresas de países que respetan las reglas internacionales", dijo en rueda de prensa Rod Rosenstein, el número dos del Departamento de Justicia.

El funcionario agregó que va a ser difícil para China asegurar que no es responsable de esos ataques, ahora que Estados Unidos ha hecho público un acta de acusación muy preciso y detallado.

Ningún país representa “una amenaza tan pesada y tan prolongada” como China, aseguró por su parte el director del FBI, Christopher Wray.

Según él, China quiere “remplazar a Estados Unidos como primera potencia mundial”.