Tecnología

El reto para incorporar las tecnologías exponenciales es que la alta gerencia se apunte al cambio digital

Con nuevas aplicaciones hay nuevos hábitos de operación y seguridad

Las nuevas tecnologías, disruptivas o exponenciales, están al alcance de todas las empresas. El reto no es su acceso, sino que la alta gerencia se involucre completamente en su implementación y en el cambio digital.

Solo eso garantiza que las inversiones que se realicen logren resultados, especialmente en la optimización de procesos internos y en los servicios de cara a los clientes.

“Hay soluciones para todo tipo de empresas”, dijo Edgar Oviedo, director de negocios y operaciones de Grupo Babel. “Se puede transformar un pequeño proceso o más procesos. El retorno de la inversión es muy alta”.

Estos 18, 19 y 20 de febrero se realizan los Costa Rica Services Summit 2020, organizado por la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), y el Singularity University Summit, impulsado por esta universidad fundada por Google y otras firmas y con sede en California.

En el Services Summit 2020 empresas locales realizan 1.600 citas de negocios con más 100 compradores internacionales.

En el Singularity University Summit más de 16 expositores globales explican cuáles son las nuevas tecnologías que están impulsando el cambio digital en el mundo así como se realiza una demostración de aplicaciones.

“Las nuevas tecnologías cambian las relaciones de las empresas con otras empresas, con el mercado y con los consumidores”, alertó Pedro Beirute, director ejecutivo de Procomer, en la inauguración del Costa Rica Services Summit 2020.

Beirute dijo que las empresas, en la actualidad, deben también responder en términos de rentabilidad, sustentabilidad ambiental, responsabilidad social y colaboración.

Integración

Existen unas 15 tecnologías que se han identificado como disruptivas o exponenciales, tanto por su alto impacto en la economía, las industrias y el empleo como por su acelerado crecimiento y adopción a nivel global.

En Costa Rica también se están incorporando en diferentes iniciativas empresariales y de emprendimientos, que prueban nuevos modelos de negocios y de servicios para un mercado más exigente y de alta digitalización.

El involucramiento de la alta gerencia de las empresas, incluyendo a directores y jefes de divisiones, es el requisito para que la empresa alcance sus objetivos y resultados de transformación digital.

El segundo reto para las empresas es tener un mapeo o diagnóstico de los procesos y de las necesidades, así como de las tecnologías que se disponen y las que se requiere.

No necesariamente se deben utilizar todas las nuevas tecnologías, pero sí hay que tomar en cuenta en cuáles son las que son indispensables para resolver una necesidad de automatización o digitalización.

El tercer reto es lograr el involucramiento e integración de todas las áreas, empezando por subsecciones de los mismos departamentos de tecnología de información de las firmas.

La digitalización no es una responsabilidad únicamente del departamento de tecnología de información.

Tampoco ese departamento puede implementar una tecnología y después indicar a las demás áreas que la usen como quieran.

Debe existir un proceso de adopción donde se identifican las necesidades y requerimientos de las diferentes divisiones, así como de los clientes, para luego decidir cuál tecnología es la apropiada y cuándo y cómo debe incorporarse.

Seguridad

Las nuevas tecnologías introducen nuevos hábitos en las compañías. También requieren un nivel de seguridad distinto.

“Las empresas no están colocando la ciberseguridad en sus procesos de cambio digital”, advirtió Hernando Segura, de la firma ATTI-Cyber.

La evolución de las tecnologías y de los tipos de ataques hace imposible que la seguridad informática pueda ser asumida por la misma empresa.

Se requiere recurrir a compañías especializadas, que brinden monitoreo permanente y que ayuden a mejorar las capacidades de protección de la información.

La disponibilidad de las distintas tecnologías, incluyendo soluciones de seguridad, como servicios permite que las empresas de todo tipo puedan adoptarlas.

“Permiten menores costos”, afirmó Edgar Fernández, de la firma EOS CR.

Fernández citó el caso de una firma que tenía distintos sistemas gerenciales y manejaba información corporativa en hojas de cálculo.

Con una solución de blockchain logró integrarlas, así como darle integridad y trazabilidad a los datos (saber quién los usa y para qué). Además, la utilizó a través de la nube, como un servicio.

Una aplicación de reconocimiento de imágenes también facilita realizar hasta un bechmarking o comparación de opciones para brindarle a un cliente una respuesta, ejemplificó Arturo García, CEO de Dnamic.

Las empresas pueden detectar rápidos resultados con la utilización de estas tecnologías para optimizar, automatizar y digitalizar proceso.

Según Oviedo, de Grupo Babel, con sólo brindar soluciones para que los clientes utilicen servicios desde sus móviles se puede lograr incrementos de ingresos y ventas de un 20%.

“Son muy sensibles”, reiteró.

Menú digital
Hay unas 15 tecnologías disruptivas; estas son algunas al alcance:
Computación en la nube: servicios de aplicaciones, plataformas e infraestructura tecnológicas.
Big data y analítica: gestión y análisis de grandes volúmenes de información.
Inteligencia artificial: para automatización de tareas, procesos y servicios, apoyándose en aprendizaje de máquina, aprendizaje profundo y otras aplicaciones.
Internet de las cosas: sensores para registro de información, automatización de tareas y procesos operativos.
Blockchain: sistema de cadena de bloques que garantiza integridad de datos y trazabilidad para diversos usos.
Realidad virtual y aumentada: para demostración de productos y servicios, entrenamiento de personal y otras aplicaciones.
Biometría: reconocimiento de la huella dactilar y facial.
5G: redes de alta velocidad para conectividad de equipos, sensores y máquinas.
Robótica: sistemas para automatizar servicios o equipos mecanizados con inteligencia artificial para realizar tareas.
Fuente: EOS Costa Rica, Grupo Babel y Dnamic
Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".