Por: Agencia AFP.   13 abril

Accra. La compañía estadounidense Google abrió en Ghana un laboratorio de investigación sobre la inteligencia artificial, el primero de este tipo en África, con el objetivo de responder a los problemas socioeconómicos, políticos y medioambientales del continente.

Hay laboratorios tecnológicos o tech-labs en ciudades como Tokio, Zúrich, Montreal o París, pero la inauguración en Accra fue como una pequeña revolución en África.

Hay laboratorios tecnológicos o tech-labs en ciudades como Tokio, Zúrich, Montreal o París, pero la inauguración en Accra fue como una pequeña revolución en África. AFP para El Financiero.
Hay laboratorios tecnológicos o tech-labs en ciudades como Tokio, Zúrich, Montreal o París, pero la inauguración en Accra fue como una pequeña revolución en África. AFP para El Financiero.

¿Cómo utilizar la inteligencia artificial para paliar las penurias de los médicos o mejorar el diagnóstico del cáncer? ¿Cómo ayudar a los pequeños agricultores en sus cosechas o a los trabajadores en la detección de averías en las máquinas? ¿Cómo prevenir las catástrofes naturales?

“África se enfrenta a muchos desafíos y aquí el uso de la inteligencia artificial puede ser más importante que en otros sitios”, explicó Moustapha Cissa, director del nuevo centro Google de Accra, a la AFP durante la inauguración esta semana.

Gracias a los algoritmos, al reconocimiento vocal o de escritura, muchos documentos podrían traducirse a las lenguas vernáculas africanas.

Los pequeños agricultores también podrían detectar problemas en la producción o evaluar los precios del mercado en la red.

Expertos en aprendizaje automático –Machine Learning, un campo de la inteligencia artificial que hace que las máquinas aprendan a partir de datos obtenidos de una serie de estadísticas– y editores de programas informáticos trabajarán en jornada a tiempo completo en este nuevo laboratorio.

Lo harán en colaboración con universidades o empresas emergentes de Ghana, Nigeria, Kenia y Sudáfrica.

“Formamos un buen equipo de investigadores y de ingenieros internacionales”, destacó Cissa, originario de Senegal. “El objetivo también es abrir los ojos de los políticos sobre esta nueva tecnología para que se den cuenta de su importancia. Espero que inviertan más en la formación en inteligencia artificial en África y en su aplicación a diferentes ámbitos”.

“Es un primer paso”, afirmó entusiasmado. “Tengo ganas de colaborar con otros investigadores de África y marcar realmente una diferencia en el continente, o al menos eso espero”.

Los gigantes tecnológicos conocidos como GAFA (acrónimo de Google, Apple, Facebook, Amazon), están muy interesados en el continente africano, un mercado inmenso.

En la actualidad, el 60% de los 1.200 millones de africanos tienen menos de 24 años y de aquí a 2050 la población se duplicará hasta alcanzar los 2.400 millones de personas.

“Hay claramente una oportunidad para empresas como Facebook y Google de instalarse e imponer su marca en territorio” africano, explicó Daniel Ives de GBH Insights, una gabinete de asesoramiento con sede en Nueva York, en una entrevista reciente con la AFP.

“Si usted observa Netflix, Amazon, Facebook, Apple ¿dónde pueden todavía crecer? Tienen que apuntar a nivel internacional”, mencionó este investigador en tecnología.

Frente al agresivo marketing de los GAFA, y en un momento en el que las nuevas tecnologías ganan terreno, los gobiernos deberán acelerar la regulación en el sector y proteger los datos personales.

Muchos países del continente carecen prácticamente de una legislación de protección de la vida privada y de un control sobre los avances tecnológicos. Constituye una ventaja para la investigación, pero una amenaza para los usuarios.