Tecnología

Liberty va a la conquista de los usuarios de Kölbi, Claro, Tigo y Telecable

Guillermo Ponce, vicepresidente senior de Centro y Sur América de Liberty, aseguró en entrevista con EF, que pretenden competir fuerte y hacerse con la preferencia de los clientes de su competencia

Con el cambio de marca y la integración de las operaciones de Internet fija y telefonía móvil, Liberty Latin America anunció una inversión de $800 millones, el fortalecimiento de sus redes móvil de 4G LTE+ así como de híbrido de fibra coaxial (HFC) y fibra óptica, un menú de nuevos servicios y el interés de ofrecer 5G.

La compañía plantea crecer en el mercado local con mayor ritmo al alcanzado hasta el momento. Pero en un mercado con casi 150% de penetración móvil y el 63% de los hogares conectados a Internet en el 2020, según los datos de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), buena parte de la apuesta depende de atraer suscriptores de los otros operadores.

Guillermo Ponce, vicepresidente senior de Centro y Sur América de Liberty, aseguró —en entrevista con El Financiero, tras la conferencia de prensa del 14 de junio— que esperan tomar ventaja del crecimiento de la demanda de servicios de banda ancha.

¿Cómo ven la instrucción del presidente Rodrigo Chaves sobre las frecuencias que tiene el Grupo ICE para los servicios 5G? ¿Ustedes participarán en un concurso donde no estén las frecuencias de 2.600 y 3.500 MHz?

Costa Rica ya tiene una historia de haber puesto los espectros a disposición de los operadores para que se desarrolle la infraestructura. No vemos ninguna razón para que sea distinto eso en el caso del 5G.

Es importante que el país vaya caminando en la senda del desarrollo de la evolución tecnológica y del 5G, un paso más como lo fue el 4G.

Para que eso pueda ser así, creemos que el espectro tiene que ser puesto a disposición de los operadores en forma equitativa, no discriminatoria. Hay distintas maneras de hacer eso.

Nosotros no nos metemos en cómo debe hacerse. Eso es una decisión de las autoridades. Sí creemos que tiene que ser equitativa y no discriminatoria. Por ende, vemos con mucho optimismo la instrucción del presidente respecto de que el espectro tenga que ser puesto a disposición.

¿Participarían en un concurso donde no estén las frecuencias solicitadas?

Depende de cuál sea el concurso, qué es lo que se esté licitando, porque al final parte de la evaluación que se hace —cuando uno hace un despliegue de telecomunicaciones— es cuáles son las frecuencias en cuestión y cuáles son las posibilidades que brindan, cuál es el nivel de inversión que uno tiene que poner a disposición para cumplir los objetivos de conectividad.

La industria, sobre todo la tecnológica (los desarrolladores), ha venido insistiendo en la urgencia de tener 5G y avanzar. ¿Ustedes consideran que es urgente?

Yo no lo catalogaría de urgente, en el sentido de que urgente es algo que se necesita para mañana o en este año. Lo importante es que el proceso no se detenga y que no esté estacionado por ahí sin definiciones.

Cuando las cosas están detenidas o indefinidas es difícil poder planificar. Las inversiones no se hacen de la noche a la mañana. Hay que planificarlas, hay que obtener los recursos, hay que hacer los diseños de ingeniería.

Hay otros elementos involucrados en esto. Cuando uno hace un despliegue, necesita desarrollar infraestructura. La ley de desarrollo de infraestructura de telecomunicaciones es muy positiva porque es un complemento de lo que es poner a disposición el espectro. No basta solo espectro. Se requieren las inversiones. Pero también se requieren las condiciones para desplegar la infraestructura.

Ustedes han venido haciendo inversiones para dar servicios a los hogares en fibra óptica. ¿Cuál es el avance en este momento y cuál es el impulso que veremos a partir de ahora?

Estamos desplegando solo fibra óptica en la red nueva. Esperamos terminar este año con alrededor del 10% de nuestra red total siendo fibra óptica y en el 2025 queremos que eso sea el 50%.

Hoy tenemos una red híbrida de fibra óptica y coaxial (HFC). La red HFC todavía está vigente, porque también tiene su escalamiento y evoluciones tecnológicas en las que seguimos invirtiendo.

Tomamos la decisión de que todo lo nuevo fuera en fibra óptica, pero también invertimos en la red coaxial. Sigue siendo sujeto de inversiones pues ahí es donde está la mayoría de nuestros clientes.

¿Cuántos hogares tendrían fibra óptica?

Hoy tenemos una cobertura de 700.000 a 800.000 hogares y eso debería crecer más o menos un 50% en el periodo. Vamos a cubrir el 85% de los hogares de Costa Rica en un período de aquí al 2025.

¿Serán servicios simétricos y en qué velocidades? ¿Cuál va a ser la oferta? Hay operadores que van a anunciar servicios de hasta 1 Gbps.

Eso es algo que vamos evaluando a medida que vamos estudiando las necesidades de los clientes. Hoy día no creemos que sea muy relevante esos niveles de velocidad todavía en el mercado costarricense y, para serte franco, en prácticamente ninguno de los mercados de la región donde operamos.

Una conexión de HFC o de fibra óptica con unos 200 o 300 Mbps cubre perfectamente la necesidad de conectividad de un hogar con varios dispositivos conectados al mismo tiempo, con varios dispositivos consumiendo streamers y teniendo una buena muy buena prestación de calidad.

¿Desde agosto de 2021, con la adquisición de Movistar por Liberty, se había dado algún nivel de integración de servicios? ¿Con la nueva marca veremos una mayor integración de la oferta?

Hemos tenido bastantes elementos de integración desde agosto hasta ahora, partiendo de que el equipo ejecutivo que dirige la compañía es uno solo. Hoy (el 14 de junio) es importante porque se terminan de borrar las fronteras de las compañías originales que venían, Cabletica y Movistar.

Nosotros ya estábamos ofreciendo paquetes combinados y descuentos cruzados, beneficios fijos a los clientes móviles y beneficios móviles a los clientes fijos, en lo que llamamos convergencia fijo-móvil. Es algo que empezamos a ofrecer desde mediados del año pasado y hemos sido exitosos en hacer que los clientes fijos de Cabletica compren los servicios de Movistar y viceversa.

Hay crecimiento en clientes de ambas operaciones y clientes nuevos. Es nuestra aspiración capturar más clientes que todavía no son clientes nuestros.

El consumo del usuario local es de los más bajos de las operaciones de Liberty. ¿Cómo profundizar la relación con el usuario y aumentar el ingreso promedio por usuario (ARPU, por sus siglas en inglés)?

Más contenidos es una de las avenidas. Más servicios, más aplicaciones. Nuestros departamentos de innovación están trabajando en eso. Acompañamos el anuncio de la nueva marca con un par de noticias importantes como son la transmisión en exclusiva de los partidos del Mundial de Fútbol de Qatar para los clientes móviles y la incorporación de toda la grilla de los canales HBO en para los servicios fijos, combinado con el acceso gratuito a la aplicación HBO+.

Todos estos factores van intensificando la relación con el cliente.

¿Hay espacio para crecer en Costa Rica?

Sí, definitivamente.

¿Quitándole clientes a los demás?

Sí, por supuesto. Mira aquí hay dos cosas: la industria crece porque se agregan clientes de banda ancha, sobre todo. Nosotros queremos tomar ventaja de ese crecimiento de la industria.

Obviamente pretendemos competir con fuerza y lograr capturar la preferencia de los clientes de nuestros competidores.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.