Por: AFP .   19 febrero
Un juez federal de Texas rechazó el reclamo de Huawei y acogió el argumento sobre seguridad que expuso el gobierno de Estados Unidos, para evitar la relación comercial entre la empresa y las agencias federales del país. Foto: AP
Un juez federal de Texas rechazó el reclamo de Huawei y acogió el argumento sobre seguridad que expuso el gobierno de Estados Unidos, para evitar la relación comercial entre la empresa y las agencias federales del país. Foto: AP

Un juez estadounidense rechazó el martes un recurso del gigante chino de las telecomuicaciones Huawei contra una prohibición para que las agencias federales de Estados Unidos adquieran sus productos y servicios.

El año pasado, Huawei había presentado un recurso de inconstitucionalidad contra la decisión del gobierno de Donald Trump de mayo de 2019 de prohibir a las agencias federales adquirir sus equipos y servicios así como trabajar con terceros que fueran sus clientes.

La disputa era una de las varias en el marco de la guerra comercial entre Pekín y Washington, que acusa a Huawei de robar secretos comerciales de compañías estadounidenses y advierte a sus aliados que los equipos de la firma china podrían ser utilizados para espiar a otros países.

Huawei niega todo ello y acusa a Estados Unidos de imponerle restricciones "anticonstitucionales" para ingresar al mercado estadounidense.

Ambiente tenso

La resolución se da tras las declaraciones hechas el fin de semana por el secretario estadounidense de Defensa, Mark Esper, quien calificó a la empresa china como una amenaza para la OTAN, e instó a los europeos a no permitir que el gigante chino de las telecomunicaciones participe en sus nuevas redes 5G.

“Si no entendemos la amenaza y no hacemos algo, al final podría comprometer lo que es la alianza militar más exitosa de la historia, la OTAN”, dijo Esper, en la conferencia sobre seguridad en Múnich, Alemania.

El juez de distrito Amos Mazzant estimó en su fallo que una relación contractual con el gobierno federal estadounidenses no implicaba un derecho constitucional garantizado.

Agregó que la prohibición estaba justificada en el marco de una investigación del Congreso “sobre una potencial amenaza contra la ciberseguridad” de Estados Unidos.

Huawei manifestó su decepción en un comunicado y señaló que “seguirá considerando sus opciones legales” contra el fallo.