Por: David Vargas.   26 octubre, 2018
El científico Tomás de Camino Beck es el conferencista invitado para la Expo IT-COMM 2018. Foto archivo El Financiero
El científico Tomás de Camino Beck es el conferencista invitado para la Expo IT-COMM 2018. Foto archivo El Financiero

Las ruedas del progreso no han dejado de girar en la historia de la humanidad. Tal vez hoy sintamos que van a una rapidez mucho más vertiginosa, gracias a la adopción de la tecnología en todas las áreas del quehacer humano. Pero el movimiento no ha cesado nunca.

Engranado en el progreso está la generación de novedad a partir de imaginar lo que es posible y experimentar para encontrar el camino hacia una mejor forma de hacer las cosas.

Adueñarnos de esta idea para crear nuestras propias respuestas a los retos que enfrentamos al insertarnos en la economía digital nos haría tener un papel protagónico en este entorno. Así lo cree Tomás de Camino Beck, científico, profesor universitario y co-fundador de Fundación Costa Rica para la Innovación, quien además es conferencista invitado para la Expo IT-COMM 2018, que se realizará el 30 y 31 de octubre en el Hotel Real Intercontinental en Escazú, Costa Rica.

“Es importante recordar que innovación es un atributo, y es el resultado de la generación de novedad”, opina De Camino.

Para el conferencista, el secreto está en atreverse a experimentar. “Debemos posibilitar la ideación y la experimentación dentro del sistema educativo, de ahí surgirá la innovación como resultado”, indica. “Definitivamente para participar en la economía digital no podemos nada más importar tecnologías de afuera, sino que debemos empezar a crear las propias”, añade.

Coincidente con las declaraciones de De Camino, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicación de Costa Rica (Micitt) presentó a mediados de octubre la agenda digital de esta administración. En esa exposición, el Micitt se comprometió a crear estrategias para la ideación e innovación que se aplicará desde las aulas.

Sin embargo, el éxito de estas políticas de enseñarle a los jóvenes la necesidad de innovación requerirá de un cambio cultural importante en nuestro país, donde se requiere una relación mucho más cercana y provechosa de la tecnología.

Un ejemplo de éxito

Estonia, un país del norte de Europa de 45.000 kilómetros cuadrados y una población de 1,2 millones de personas, logró efectos contundentemente significativos con la ayuda de soluciones innovadoras para dinamizar su economía y multiplicar su ingreso per cápita. “Los ciudadanos de Estonia se sienten involucrados y orgullosos del salto innovador que el país ha dado porque sí se pudo y se lo demostramos al mundo para que más países se aventuren hacia la digitalización” afirmó el expresidente estonio Toomas Hendrick, durante una visita a Costa Rica.

El caso de Estonia es aleccionador para nuestro país. Con más territorio y mayor población, Costa Rica ha apostado por invertir en recurso humano que le ha permitido ser un territorio atractivo para la industria biomédica, líder en el rubro de exportaciones costarricenses, según datos de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde).

“La economía digital es inmediata, es decir, mañana podemos estar participando en la economía digital”, insiste De Camino. “Todos los elementos necesarios para participar son de muy bajo costo, entonces, hay oportunidades definitivas para que Costa Rica con el nivel de educativo que posee, incluso en la región latinoamericana, pueda insertarse en nuevas formas de negocios intangibles, que son muy rápidos y fáciles de desplegar para poder iniciarse en ellos”, añadió.

La Expo IT-COMM juntará a representantes de la academia, sector púbico, empresarios que elaborarán un documento que analice las oportunidades y desafíos del país en innovación y economía digital. Al final del mismo, se le entregará este material al Poder Ejecutivo, para de esta forma contribuir con el objetivo de llevar a Costa Rica a ser la primera economía digital de la región para el año 2022.