Por: Krissia Chacón.   29 abril, 2018
El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg camina en el centro de su compañía en Menlo Park, California, Estados Unidos. Facebook atraviesa la mayor crisis de su historia por el robo de datos de más de 87 millones de usuarios de la red social. Fotografía de AP/ Marcio José Sánchez.
El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg camina en el centro de su compañía en Menlo Park, California, Estados Unidos. Facebook atraviesa la mayor crisis de su historia por el robo de datos de más de 87 millones de usuarios de la red social. Fotografía de AP/ Marcio José Sánchez.

El caso de Facebook y Cambridge Analytica marcó el comienzo de una nueva era, en la que la privacidad y la regulación de los datos que circulan en Internet se posicionan como la piedra angular para el futuro de la vida digital de los usuarios.

¿Y por qué un problema que ocurrió en Estados Unidos le compete? Porque probablemente usted tenga una cuenta en Facebook y aunque no la tenga es muy probable que la red social ya sepa quien es usted por la información que publican sus familiares y conocidos.

En Costa Rica, según datos del estudio Red 506 elaborado por Unimer para El Financiero, el 97% de los costarricenses conectados poseen una cuenta en Facebook. A nivel mundial, la comunidad de esta plataforma asciende los 2.000 millones de usuarios.

Pareciera que nadie escapa de la mirada de Facebook y la razón es porque la red social maneja día a día millones de datos que revelan cada detalle y movimiento de las personas. Si el acceso a Facebook es gratuito, el valor real de la plataforma son los miembros que conforman la red.

Precisamente de esto se trata toda la polémica de Cambridge Analytica, el uso indebido de los datos de 87 millones de usuarios de Facebook durante la campaña presidencial del 2016 en Estados Unidos.

El escándalo forzó a Mark Zuckerberg, fundador de la red social, a someterse a una audiencia pública ante el Congreso estadounidense. Ahí aceptó que fue su error la mala administración que se le dio a toda esa información de los usuarios.

En EF le hacemos una recopilación de los puntos clave que debe tener en cuenta para entender este caso.

Dime qué publicas y te diré quién eres

Si usted no es una de las personas afectadas por el uso indebido de los datos personales le aparecerá el mensaje: “según nuestros registros, ni tú ni tus amigos iniciaron sesión en This Is Your Digital Life. Como resultado, no parece que This Is Your Digital Life haya compartido tu información de Facebook con Cambridge Analytica”.

En caso contrario, la red le informará cuáles de sus datos personales fueron utilizados.

La polémica comenzó cuando algunos de los datos de los usuarios fueron obtenidos a en el 2013 a través de esa aplicación, This Is Your Digital Life (esta es tu vida digital), de Global Science Research. Esta herramienta analizaba la personalidad de los usuarios en la red y afirmaba que la información era recopilada para realizar una investigación.

Antes del 2014, Facebook le permitía a las aplicaciones con fines de investigación recopilar datos de los usuarios que consintieran el acceso y también los de sus amigos (aunque ellos no dieran su autorización).

Global Science Research habría vendido esa información a Cambridge Analytica (empresa británica dedicada al análisis y minería de datos). Ellos la utilizaron para enviar anuncios personalizados a más de 50 millones de personas (esta práctica es considerada ilegal por la forma en la que se obtuvieron los datos) durante la campaña electoral estadounidense del 2016.

Unas 270.000 personas accedieron a This Is Your Digital Life, pero al estar abierto el portillo de tomar información de los amigos de los usuarios que concedieron el permiso a la app, más de 87 millones de cuentas fueron afectadas, según detalló The New York Times.

Facebook cambió sus políticas de privacidad y en el 2014 prohibió que las aplicaciones pudieran tomar los datos de terceros sin su respectiva autorización. Es por esta razón que los datos utilizados por Cambridge Analytica son del 2013 y 2014.

La mayoría de los afectados están en Estados Unidos, aunque también se han reportado afectados en México, Filipinas, Indonesia, Reino Unido, Brasil, Vietnam y Australia.

Los datos recopilados por Cambridge Analytica van desde la información personal, publicaciones a las que se le dio "me gusta", los lugares registrados, fotografías y publicaciones.

Toda esta información dice más de lo que piensan las personas. Con esto la compañía de minería de datos pudo realizar exámenes de personalidad y así dirigir la información publicitaria a los usuarios de la red.

Uno de los grandes errores que cometió Facebook es que en el 2015 la red social se percató que Cambridge Analytica tenía todos esos datos por lo que contactaron a la compañía británica y le solicitaron que eliminara la información. Eso no sucedió.

Según el periódico New York Times los datos todavía siguen disponibles.

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook habla durante una audiencia con el Senado de Estados Unidos en Washington. Foto de AFP/ SAUL LOEB.
Mark Zuckerberg, fundador de Facebook habla durante una audiencia con el Senado de Estados Unidos en Washington. Foto de AFP/ SAUL LOEB.
En busca de privacidad

Luego de la polémica que se revivió en marzo de este año, Zuckerberg se ha entonado el mea culpa y reconoció públicamente que Facebook falló en el resguardo de esa información personal.

"Está claro ahora que no hicimos lo suficiente (....) Fue un gran error. Fue mi error, y lo siento”, dijo Zuckerberg durante al audiencia ante el Congreso.

Luego de la disculpa pública que primero se dio en su perfil de Facebook, los usuarios fueron testigos del anuncio acerca de un cambio de reglas en las políticas de privacidad, la cual reza: "La protección de tu privacidad es prioritaria en todo lo que hacemos en Facebook. Tenemos que hacer más por proteger tu privacidad, y por eso vamos a tomar medidas con respecto a posibles abusos que hayan podido ocurrir en el pasado, así como incrementar la protección para evitar futuros abusos de nuestra plataforma".

Específicamente, las medidas que tomó Facebook fueron:

  1. Notificarle a los usuarios si alguna aplicación utilizó sus datos de forma inadecuada. "En adelante, si eliminamos una aplicación por haber hecho un mal uso de los datos, avisaremos a todas las personas que la hayan usado. También estamos trabajando en una función para que puedas comprobar si This Is Your Digital Life, la aplicación que envió datos a Cambridge Analytica e infringió las normas de nuestra plataforma, accedió a tus datos", afirma la red.
  2. Simplificar la gestión de las aplicaciones que se usan. Actualmente ya se muestran las aplicaciones que se conectan con la cuenta del usuario y cuáles datos son los que tienen, pero a partir de ahora Facebook mostrará una herramienta en la parte superior de la sección de noticias para que sea más fácil encontrar y gestionar las aplicaciones.
  3. Desactivar el acceso de las aplicaciones que no se usen. Si la persona no utiliza una aplicación durante tres meses, se perderá el acceso a la información.
  4. Limitar los datos de inicio de sesión con Facebook. Se cambiará el funcionamiento del inicio de sesión para reducir los datos que las aplicaciones puedan pedir sin pasar por una revisión. Las aplicaciones solo podrán solicitar acceso al nombre, la foto del perfil y la dirección de correo electrónico. Para pedir cualquier otro dato tendrán que recibir la aprobación de Facebook.

"Mientras ponemos en práctica estos cambios vamos a suspender la aprobación de aplicaciones. Tenemos la responsabilidad de proteger tus datos y estamos comprometidos con la protección de tu información y el aumento de la seguridad de nuestra plataforma", asegura el gigante.

Para verificar con quiénes está compartiendo su información personal, tiene que ir a la configuración de la cuenta en Facebook y luego a 'aplicaciones'. En esta página podrá ver todas las aplicaciones que están afiliadas a su cuenta, también aparecerá el detalle de la información que poseen. Allí podrá editar los datos que comparte o bien eliminar la aplicación de su perfil.

Los años difíciles de Zuckerberg

A sus 33 años, Zuckerberg enfrenta la mayor crisis de la historia de Facebook.

Este escándalo más los serios problemas que han tenido con la propagación de las fake news (noticias falsas), la comunidad de la red social se ha cuestionado si a Facebook se le salió de control el manejo de su propio negocio.

“Facebook fue creado para acercar a la gente”, decía en enero pasado el joven multimillonario que fundó la empresa hace 14 años.

En los últimos meses el grupo ha sido señalado de propagar información y noticias falsas, de amenazar la democracia, de provocar una adicción que atrofia el intelecto, entre otras acusaciones.

El modelo de Facebook es frágil, pues se basa en la confianza de los usuarios, confianza que ahora está puesta en duda.

“Existe un malentendido generalizado de que Facebook vende datos para publicidad. Y no vendemos los datos a anunciantes”, enfatizó Zuckerber durante su audiencia.

En una entrevista con EF, Adriana Bellinatti, directora regional para Latinoamérica y el Caribe de Facebook, insistió en que Facebook no vende los datos de sus usuarios y que los cambios en la red social seguirán ocurriendo, tal y como ha sucedido desde la creación de la compañía.

Mientras la red se recupera de la crisis, y Zuckerberg intenta lavarse la cara frente a sus más de 2.000 millones de usuarios, lo cierto es que ahora muchos de sus miembros se mantendrán vigilantes de quiénes utilizan sus datos personales, o por lo menos, eso es lo que se espera luego de ver tan solo una parte de lo que terceros pueden hacer con la información que está en Facebook.

Aunque usted no sea una celebridad, o piense que su información no le interesa a nadie, sepa que en el mercado sus datos que parecieran superficiales solo porque están en Facebook tienen un valor económico, social, político...