Por: AFP , El Tiempo (GDA).   16 octubre, 2018
Paul Allen fue el cofundador de Microsoft en 1975. (Foto cortesía de Microsoft)
Paul Allen fue el cofundador de Microsoft en 1975. (Foto cortesía de Microsoft)

Hace cuatro décadas, Bill Gates y Paul Allen fundaron Microsoft, la empresa de ordenadores y software que transformó el mundo de la computación. En la tarde de este lunes 15 de octubre, Paul Allen falleció.

Según comunicó la familia, Allen, que tenía 65 años de edad, se encontraba en Seattle (EE. UU.). La causa de muerte, según un comunicado, fue un linfoma no hodgkiniano, un cáncer en los linfocitos de la sangre.

En una publicación de LinkedIn, el actual CEO de Microsoft, Satya Nadella, recordó a Allen y aseguró que sus contribuciones fueron indispensables para la compañía, la industria y la comunidad.

“Como cofundador de Microsoft, en su propia manera silenciosa y persistente, creó productos mágicos, experiencias e instituciones. Y al hacerlo, cambió el mundo”, escribió Nadella.

Pese a ser el segundo después de Bill Gates, quien fue su socio y amigo personal desde la adolescencia, Allen fue una figura clave para la creación de Microsoft en 1975.

Allen deja una fortuna valorada en $21.700 millones. Según la revista Forbes, era la cuadragésima cuarta persona más rica del mundo.

Además de Microsoft, Allen tuvo proyectos filantrópicos, entre los que se encuentra la creación de organizaciones dedicadas a la investigación, como el Instituto Allen por la Ciencia del Cerebro, el Instituto para la Inteligencia Artificial y el Instituto de Ciencia Celular.

Paul Allen anunció a principios de octubre que la enfermedad, tratada por primera vez en 2009, había vuelto a aparecer pero que los doctores eran "optimistas".

“Mi hermano fue una persona notable en todos los aspectos”, dijo a su vez su hermana Jody en el comunicado emitido por Vulcan, firma fundada y propiedad de Allen.

Allen nunca se casó ni tuvo hijos.

Bill Gates y Paul Allen en una foto del 2003. (AP / Elaine Thompson, archivo)
Bill Gates y Paul Allen en una foto del 2003. (AP / Elaine Thompson, archivo)

Dejó Microsoft en 1983 para fundar y presidir la firma de inversiones con sede en Seattle, que administra activos en cultura, bienes raíces, medios y deportes.

“Poseía un intelecto notable y una pasión por resolver algunos de los problemas más difíciles del mundo, con la convicción de que el pensamiento creativo y los nuevos enfoques podrían tener un impacto profundo y duradero”, comunicó Microsoft, después del fallecimiento de Allen.

Otra reacción a la muerte de Allen fue la de su exsocio y CEO de Microsoft, Bill Gates, con quien se peleó cuando abandonó el grupo en los años 80′s.

De acuerdo a un comunicado citado por la prensa estadounidense, Gates saludó a “uno de sus amigos más cercanos”, quien “merecía más tiempo” y dijo que “la computación personal nunca habría existido sin él”.

Allen fue compañero en la escuela secundaria de Gates y, después, mientras trabajaba como programador informático, persuadió a su amigo de abandonar Harvard para crear Microsoft, que se convirtió en la compañía más valiosa del mundo en 1990.

Microsoft dijo también en un comunicado que las contribuciones de Allen a la compañía, la industria y la comunidad "son indispensables”.

“Como cofundador de Microsoft, a su manera tranquila y persistente, creó productos, experiencias e instituciones mágicas. Y al hacerlo, cambió el mundo”, agregó Nadella.

Igualmente fue conocido por sus acciones filantrópicas, especialmente en el área de la salud.

Invirtió $100 millones de dólares para fundar el Allen Institute for Brain Science en 2003.

Una década más tarde, fundó el Allen Institute for Artificial Intelligence, para estudiar el impacto en la sociedad de nuevas tecnologías y el Allen Institute for Cell Science, para financiar la investigación para el tratamiento de enfermedades.

Paul Allen era propietario del equipo de fútbol americano Seattle Seahawks. (AP /John Froschauer)
Paul Allen era propietario del equipo de fútbol americano Seattle Seahawks. (AP /John Froschauer)

También era propietario del equipo de fútbol americano Seattle Seahawks.

El comisionado de la Liga Nacional de Fútbol (NFL), Roger Goodell, dijo que Allen era "la fuerza impulsora para mantener a la NFL en el noroeste del Pacífico".

"Su pasión por el juego, combinada con su silenciosa determinación, llevó a una organización modelo dentro y fuera del campo", agregó Goodell.

"Trabajó incansablemente junto a nuestros asesores médicos para identificar nuevas formas de hacer que el juego sea más seguro y proteger a nuestros jugadores de riesgos innecesarios", apuntó también.

En su autobiografía en 2011 afirmaba que Bill Gates habría conspirado para reducir sus acciones en Microsoft.

También fundó Stratolaunch Systems, que construyó el avión más grande del mundo, diseñado como una colosal nave de lanzamiento que se promociona como el futuro del viaje espacial.

La nave estaba previsto que hiciera su primera demostración de lanzamiento a principios de 2019.