Por: Krisia Chacón Jiménez.   30 agosto
La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) autorizó la solicitud de concentración presentada por Millicom Cable Costa Rica S.A y Telefónica de Costa Rica TC S.A. Foto: John Durán.
La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) autorizó la solicitud de concentración presentada por Millicom Cable Costa Rica S.A y Telefónica de Costa Rica TC S.A. Foto: John Durán.

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) autorizó la compra por parte de la empresa Millicom Spain S. L. del 100% del capital social de Telefónica Costa Rica TC S. A.

Esta autorización le permite a la empresa Millicom –que opera bajo la marca Tigo– la compra de las operaciones de la empresa Telefónica –Movistar– en el país con lo que podrá ampliar su portafolio de servicios.

“De esta manera Millicom podrá incorporar a sus servicios paquetes de telefonía e Internet móvil”, afirmó la Sutel.

La operación fue aprobada por Sutel pues no se desprenden indicios de la existencia de potenciales efectos anticompetitivos derivados de la adquisición del 100% del capital social de Telefónica CR por parte de Millicom España,”, detalla la resolución RCS-221-2019 del Consejo de la Superintendencia.

La Sutel como autoridad de competencia aprobó esta concentración económica y la notificó a las partes; quienes ahora deberán empezar el proceso de cesión de acciones de los contratos de concesión de las frecuencias de espectro radioeléctrico ante el Ministerio de Ciencia Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) como rector en la materia.

Antecedentes

La compra de Telefónica por Millicom se anunció el pasado 20 de febrero, y a inicios de abril las compañías presentaron la solicitud ante Sutel.

Millicom comercializa servicios de Internet y televisión por cable, así como telefonía IP. Para estos servicios cuenta con frecuencias para descarga de señales satelitales y conexiones locales necesarias para la operación en Costa Rica.

Aunque los ejecutivos de la marca Tigo sostuvieron inicialmente que la operación era una cesión de activos y no una concentración, finalmente la solicitud de autorización se tramitó bajo esta segunda figura legal.

Millicom posee en Costa Rica dos subsidiarias: Millicom Cable Costa Rica S. A. y Millicom Frecuencias Costa Rica S. R. L.

Esta compañía ha estado trabajando en una estrategia de crecimiento basada en compras, tanto en el mercado de televisión por suscripción e Internet fija como en telefonía móvil. La compañía está concentrando sus esfuerzos en América Latina.

Mientras que el objetivo de Telefónica con la venta de sus operaciones en la región es reducir la deuda y concentrar sus recursos en la adquisición de bandas para redes 5G en sus mercados más importantes, especialmente Europa.

¿Qué pasa con los usuarios de Movistar?

Tigo tiene que asumir exactamente las mismas obligaciones de Movistar ante sus clientes y debe mantener las mismas condiciones de sus planes hasta la finalización de los contratos ya existentes.

No hay posibilidad de que el usuario sufra algún cambio en sus planes, por el contrario, la regulación lo protege.

Los clientes también deben saber que tienen la posibilidad de la libertad de elección y pueden eventualmente elegir la marca a la que desean migrar.

Al cierre del 2018 Movistar tenía el 44,8% de las suscripciones nacionales en modalidad prepago –colocándose como líder en este segmento por encima del ICE y de Claro– y un 22% de las postpago –solo por debajo del ICE– de acuerdo con el último informe de estadísticas de Telecomunicaciones realizado por la Sutel.

La marca está presente en los servicios de telefonía móvil e Internet móvil. Sin embargo no entra en los negocios de telefonía fija (que no sea por Internet), televisión por suscripción ni Internet fija.

El crecimiento de Movistar es constante desde el 2013. Esto convierte a Telefónica en el segundo operador a nivel nacional con más suscripciones, desplazando a Claro desde el 2014.

Tigo en Costa Rica

Uno de los puntos fuertes de Tigo es que con esta entrada en el país, fortalece su red regional, lo que podría traducirse en beneficios tanto para los negocios como para los consumidores finales.

Por ejemplo, los clientes que viajan por Centroamérica podrán encontrar tarifas competitivas ya sea con el roaming o con los mismos precios locales. Las empresas con operaciones en varios países de la región también podrían unificar sus contrataciones, obteniendo mejores precios por servicios.

Específicamente en Centroamérica, Tigo ofrece servicios de Internet, televisión por cable y satelital, telefonía IP y móvil, catálogo de entretenimiento y portafolio para negocios.

Con la entrada de Tigo en el mercado de telefonía móvil en Costa Rica, su oferta de servicios se hace muy similar a la del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y podría tener alguna ventaja frente a competidores como Telecable, Cabletica y Claro.

Con respecto a los precios y paquetes, habrá que esperar cómo se presentará Tigo, ya que el operador adecúa sus tarifas y servicios según las características de cada mercado.

El talón de Aquiles de Tigo en Costa Rica es su pobre imagen en calidad de servicio y atención al cliente.

Tigo obtuvo una calificación de 8,1 en el servicio de telefonía IP en la encuesta de percepción y grado de satisfacción de la calidad de servicio realizada por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) en el 2017.

En el apartado de Internet, Tigo fue el peor evaluado. Estuvo por debajo del ICE, Cabletica y Telecable.

En televisión por suscripción empató con Cabletica como los operadores peores evaluados, por debajo de Claro, Sky y Telecable.

La compañía también acumula reclamaciones de clientes ante la Sutel. Durante el 2018, la Superintendencia recibió 18 quejas por el servicio de Tigo: la mayoría por problemas de facturación.