Por: Krissia Chacón, María Luisa Madrigal.   23 enero

Telefónica ya mostró su interés de salir de Centroamérica. La compañía española anunció que se encuentra en la búsqueda de un comprador para sus activos ubicados desde Guatemala hasta Panamá.

Ahora las dudas que surgen son ¿qué pasará con las operaciones de Telefónica en Costa Rica? ¿Quién estaría interesado en comprar dichos activos? ¿Qué sucederá con los actuales clientes de Movistar?

Telefónica, empresa española que opera en Costa Rica bajo la marca de Movistar, anunció que está interesada en vender su activos de Centroamérica. Foto: Alonso Tenorio.
Telefónica, empresa española que opera en Costa Rica bajo la marca de Movistar, anunció que está interesada en vender su activos de Centroamérica. Foto: Alonso Tenorio.
Dos rutas

La decisión de Telefónica puede significarle a Costa Rica dos posibles escenarios: que se vendan activos de la empresa o que se traslade toda la operación de la compañía a otro comprador.

Podría suceder que Telefónica venda solamente sus activos y continúe con su operación normal en el país bajo el nombre de Movistar.

“Es usual que el operador contrate o subcontrate con terceros algunos de sus activos que forman parte de la red como las torres donde están instaladas ellas, el servicio que es más inmobiliario que de tecnología. El negocio de activos inmobiliarios es normal verlo en el mercado”, señaló Elías Soley, abogado especialista en telecomunicaciones.

La empresa operadora si tiene esos activos puede vendérselo a un tercero para que este sea el que desarrolle ese negocio con los demás operadores que estén interasados en ubicar equipos en esos inmuebles.

Otra situación que podría suceder es que aparezca otro operador que cuente con la autorización de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) y compre toda la operación de Telefónica en Centroamérica. Es decir que no solo adquiera los activos sino que también brinde el servicio asumiendo todas las obligaciones regulatorias y con los clientes.

En ese mismo escenario pueden surgir otras dos opciones: que se trate de un nuevo operador o bien que la compra se dé por parte de alguno de los operadores que ya trabajan en el país.

En caso que la compra se diera por parte de Claro o de Kölbi, la Sutel tendría que revisar si existe algún impacto con las condiciones de competencia del mercado.

En Costa Rica, Telefónica aumentó su participación de mercado desde un 20,4% en el 2014 hasta un 26,3% en el 2017, de acuerdo con datos de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

“Para cualquier operador de telecomunicaciones sería un negocio interesante dependiendo del precio que se pida”, señaló Soley.

Por su parte, Telefónica Costa Rica afirmó que la operación continúa funcionando con total normalidad.

“Todo esto de conformidad con nuestras obligaciones con el Gobierno de Costa Rica, en virtud de los contratos de concesión que tenemos como mínimo hasta 2026 y 2033 y que garantizan la continuidad del servicio a nuestros clientes en todo el país”, señaló la compañía.

¿Qué sucede con los clientes de Movistar?

Para el usuario la situación varía dependiendo de los dos escenario principales.

Si Telefónica decide solamente vender sus activos, los clientes no verán ninguna diferencia, pues la marca seguiría ofreciendo sus servicios con normalidad.

Pero si apareciera otro operador interesado, este tiene que asumir exactamente las mismas obligaciones de Movistar y se tendrían que mantener las mismas condiciones de sus planes hasta la finalización de los contratos.

"En ninguno de los dos escenarios existe la posibilidad de que el usuario sufra algún cambio en sus planes, por el contrario, la regulación lo protege”. Elías Soley, abogado especialista en telecomunicaciones

En este tipo de casos también se da la posibilidad de la libertad de elección y de esta forma los usuarios puedan eventualmente elegir la marca a la que desean migrar.

“Me parece que lo que tiene mayor probabilidad de éxito en el país es que un tercero interesado pudiese ingresar al mercado a operar los activos de Telefónica bajo otra marca”, manifestó Juan Manuel Campos, abogado experto en regulación de telecomunicaciones.

La Sutel comunicó que de momento no ha recibido ninguna comunicación formal de la empresa Telefónica sobre una eventual concentración, fusión o venta.

“En caso de que se presente algún trámite, la Sutel propiciará que se mantengan las condiciones del mercado y que los usuarios mantengan la continuidad del servicio”, señaló la institución.

Los números de Movistar en Costa Rica

Al cierre del 2017 Movistar tenía el 30% de las suscripciones nacionales en modalidad prepago y un 15% de las postpago de acuerdo con el último informe de estadísticas de Telecomunicaciones realizado por la Sutel en el 2017.

La marca está presente en los servicios de telefonía móvil e Internet móvil. Sin embargo no entra en los negocios de telefonía fija (que no sea por Internet), televisión por suscripción ni Internet fija.

El crecimiento de Movistar es constante desde el 2013. Esto convierte a Telefónica en el segundo operador a nivel nacional con más suscripciones, desplazando a Claro desde el 2014.

La empresa pasó de tener 1.272.000 suscripciones en el 2013 en telefonía móvil a 2.324.000 al cierre del 2017. Un crecimiento del 82,7%

En cuanto a portabilidad numérica Telefónica es la empresa que domina. Según los números acumulados desde el 2013 hasta diciembre del 2017, Movistar logró que 455.539 personas migraran a su plataforma manteniendo el número anterior de otra operadora.

Detrás se ubicó Claro con 136.998 nuevos clientes mientras que las demás operadoras cerraron con números negativos, principalmente Kölbi con -572 783.