Por: Carlos Cordero.   30 agosto
Los servicios de los operadores a las empresas, como WND especializada en Internet de las cosas, se han diversificado y aumentaron el ancho de banda. (Foto Mayela López / Archivo)
Los servicios de los operadores a las empresas, como WND especializada en Internet de las cosas, se han diversificado y aumentaron el ancho de banda. (Foto Mayela López / Archivo)

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) declaró el 26 de julio la competencia efectiva en el mercado minorista de conectividad empresarial de Costa Rica, donde participan 23 operadores.

Aunque este segmento presenta algún grado de concentración, la Superintendencia sostiene que ninguno de los proveedores tiene poder sustancial para imponer sus propias condiciones.

Para los operadores la declaratoria, hecha pública el 13 de agosto, es producto de una mayor intensidad competitiva, de mejores precios y de mayor calidad de servicios, en un mercado con usuarios más informados.

“Esta declaratoria demuestra que hoy existe un mercado muy dinámico en conectividad empresarial que tiende hacia soluciones digitales y convergentes”, dijo José Pablo Rivera, gerente de regulación de Telefónica Costa Rica.

El sector brinda conexiones a Internet, redes privadas virtuales (RPV), enlaces entre oficinas, plantas, fincas o instalaciones de empresas o instituciones (punto a punto y multipunto) y transferencia de datos.

Para estos servicios se utilizan tecnologías de xDSL (a través de conexión telefónica), cable módem (HFC) y de fibra óptica (FTTx).

El crecimiento del mercado se refleja en el aumento de operadores autorizados ya que hace diez años sólo lo estaba el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), en la cantidad de enlaces (aumentó 99%) y en las ventas (aumentó 27%).

Los ingresos alcanzaron ¢70.000 millones en el 2016, pese a que los precios disminuyeron en más del 50% entre 2010 y 2016.

“La declaratoria de competencia efectiva es un paso natural pero que, en lugar de introducir cambios en el mercado, más bien confirma a nivel regulatorio la evolución que se ha experimentado”, dijo Norman Chaves, director de asuntos corporativos de Tigo Costa Rica.

La declaratoria hace innecesaria la regulación ex-ante de la misma Sutel.

Ahora el rol del regulador será detectar y sancionar prácticas anticompetitivas, vigilar que los precios sean razonables, fiscalizar la calidad de los servicios y exigir el cumplimiento de las condiciones de prestación de los mismos.

“Es importante que a la luz de estas declaratorias y en una tercera generación de regulación, la Sutel acompañe con la actualización del reglamento al régimen de protección al usuario final, donde hay que actualizar temas en relación a un mercado en competencia”, advirtió José Gutiérrez, gerente de nuevos negocios de Cabletica.

En el 2016 la Sutel había realizado la declaratoria de competencia en los mercados de telefonía internacional, Internet fijo, roaming internacional, desagregación del bucle, tránsito de telecomunicaciones (conexión de operadores) y telefonía móvil.

En estos mercado la Sutel no realiza regulación de precios y únicamente debe intervenir en caso requerido para asegurar la competencia de cada sector.

Mercados en competencia
Avance de las declaratorias de competencia efectiva por parte de la Sutel:
En competencia efectiva: telefonía internacional, Internet fijo, roaming internacional, tránsito de telecomunicaciones (conexión de dos operadores por medio de la red de un tercero), telecomunicaciones móviles, desagregación del bucle (operador que usa la red de otro para brindar Internet fijo), acceso y originación de una red móvil (mercado que habilita a operadores móviles) y conectividad empresarial.
No están en competencia efectiva: terminación de redes fijas individuales, terminación de redes móviles individuales, telefonía fija y originación (mercado que habilita la preselección de operador y los números especiales).
Pendiente de consulta pública: acceso y transporte de capacidad de salida internacional (banda ancha mayorista).
A la espera de análisis: líneas dedicadas mayoristas.
Fuente: Sutel
Dudas

La Sutel consultó a distintos sectores sobre este mercado a mediados del 2017 y hasta un año después, en junio del 2018, sometió a revisión pública la propuesta de informe.

Durante la consulta pública, el viceministro de Telecomunicaciones, Edwin Estrada, pidió ampliar el análisis de concentración del mercado y en las alternativas que tiene el regulador para dar seguimiento a los precios de los servicios.

La Rectoría llamó la atención que el sector de conexiones empresariales presenta un grado de concentración (2.983) según el índice Heffindaht-Hirschman (HH) y que, por lo tanto, debe clasificarse como un mercado concentrado.

El índice HH establece que un mercado se puede considerar concentrado a partir de un mínimo de 2.500 puntos y que cuando el resultado es de 3.000 puntos se presume que está muy concentrado.

Desde la apertura del mercado la competencia se incrementó pasando a 13 operadores en el 2011 y a 23 en el 2016 para atender 36.950 empresas.

Se estima que el 75% de las empresas del país utilizan computadoras y el 73% posee acceso a Internet.

A la par del cambio en la participación de mercado, se produjo una diversificación de la oferta comercial con servicios de valor agregado: venta de equipos, desarrollo de software, gestión de redes, asesoría técnica, seguridad electrónica y almacenamiento de datos.

Rivera, de Telefónica, destacó también que, por ejemplo, la oferta de su compañía va más allá de la conectividad tradicional y abarca hasta ciberseguridad y control de redes, para responder a las necesidades de un mercado empresarial con altos requerimientos de calidad y capacidad de los servicios.

También se produjo una transformación de la demanda, pues los servicios también son solicitados por pequeñas empresas.

De hecho la mayor demanda viene de las pequeñas empresas (aquellas que requieren un enlace) y de firmas corporativas (con más de 50 enlaces), normalmente el 3% del parque empresarial y que cuentan con más de 100 plazas.

El estudio de Sutel muestra que, de los 23 operadores, al menos 3 firmas tienen presencia en todos los segmentos, 2 se especializan en las pequeñas empresas y 3 en las compañías grandes.

Con la diversificación la oferta y la mayor participación de nuevos operadores el mercado pasó de alcanzar un nivel de concentración de 3.288 en el 2014 a 2.911 un año más tarde, para ubicar en 2.983 en el 2016.

La Sutel destacó el cambio.

“Se evidencia que el mercado de conectividad empresarial es altamente concentrado. Sin embargo, desde la apertura, donde solo existía un oferente, los niveles de concentración han venido disminuyendo”, señala el informe de Sutel.

Aunque su cuota de mercado se erosionó con el ingreso de más actores, el ICE mantiene ventajas por su infraestructura, la expansión que está realizando de nuevas redes de fibra óptica y su presencia en todos los segmentos.

No es el único operador que cuenta con integración vertical, pues en este mercado también hay presencia de marcas globales.

La característica del sector es de una dinámica de fuerte competencia, especialmente a nivel de precios.

La expectativa es que esta dinámica se intensifique.

“El hecho de que el regulador retire su intervención en el mercado en materia de control de precios, le dará a las empresas el incentivo de hacer propuestas diferenciadas e innovadoras”, aseguró Juan Manuel Campos, director general de Ciber Regulación.

Directorio de operadores
Los servicios de conectividad empresarial a nivel minorista son brindados en el país por:
American Data Networks
Claro Costa Rica Telecomunicaciones
Columbus Networks de Costa Rica
Cooperativa de Electrificación Rural de Alfaro Ruiz (Coopealfararuiz)
Cooperativa de Electrificación Rural de San Carlos (Coopelesca)
Cooperativa de Electrificación Rural Los Santos (Coopesantos)
Cooperativa de Electrificación Rural de Guanacaste (Coopeguanacaste)
Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH)
IBW Comunicaciones
Instituto Costarricense de Electricidad (ICE)
Junta Administrativa del Servicio Eléctrico Municipal de Cartago (Jasec)
Konectiva Latam
Level Three Communications Costa Rica
Metrowireless Solutions (MWS)
Millicom Cable Costa Rica (Tigo Business)
Ragiográfica Costarricense S.A. (Racsa)
Red Punto Com (Redcom)
Redes Integradas Corporativas (Reico)
RSL Telecom (Panamá)
Telecable Económico
Telefónica de Costa Rica
Transdatelecom
Ufinet Costa Rica
Fuente: Sutel
Negociar uno a uno los precios

La fuerte competencia obliga a los operadores a ofrecer precios competitivos, pues los clientes muestran alta sensibilidad al cambio en las tarifas.

La norma no son las ofertas prestablecidas, como en el mercado residencial o de usuarios finales en telefonía donde hay opciones de paquetes.

Aquí se establecen negociaciones directas entre cada operador y cada cliente. Estos se inclinan, además, por el que demuestre capacidad de respuesta y les brinde una agresiva oferta en comparación a sus rivales.

Otros factores que entran en juego son la confianza sobre la calidad y, con esto, los acuerdos de nivel de servicios (SLA, por sus siglas en inglés), la atención personalizada al cliente, los servicios de postventa, mantenimiento, reparación y actualización.

Tales factores son claves debido a las inversiones involucradas y a las condiciones de permanencia mínima establecidas en los contratos, que impiden a los clientes cambiar con facilidad de proveedor.

Los operadores tienen que esmerarse por entregar una solución integral, que resuelva las necesidades de la empresa en forma completa, y mayor ancho de banda.

Un efecto de la alta competencia en este mercado es el aumento en las velocidades de los enlaces propuestas a las empresas.

El operador incumbente pasó de ofrecer 20 Mbps en el 2010 a 500 Mbps en el 2016. Su inmediato competidor también aumentó de 4 Mbps a 10 Gbps las capacidades ofrecidas.

Debido a que sólo el 26% de los operadores cuenta con su propia red, la mayoría recurren a acuerdos de uso compartido de infraestructura, ya sea para aprovechar un segmento o la totalidad de la red de otro operador.

Los operadores enfrentan diversas dificultades.

En el país hay 23 operadores de servicios de conectividad a nivel corporativo. (Foto Eyleen Vargas / Archivo)
En el país hay 23 operadores de servicios de conectividad a nivel corporativo. (Foto Eyleen Vargas / Archivo)

Las firmas encuentran conflictos con las empresas dueñas de la postería, falta de acceso directo a los cables submarinos y para el ingreso a las zonas francas, parques industriales, condominios empresariales y centros comerciales, entre otros.

Una de las principales barreras que tiene en este mercado es lo que algunos operadores denominan “discriminación en los procesos de contratación pública”.

El problema es que las entidades estatales tienden a contratar directamente, sin valorar otras opciones, al operador incumbente o dominante: el ICE o a su subsidiaria Radiográfica Costarricenses S. A. (Racsa).

La Sutel, siguiendo pronunciamientos de la Contraloría General de la República, se pronunció a favor de que las entidades realicen concursos públicos para la contratación de los servicios.

La Superintendencia también llamó a eliminar las restricciones para el acceso a los centros empresariales.

“El ente regulador podrá abocarse a resolver las barreras de ingreso a este mercado que todavía persisten”, dijo Oscar Chacón, gerente local de servicios corporativos de Claro Costa Rica.

La tarea de la Sutel también debería enfocarse a vigilar las tendencias del sector, pues este es un mercado con procesos de concentración de firmas a nivel local y a nivel regional.

“Es sumamente importante que la Sutel mida y regule oportunamente, si fuera el caso, los efectos que en el mercado produzcan las concentraciones de empresas ya aprobadas y algunas en proceso, con el fin de evitar prácticas comerciales nocivas para la sana competencia”, reclamó José Luis Navarro, director de relaciones regulatorias del ICE.

A finales del 2014 Columbus, que había adquirido a la firma Lazus, fue comprada por AT&T y recientemente Cabletica fue comprada en un 80% por Liberty y Telecable adquirió una red de fibra óptica instalada en Guanacaste que pertenecía a Técnicos de Telecomunicaciones SAL.