Tecnología

Tenga estos cuidados al comprar en línea o participar en sorteos y premios en redes sociales

Hay formas para comprobar que un sitio web o un sorteo son legítimos. Ponga atención a los detalles.

Como consumidores se deben adoptar varios cuidados cuando va a comprar en línea o a participar en sorteos y premios en redes sociales, al igual que al ir de compras de tienda en tienda en un día concurrido o comprar números de una rifa a alguien desconocido.

Tanto en casos de compras en línea como de sorteos y premios en redes sociales los usuarios deben estar siempre alertas y aprender a prevenir fraudes, así como mantener transacciones digitales seguras.

En el caso de las compras en sitios web hay algunos trucos que se pueden aplicar. “Un buen ejercicio para saber si un sitio web es fraudulento, es poner la URL (dirección electrónica del sitio) en el buscador de Google. Si no aparece en el primer resultado orgánico, algo anda mal”, dijo Andrés Zamora, gerente comercial y de mercadeo Critical.net, una firma especializada en tecnología para la prevención del fraude a los dueños de tiendas en línea.

Zamora explicó que las listas negras también sirven de fuente de datos para los navegadores más populares como Chrome o Safari, por lo que muchas veces antes de entrar a un sitio web fraudulento se recibe una alerta en el navegador.

Los sorteos y premios también se volvieron populares entre las marcas para promover sus productos y servicios, acercarse al público objetivo y crear una relación cercana con la comunidad de consumidores. También son utilizados para realizar estrategias engañosas donde hay ciberdelincuentes que obtienen los datos para venta de información, envío de mensajes no deseados, distribución de software malignos e intento de fraudes.

“Es posible que utilicen estos datos para campañas de spam y publicidad dirigida”, agregó Miguel Pérez, director de la Escuela de Ciberseguridad de la Universidad Cenfotec.

Durante los últimos dos años aumentó la actividad de compras electrónicas y de mercadeo digital, posibilitando a consumidores el acceso a productos y servicios de manera inmediata a través de los dispositivos personales, así como potenció las ventas e ingresos de muchas empresas, en especial de pequeños comercios y microempresas. Pero también se debe extremar los cuidados debido al incremento de intentos y denuncias de fraudes.

Hay detalles específicos con los que fácilmente se puede descartar una tienda en línea o un sitio web antes de brindar cualquier información personal y, más aún, de la tarjeta de débito o crédito.

1. Revise la dirección web: al visitar un sitio hay que corroborar que sea la dirección correcta, que no sea un subdominio. Si tiene una duda, corrobore el dominio raíz e incluso compruébelo con una llamada telefónica a la empresa o entidad.

2. Verifique el certificado de seguridad de la página en la que va a comprar: fíjese que la dirección inicie con https y que cuente con un ícono de candado antes de la url. Si le da clic al candado se debería ver un mensaje similar a “La conexión es segura”.

3. Revise las opciones de métodos de pago que ofrece el sitio: los sitios web seguros deben poseer más de un método de pago y, al menos, uno de ellos reconocido (como Paypal).

4. Compruebe los datos de la empresa: corrobore la información legal de la empresa, incluyendo el aviso legal y la política de privacidad de la página web donde debe aparecer la razón social y datos de contacto de la empresa. Si la página no tiene esos textos debemos empezar a sospechar, lo mismo si la información no es precisa o muestra errores y lagunas.

5. Revise y compare precios: hay que fijarse en los precios y sospechar si el precio es demasiado bajo en comparación con el de la tienda oficial o de otras webs más populares.

6. No facilite el pin de su tarjeta de crédito o débito: este dato es privado y se utiliza para gestiones entre el usuario y su banco. Critical.net reiteró que tampoco debe brindar información personal de parientes, amigos o allegados.

7. Esté atento si le piden demasiada información: no es normal que le pidan ligar su tarjeta con su firma digital o con la Intranet de su empresa. Lo normal para una plataforma en línea que procesa pagos, es que el proceso sea expedito y lo menos engorroso posible. Si piden demasiada información cruzada, es probable que quieran averiguar todo lo posible para suplantar su identidad.

1. Revise los términos y condiciones de los concursos, en particular sobre los datos personales, que podría utilizarse para campañas de correos no deseados o spam, fraudes o intentos de suplantación de la identidad.

2. Verifique las bases legales del concurso para determinar si se trata de un sorteo real o no (normalmente los fraudulentos no incluyen bases legales) y revise la dirección web o URL para comprobar la tienda en línea de la marca que promueve el sorteo. Recuerde que un sitio electrónico fiable comienza con https y la dirección lleva antes el ícono del candado.

3. Revise los comentarios: muchos usuarios escriben sus experiencias en Internet y, si han sido víctimas, lo publicarán para evitar que otros caigan en el mismo engaño.

4. Busque fallos ortográficos y gramaticales, ya que la mayoría de fraudes o promociones de dudosa reputación usan traductores para la creación del contenido.

5. Contraste las imágenes, porque si es un fraude, lo habitual es que estén sacadas de Internet y sean de mala calidad o copias de otros fraudes y/o concursos. Google, por ejemplo, permite comprobar si la imagen es una copia y su procedencia desde su buscador de imágenes.

6. Esté atento a posibles notificaciones para no caer a su vez en más engaños o incluso fraudes.

7. Denuncie: si cree haber sido víctima de algún tipo de sorteo engañoso deberá recopilar toda la información posible y denunciar los hechos ante las autoridades judiciales y las mismas redes sociales (que incluyen opción de “denunciar publicación”).

8. ¿Cómo saber si es un concurso lícito? Según Cenfotec, debe comprobar la fuente, revisar las bases legales, chequee las URLs, analice los comentarios de otros usuarios, busque fallos ortográficos y gramaticales, y contraste las imágenes.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.