Por: Krisia Chacón Jiménez.   27 agosto
Kenneth Calderón es el fundador de VICU, la nueva criptomoneda costarricense. Foto: Albert Marín.
Kenneth Calderón es el fundador de VICU, la nueva criptomoneda costarricense. Foto: Albert Marín.

La volatilidad es la gran amenaza para las monedas virtuales. VICU (del inglés Virtual Currency), una criptomoneda costarricense anclada a la cotización de dólar pretende solucionar este punto de dolor.

La startup del mismo nombre fue creada por Kenneth Calderón, emprendedor que también fundó EDNA, una compañía especializada en la creación de chatbots que operan con Inteligencia Artificial.

VICU tiene como objetivo permitirle a los usuarios realizar compras o enviar dinero con tarifas bajas mediante la modalidad de moneda estable o stablecoin.

Una criptomoneda estable es una moneda vinculada a otra divisa, en este caso VICU está ligada uno a uno con el dólar estadounidense, es decir, que por cada VICU, hay un dólar real en una cuenta bancaria.

Las transferencias que se efectúen con esta criptomoneda se hacen sobre un sistema blockchain de Ethereum –un tipo de cadena de bloques.–

“La volatilidad de monedas como Bitcoin ha impedido la adopción masiva, porque se vuelve complejo hacer transacciones del día a día como comprar un café. Creemos que hay una forma más eficiente y barata de hacer y recibir pagos, y por eso creamos VICU”, explicó Calderón.

El emprendedor considera que estas innovaciones, por pequeñas que parezcan en este momento, son un importante paso en la adopción de las criptomonedas en Costa Rica.

“Aun cuando no existe una regulación para las criptomonedas en Costa Rica, queremos garantizar que tenemos los controles necesarios para responder a cumplimientos en el futuro y colaborar con las entidades pertinentes en la creación de marcos de regulación adecuados para las criptomonedas”. Kenneth Calderón, creador de VICU.

Cada transacción con VICU se escribe permanentemente en el blockchain de Ethereum, una base de datos autenticada criptográficamente que actúa como un libro de contabilidad en línea que fue diseñado para manejar transacciones mucho más rápido que otras criptomonedas como Bitcoin.

VICU se basa en el Estándar ERC20 Ethereum Token, lo que significa que cuando se realiza una transacción, cada uno de los nodos de la cadena de bloques ejecuta un cálculo basado en el libro mayor existente de todas las transacciones para validar y procesar la transacción en menos de un segundo.

Blockchain es la tecnología sobre la que funcionan las criptomonedas. Es un registro público que está en la web y que nadie puede modificar, permite la trazabilidad de los criptoactivos y la transparencia de las transacciones entre usuarios. Foto: Shutterstock.
Blockchain es la tecnología sobre la que funcionan las criptomonedas. Es un registro público que está en la web y que nadie puede modificar, permite la trazabilidad de los criptoactivos y la transparencia de las transacciones entre usuarios. Foto: Shutterstock.
¿Cómo se usa VICU?

Por ahora los usuarios pueden adquirir las monedas a través de la billetera virtual VICU y en el futuro en otras aplicaciones que serán construidas por terceros.

El propósito de esta moneda virtual es hacer el envío de dinero o pago por una compra tan fácil como enviar un mensaje de texto sin la necesidad de un banco intermediario.

Los usuarios pueden crear una billetera digital gratis en el enlace https://www.getvicu.com y empezar a enviar monedas a otras personas sin ningún costo por transacción.

La startup espera que los usuarios puedan usar sus VICU para pagar por transacciones diarias con tan solo usar su teléfono celular sin necesidad de tarjetas o efectivo.

Actualmente la compañía tiene abierta la inscripción de empresas a la red de afiliados que podrán aceptar VICU como método alternativo de pago en el piloto que arrancará en octubre de este año.

VICU le promete a los negocios:

• Comisiones más bajas que el procesamiento de tarjetas de crédito y débito.

• Mayor seguridad al tener un método alternativo al dinero en efectivo, especialmente para pequeños y medianos negocios.

• Pagos con el teléfono celular con solo escanear un código QR.

“Creemos que los gobiernos deben ser lo más neutrales en tecnología posible, para que los beneficios de la innovación puedan estar disponibles para el sector financiero” concluyó Calderón.

Diferencias entre VICU y Bitcoin:
1. Transacciones digitales rápidas y baratas: Con VICU se pueden realizar transacciones casi instantáneas (1 segundo en promedio) con tarifas bajas.
2. Reducción de la volatilidad de los precios: Las Stablecoins están vinculadas a activos estables, en este caso al dólar estadounidense. No tienen la misma volatilidad de precios que la mayoría de las criptomonedas.
3. Fácil de entender y aceptar: Si una persona no tiene idea de qué es una criptomoneda, aún así podría entender la idea de qué es una moneda estable con valor de $1. Esto hace que el concepto sea mucho más fácil de adoptar.
4. Una solución alternativa para negocios: Las monedas estables son un buen medio para ayudar a las empresas a aceptar y realizar transacciones en segundos y permitir a los clientes pagar con el celular en una moneda respaldada por el dólar, con comisiones más bajas que los métodos de pagos tradicionales.
Fuente: VICU.