Por: Emilio Zevallos.   18 marzo
Este es un momento de solidaridad, pero que bien aprovechado también puede ser la base para construir una clientela leal.
Este es un momento de solidaridad, pero que bien aprovechado también puede ser la base para construir una clientela leal.

Este es, probablemente, el peor escenario para el desarrollo de las empresas, especialmente las de menor tamaño. No es para menos, es un fenómeno global para el que aún no existe una vacuna. No está demás señalar que las medidas de seguridad recomendadas por los ministerios de Salud del mundo entran en conflicto con el desarrollo de los negocios.

Pero es así, y eso no va a cambiar. No hacerles caso es exponerse usted mism@ empresari@, y a sus clientes. Ese es un error que podría pagar muy caro en términos de su salud, y del desarrollo posterior de sus negocios. Por ello el gran reto ante nosotros es también la gran oportunidad. ¿Qué hacer para atraer clientes a nuestros negocios en este momento?

Recuerde que crisis=oportunidad. Ya vi personas vendiendo alcohol en gel y entregando a domicilio; claro, de los dos tipos. Los que lo hacen con vocación de servicio y solidaridad, cobrado el precio justo, y los otros, los especuladores. Ustedes sabrán a quién comprarle y qué hacer con los otros.

Entonces, ¿qué hacer? Sabemos que las pymes estamos en todos los sectores. La primera y va para tod@s. Bajemos nuestros precios (entendamos bien, reduzcamos nuestros márgenes de ganancia para bajar precios). Este es un momento de solidaridad, pero que bien aprovechado también puede ser la base para construir una clientela leal.

Empecemos por los más pequeños. Los productores: miel, productos de la tierra, etc. Empecemos a probar nuevas formulaciones; que incluyan vitamina C (clave en este momento), hagan pruebas; empiecen a reducir en sus formulaciones insumos que tienen impacto negativo en las personas (reducir sodio, preservantes, por ejemplo), busquen preservantes naturales.

Este tiempo no debe ser de paro, sino de investigación, de mejorar nuestros productos, hacerlos más amigables con el medio ambiente, y con nuestra salud. Y no solo es eso, es también visibilizar ese esfuerzo. En el etiquetado, incluir que es bueno para salud, que tiene menos preservantes, que es bueno para el ambiente. En sus productos agreguen regalías. Qué les parece si en lo que venden incluyen un trompo, un yoyo, un juego de damas (son productos que nadie usa y por tanto, muy baratos, le dan negocio a otros pequeños productores y alientan el regreso de juegos tradicionales).

Lean y jueguen

Sobre el etiquetado, este momento se hace importante. Resalten sus formulaciones, lo bueno para la salud, que no tiene elementos nocivos para la salud. Ese es un espacio también para posicionarse.

Para otro tipo de negocios, desde comidas hasta salones de belleza. Una posibilidad es la atención / entrega a domicilio. Para los capacitadores; empiecen a usar la tecnología y hagan capacitación en línea. Skype, Zoom, son algunas de las herramientas de las que pueden echar mano. Y hagan tutoriales para sus potenciales clientes.

Para tod@s, visibilizarse más por medio de las redes sociales, que en este momento explotan con información. Tod@s estamos en pos de información, buenos bienes y/o servicios serán bien recibidos.

Para los trabajadores que se encuentran en sus casas y no saben qué hacer. Lean. Busquen sus juegos de mesa antiguos. Compartan más con sus familias. ¿Potenciales productores? Hagan una pequeña huerta en su casa, sea que tenga terreno o no. Si no lo tienen, en una pequeña mesa pueden desarrollar hidroponía. Además les será útil consumir productos hechos por ustedes mismos.

“Este tiempo no debe ser de paro, sino de investigación, de mejorar nuestros productos, hacerlos más amigables con el medio ambiente, y con nuestra salud”.

La situación viene difícil, y para todos. Debemos ser creativos. Ya los museos están haciendo visitas virtuales es una forma de mantener vivo el interés por el museo y cuando esto pase (porque pasará), podremos ir a verlo ya directamente. Ayudémonos a superar esta situación y que ella sea mas bien una oportunidad para sacar lo mejor de nosotros.