Por: Larisa Paez.   25 agosto

Exceso de trabajo, pocas horas de sueño, actividad física limitada, y esa capacidad sobrehumana de tener que hacer mil cosas en un día hace que muchísimos pacientes lleguen a buscando soluciones para poder recordar lo que era pasar un día sin cansancio mental y físico. Los comentarios y preguntas con respecto a la falta de energía aparecen día a día en la consulta.

Carátula blog Razones de Peso de Larisa Páez.
Carátula blog Razones de Peso de Larisa Páez.

¿Se relaciona usted con este primer párrafo? No es fácil estar en momentos de alta demanda energética física y mental, pero quiero decirle que hay detalles básicos de los cuales puede tomar el control y así mejorar su sensación de bienestar. Ordenar hábitos, priorizar actividades, balancear la alimentación, el ejercicio y las horas de sueño así como el uso de algunos suplementos, pueden ser la ecuación para lograr dejar atrás el cansancio. Veamos algunos de estos puntos en detalles.

Alimentación: planifique, no improvise

En épocas de gran estrés laboral o de múltiples actividades que realizar, de las primeras cosas sacrificadas es la alimentación balanceada. Es tanto en lo que hay que pensar que la dieta termina siendo: “lo que sea, cuando sea y como sea”, ¡si es que se come algo! Esta improvisación con la comida genera un consumo de alimentos generalmente muy bajos en nutrientes, altos en azúcar, grasa y sodio.

De esta forma cuando termina el pico laboral, la época de exámenes o la etapa específica de estrés, se queda con unas libras de más, la digestión descontrolada, la ansiedad disparada por el alto consumo de azúcar y sumamente cansado.

Entonces, planifique sus comidas y no le dé espacio a la improvisación. Tenga meriendas saludables en el carro o en la oficina como frutas deshidratadas, porciones pequeñas de semillas o galletas o barritas con 5g de azúcar o menos. Organícese para preparar sus comidas, en caso de que el cocinar no logre entrar en la agenda, utilice un sistema de comidas preparadas confiable o busque opciones de comidas fuera que hayan sido analizados y recomendados por nutricionistas. Recuerde que los nutrientes que usted ingiera y el hecho de que haga los tiempos de comida, estará directamente relacionado con su nivel de energía. Si su dieta se basa en alimentos vacíos nutricionalmente y se salta comidas, el cansancio va a estar tocando a su puerta.

Balancee su día

Sea intencional en hacer diariamente una pausa. Con esto me refiero que saque unos minutos para usted, para respirar, hacer una pequeña meditación, hacer estiramientos, escuchar música relajante, etc. Pueden ser 15 minutos donde baje las revoluciones del día y permita que su cuerpo encuentre balance en medio de todas las actividades del día.

Dentro de este mismo balance deben estar las horas de sueño. En altas cargas de trabajo, el dormir suficiente deja de ser una opción para muchos. Sin embargo, lo motivo a intentar sumar minutos a sus horas de sueño. Despréndase del televisor y otras cosas electrónicas y en lugar de eso ¡duerma! Analice sus actividades del día y valore si la falta de organización hace que al final del día, las horas de dormir son las que se vean sacrificadas.

¿Algún suplemento de vitaminas o minerales puede ayudar a mejorar la energía?

Sí, existen opciones que junto con un orden en su alimentación y sus horas de sueño, pueden ser de gran ayuda. Al hablar de ingredientes claves para la energía, las vitaminas del complejo B, en suficiente cantidad le ayudarán a percibir una disminución en su cansancio ya que estas ayudan a obtener energía de los alimentos que consumimos.

Si de cansancio mental hablamos, se ha estudiado desde hace varios años la relación entre el ginkgo biloba y la cognición, en tres estudios se vio el aumento en la velocidad de procesamiento mental al consumir este suplemento y una mejoría en la atención y la memoria. Por otro lado, está el ginseng, el cual se ha estudiado en personas con fatiga crónica y algunas enfermedades como cáncer para demostrar su acción sobre el nivel de energía dando resultados positivos.

Por lo tanto, incluya un multivitamínico donde ya se incluirá el complejo B y otros nutrientes importantes como el hierro. El uso de estos suplementos está más que comprobado que apoyan el mantenimiento de una buena salud. Busque que aporten alrededor del 100% del requerimiento de las vitaminas y minerales. En el mercado hay opciones de multivitamínicos con ginseng y ginkgo biloba por lo que de una vez obtendrá los beneficios de estos ingredientes incluyendo una sola pastilla al día.

Es normal que todos pasemos por épocas de estrés y cansancio, lo importante es no sacrificar nuestro bienestar. Tome estos consejos y organícese. En el Centro de Nutrición podemos acompañarlo en su proceso mientras le realizamos un plan de alimentación hecho a su medida. Para más información de este y otros temas visite nuestro Facebook o nuestra página www.centrodenutricion.co.cr.