Razones de peso

¿Cómo evitar el desperdicio de alimentos durante los días festivos?

Conozca algunas medidas para sacarle provecho a los alimentos disponibles durante estas fechas

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) estima que en el mundo cerca de un tercio de todos los alimentos que se producen para el consumo humano se pierden o son desperdiciados, es decir 1.600 millones de toneladas. En términos económicos esto se acerca a $750.000 millones, el equivalente al producto interno bruto de Suiza. Con respecto al agua perdida se calculan unos 250 km3, lo cual es comparable con el río Volga en Rusia. Y si hablamos de la huella de carbono del desperdicio de alimentos, se estima en 3.300 millones de toneladas de gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera por año. Las implicaciones para la seguridad alimentaria, para mitigar los efectos del cambio climático, y disminuir pérdidas económicas no son nada despreciables. Si bien es cierto hay pérdidas que no pueden ser evitadas por el consumidor ni por los productores como las relacionadas a desastres naturales; sí hay muchas acciones que nosotros los consumidores podemos tomar directamente.

Se acercan los días festivos y, a pesar de estar atravesando una pandemia mundial, es probable que a todos nos genere ilusión el compartir momentos y por supuesto alimentos con los seres queridos que forman parte de nuestra burbuja. Un escenario muy común en muchas familias es que durante estas fechas se compren más alimentos, pero que no todos se aprovechen y desafortunadamente terminen en la basura. La solución al desperdicio de alimentos no es comerse todo más allá del punto de saciedad, pero tampoco se trata de botar la comida. Por esta razón queremos compartir algunos consejos para ayudar a minimizar las pérdidas alimentarias desde el carrito del supermercado hasta nuestra cocina.

  1. Optimice la visibilidad de los alimentos en la refrigeradora: ¿ha tenido que botar algún alimento porque se le olvido que lo tenía? Para evitar esto prefiera los frascos de vidrio que sean transparentes, de esa manera será mucho más fácil saber lo que tiene y utilizarlo de manera oportuna. También procure colocar hacia el frente de las repisas los productos con una vida útil mas corta para utilizarlos de primero.
  2. Planifique su menú: este consejo siempre es útil, pero se vuelve aún más importante durante los días festivos. Evite hacer compras sin tener una idea clara de lo que necesita ya que sin lugar a duda terminará comprando de más. Algunos alimentos se pueden guardar y utilizar en otro momento, pero los perecederos deberá utilizarlos más rápido. Para la cena de navidad y año nuevo considere todo lo que necesita para hacer sólo un o dos viajes al supermercado. Al planificar su menú para esa semana tome en cuenta que es muy probable que sobre comida de la cena de navidad, por lo que es una buena idea dejar algunos días libres para poder utilizar el excedente de comida. O bien si tiene vacaciones programadas asegúrese no comprar en exceso perecederos que tendrá que botar antes de irse.
  3. Sea creativo con las sobras: a muchas personas no les gusta repetir la comida. Sin embargo, con un poquito de creatividad se puede hacer algo diferente. Por ejemplo, si tiene pollo listo se puede mezclar con vegetales y agregar alguna salsa. O bien recurrir a algo más sencillo como hacer tacos o burritos. Si tiene una ensalada puede agregar pedacitos de fruta o algún aderezo a base de yogurt o vinagreta. Otro escenario típico es tener un poquito de sobros de cada comida de la semana, en ese caso en lugar de botarlos puede hacer una cena o almuerzo donde cada miembro de la familia come algo diferente aprovechando lo que sí tienen.
  4. Atrévase a congelar: la congelación es una excelente forma de extender la vida útil de muchos alimentos. Es un gran sentimiento el llegar a casa después de un día largo de trabajo y no tener que pensar en que va a cocinar, solamente abre el congelador, coloca la comida en el microondas y listo. Las comidas con más liquido tienden a conservar mejor sus propiedades durante y después de la congelación. Por ejemplo, las sopas, carnes o vegetales en salsa, lasaña, arroces, pan, estofados, e incluso quesos maduros se conservan bastante bien en congelación.
  5. Prefiera utilizar porciones moderadas en el plato versus porciones muy grandes. Los sobros del plato van a ir a la basura, o bien los vamos a comer por costumbre u obligación. Es preferible servirse la cantidad que crea que puede comer o incluso menos. Sabiendo que si quiere un poco más puede repetir. De esta manera lo que sobre se puede almacenar y comer en otro momento.

Durante estas fechas reflexionemos también en como pequeñas acciones que tomemos pueden tener un efecto positivo en el planeta, nuestra salud, e incluso nuestras billeteras. Para más información de este y otros temas, puede revisar la página web www.centrodenutricion.co.cr y nuestras redes sociales.

Fuentes

FAO. (2013). Food wastage: Key facts and figures. Retrieved from FAO: http://www.fao.org/news/story/en/item/196402/icode/

FAO. (2013). Food wastage footfrint. Retrieved from FAO: Food wastage footprint: Impacts on natural resources - Summary report

Russaw, J. M. (2019, 12 13). 5 Ways To Reduce Food Waste This Holiday Season, According to the Experts. Retrieved from Newsweek: https://www.newsweek.com/stop-holiday-food-waste-tips-bea-johnson 1477037#:~:text=The%20United%20States%20Department%20of,occuring%20during%20the%20winter%20holidays.

Larisa Paez

Larisa Páez

Larisa Páez, autora del blog Razones de Peso de El Financiero, es Máster en Nutrición y Alimentación de la Universidad de Barcelona, Licenciada en Nutrición Humana de la Universidad de San José y cuenta con un Bachillerato en Psicología de Purdue University y otro como Dietista de Louisiana State University.