Por: Larisa Paez.   11 diciembre, 2019
Carátula blog Razones de Peso de Larisa Páez.
Carátula blog Razones de Peso de Larisa Páez.

Cuidar la salud y disfrutar no son antónimos, ambos pueden coexistir dentro de un escenario de comida deliciosa y esperada todo el año como lo es este mes. Muchos desde que inician la temporada están “preparados” para la cantidad de kilos que ganarán; otros no quieren tocar ni una borona por el temor a engordar. En definitiva, ninguno de esos escenarios es el ideal.

¿Cómo manejar su alimentación esta época festiva? Lograr alimentarse de forma intuitiva y consciente podrá ser su estrategia para poder disfrutar sin abusar ¿Qué significan estos conceptos que menciono? En algunos blogs anteriores hemos profundizado en ellos, y hoy vamos a repasar cómo aplicarlos a esta temporada.

El “mindfulness” o consciencia plena consiste en estar atento de forma intencional de la experiencia presente: lo que hacemos, lo que sentimos y lo que hay a nuestro alrededor. En esta época significaría lograr disfrutar plenamente del clima, la música, la compañía, las actividades, el descanso y por supuesto la comida.

Los aparatos electrónicos siempre con nosotros y altas cargas de estrés que mantienen la mente en tareas del trabajo o del hogar, son algunas de las razones por las cuáles hoy en día es tan fácil estar desconectado del presente y el entorno. Esta desconexión se traslada al área de la alimentación también; comemos sin realmente disfrutar, oler y saborear, lo cual lleva en muchos casos a comer de más.

Por otro lado, el concepto de alimentación intuitiva nos recuerda que no hay alimentos buenos ni malos, a honrar nuestra hambre y saciedad, respetar nuestro cuerpo y rechazar la mentalidad de dieta entre otras cosas. Cada uno de estos son principios básicos para que en esta época podamos comer sin culpa pero con moderación.

¿De qué forma me puede ayudar una alimentación intuitiva y consciente en estas épocas?

  • Por ejemplo, al llegar a una actividad donde hay diversos tipos de comidas, elija lo que realmente desea, no siempre estamos antojados de las mismas cosas y es posible que no todo se le apetezca. Si está cuidando su peso, busque alimentos que le generen saciedad como la proteína o aquellos que tengan más fibra como vegetales.
  • Para saber cuánta cantidad escuche su cuerpo. Hay un punto de saciedad donde nuestro cerebro nos dice que ya hemos comido suficiente, somos una sociedad experta en ignorar ese mensaje. Sin embargo, sensibilícese esa “voz” que le dice que ya comió lo que necesitaba y de esta forma evite quedar incómodamente lleno.
  • ¡No haga loco! Si sabe que comió un poco más de lo normal un día, no restrinja al día siguiente ni compense con ejercicio. Siga su día normal, este tipo de conductas en vez de beneficiar pueden generarle más hambre o ansiedad.
  • ¡Coma despacio, saboree y disfrute! Mantenga esa atención plena a los alimentos así como al lugar, la compañía y la conversación.
  • Esta época es mucho más que el peso y la comida. Disfrute de todo lo que esta trae con responsabilidad y moderación.