Por: Cristina Fallas Villalobos.   31 octubre, 2018

Las obras para mejorar la operación del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría tienen un avance del 45% a poco más de seis años de haberse puesto en marcha del plan maestro que requiere de una inversión total de $143 millones.

El proyecto es impulsado por el gestor de la terminal área, Aeris, y estaría listo a finales del 2021 o inicios del 2022.

Una infraestructura que está lista y operativa es la nueva terminal doméstica, la cual comprende 1.526 metros cuadrados (m²) y tiene una capacidad para atender a 600 pasajeros en hora pico.

Actualmente, trabajan en las obras relacionadas a la Calle La Candela, la cual contempla seis obras valoradas conjuntamente en $39,5 millones. Foto: Albert Marín.
Actualmente, trabajan en las obras relacionadas a la Calle La Candela, la cual contempla seis obras valoradas conjuntamente en $39,5 millones. Foto: Albert Marín.

El proyecto, que fue entregado en mayo de este año, también incluye la rampa doméstica, accesos viales, un parqueo para viajeros y otro para empleados. En total la inversión fue de $12,5 millones.

Actualmente, trabajan en las obras relacionadas a la Calle La Candela, la cual contempla seis obras valoradas conjuntamente en $39,5 millones. Estos son los seis proyectos :

Reubicación y extensión de la Calle La Candela

Se desplazó la calle que pasaba por el costado este del aeropuerto en unos 300 metros y se crea una nueva vía con una longitud de 1,5 kilómetros.

El tramo de la nueva calle La Candela desde la Autopista General Cañas y hasta la intersección de Ojo de Agua se concluyó el 26 de octubre. Mientras que, el tramo de Ojo de Agua hacia el oeste estaría listo el 17 de diciembre.

Avance: 71%

Zona de seguridad al final de la pista (RESA)

Mejorará la seguridad operacional del aeropuerto con un área de 90 metros de largo, sin obstáculos y destinada para casos en los que se tenga que abortar un despegue.

Avance: 57%.

Extensión en longitud de la pista

Con la zona de seguridad, vendrá la extensión de la pista en 60 metros, permitiendo además crear dos accesos desde la nueva calle de rodaje paralela sur hacia la cabecera de la pista.

Avance: 88%

Nuevo sistema de luces

Se sustituirá por completo el sistema de luces de la pista. Esto brindará una mejor protección ante descargas atmosféricas, más circuitos para minimizar afectaciones, redundancia, fácil mantenimiento y eficiencia energética.

Avance: 79%

Calle de rodaje paralela sur

La nueva superficie de rodamiento permitirá a los aviones dirigirse a la cabecera de la pista para su despegue, o bien, luego de aterrizar para que circulen a su posición de parqueo.

Con ella, se eliminará la necesidad de que los aviones circulen por la propia pista para acceder a su despegue por la cabecera este.

Además, la nueva calle de rodaje tiene la separación adecuada con la pista principal para permitir que aviones de cuerpo ancho circulen en ella sin afectar las operaciones.

Avance: 38%.

Las áreas en gris claro muestran los espacios que están siendo intervenidos, entre ellos el Bloque V y Calle La Candela. Cortesía de Aeris para EF.
Las áreas en gris claro muestran los espacios que están siendo intervenidos, entre ellos el Bloque V y Calle La Candela. Cortesía de Aeris para EF.

Calle perimetral sector este

Será una calle de casi tres kilómetros de largo al costado este del campo aéreo. Esta permitirá el acceso a todo tipo de vehículos como de mantenimiento, seguridad y bomberos a la mitad este del aeropuerto.

También, proporciona dos terceras partes del acceso requerido a las que serán las nuevas instalaciones de Coopesa.

Avance: 39%

Rafael Mencía, director ejecutivo de Aeris, mencionó que los trabajos del proyecto La Candela generarán que el aeropuerto sea más eficiente, con despegues más rápidos y hasta con 12 salidas de aviones adicionales, por hora.

“Los tiempos de espera en horas pico serán mucho más ágiles y las aerolíneas que operan en este aeropuerto estarán mejor servidas”, agregó Mencía.

Otro de los proyectos que involucra el plan maestro y que está en construcción, es el Bloque V.

Ese es un edificio de cuatro niveles (más de 6.000 m²) con cuatro salas de abordaje (dos con puentes de contacto y dos para atender posiciones remotas), un restaurante, una sala VIP y área para mascotas.

La inversión en este edificio será de $20 millones y las obras estarían concluidas en diciembre próximo (ahora tiene un avance del 83%).

“Con el Bloque V llegaremos a 13 puentes de contacto y tendremos la capacidad de atender, simultáneamente en salas, hasta tres aviones de cuerpo ancho”, explicó el director ejecutivo de Aeris.

Asimismo, la terminal aérea crecerá al oeste con un proyecto valorado en $17 millones que contempla 16 posiciones adicionales de chequeo de pasajeros o entrega de equipaje, 15 quioscos adicionales de chequeo auto- servicio y un carrusel adicional de reclamo de equipaje con su alimentador desde el sótano.

Ese nuevo espacio también permitirá la expansión del área de aduanas y agricultura, pasando de cuatro a seis filas de procesamiento, así como, se habilitará un área adicional para oficinas de aerolíneas.