Por: Manuel Avendaño Arce.   28 febrero, 2018

En cuanto concluyó el primer debate presidencial rumbo a la segunda ronda, Carlos Alvarado, candidato presidencial del Partido Acción Ciudadana (PAC), se mostró "complacido" con la noticia de que la reforma fiscal impulsada por el Gobierno de Luis Guillermo Solís recibirá vía rápida para ser aprobada en la Asamblea Legislativa.

En la fotografía Fabricio Alvarado PRN y Carlos Alvarado PAC. Fotografía: José Cordero,
En la fotografía Fabricio Alvarado PRN y Carlos Alvarado PAC. Fotografía: José Cordero,

El aspirante presidencial del oficialismo considera que el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (expediente 20.580) es un primer paso en la dirección correcta y es lo que se puede aprobar en este momento bajo un criterio de "realismo político".

"Eso en la mezcla de distinta medidas sigue siendo insuficiente para el nivel al que hay que llevar el déficit. Eso hay que hablarlo con transparencia a los costarricenses, porque dependiendo de la envergadura de estas medidas, habrá que asumir otras medidas. Nosotros hemos planteado el 15% (del IVA), hay votos para un 13%, si es con eso lo que podemos avanzar, pero nosotros seguiremos poniendo nuestros argumentos", señaló el candidato del PAC.

Fabricio Alvarado: "Quedan pendientes"

Para el candidato presidencial del Partido Restauración Nacional (PRN), Fabricio Alvarado, la opción de aprobar la reforma fiscal por vía rápida en el Congreso le traería "oxígeno" en caso de llegar eventualmente al Gobierno.

El exdiputado aseguró que el proyecto en trámite tiene pendientes como recortes en pensiones, ajustes para migrar al sistema salarial de empleo público y dar señales correctas al inicio de su implementación.

"Yo soy del pensamiento de que el proyecto de ley debe pasar tal cual y debe aprobarse así. Creo que cualquier intento de un cambio de fondo profundo, podría 'embarrealar la cancha' y, de alguna manera, detener la posible aprobación", indicó el candidato de Restauración Nacional.

Cambios con la reforma tributaria

Uno de los principales cambios que propone el proyecto de ley es la transformación del impuesto de ventas por el IVA, manteniendo la tasa en el 13%

Es importante entender que el gobierno de Solís -al igual que sus antecesores- renunció al principio de renta global y excluyó la universalización del tributo.

El proyecto establece una tarifa del 15% para las rentas de capital (ganancias provenientes de un bien) y las ganancias de capital (se generan con inversiones como compra de bonos o acciones). Actualmente este tributo es del 8%.

También se propone cobrar el 8% de renta a la totalidad de los excedentes o utilidades pagados por las asociaciones solidaristas y cooperativas a sus clientes.

Pese a que el Gobierno había propuesto inicialmente crear dos nuevos tramos de renta del 20% y 25% para gravar los salarios, estas iniciativas no se incluyeron en el expediente que está en discusión en la Asamblea Legislativa.

El Ejecutivo también renunció a otras ideas como cobrar un 30% a las utilidades de las cooperativas y gravar las cesantías mayores a ocho años con un 15%.