Por: Manuel Avendaño Arce.   27 septiembre
El martes 18 de julio, representantes del Gobierno de Costa Rica y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) firmaron un contrato de préstamo por $350 millones. Fotografía: cortesía del BID.
El martes 18 de julio, representantes del Gobierno de Costa Rica y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) firmaron un contrato de préstamo por $350 millones. Fotografía: cortesía del BID.

Los diputados aprobaron la noche de este jueves, con 44 votos a favor y de forma unánime, un crédito por $350 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como parte de la búsqueda de recursos de apoyo presupuestario que implementó el Ministerio de Hacienda para este año.

El empréstito es uno de los dos que fueron negociados por el Gobierno con entidades internacionales, el otro es por $500 millones con la Corporación Andina de Fomento - Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), pero este todavía debe superar un par de etapas en la Asamblea Legislativa.

La aprobación del préstamo con el BID permitirá a Hacienda acceder a recursos de financiamiento con mejores plazos y tasas, mientras se colocan los $1.500 millones en bonos de deuda externa (eurobonos), transacciones que se prevén para noviembre de este año.

“Este empréstito representa una oportunidad de financiar al Estado, ahorrando muchísimo dinero en intereses. Es una excelente decisión, pues estamos buscando las mejores y más responsables opciones para el país”, aseguró Laura Guido, diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Los $350 millones se destinarán para mejorar la efectividad del marco institucional macrofiscal, aumentar la eficiencia en la gestión del sistema tributario y mejorar la eficiencia del gasto público, según se explica en el proyecto de ley.

El texto agrega que Hacienda puede pedir los desembolsos de dinero en el plazo de un año, pero tiene hasta 20 años de tiempo para cancelar el préstamo.

Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, señaló ante los diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios que la obtención del crédito es el siguiente paso para acceder a recursos con mejores condiciones tras la aprobación de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (9.635), que se convirtió en una señal positiva para los inversionistas en los mercados internacionales.

¿Y el préstamo del CAF?

En el Congreso también se tramita otro empréstito por $500 millones con la CAF, el pasado 15 de agosto los legisladores de la Comisión de Hacendarios frenaron el avance de este proyecto.

El revés se dio porque los congresistas no estaban de acuerdo con aprobar un desembolso por ¢69.000 millones para inscribir a Costa Rica como miembro de la Corporación Andina de Fomento.

El bloqueo al monto para cancelar la membresía se construyó con el apoyo de diez diputados quienes sacaron ese rubro del proyecto de ley del cuarto presupuesto extraordinario y la quinta modificación al presupuesto nacional 2019.

Hacienda concluyó la negociación del préstamo con la CAF en abril de este año. El dinero tiene como objetivo consolidar una política pública que garantice el equilibrio fiscal en el largo plazo y una mejora en la gestión del sistema tributario con mayor eficiencia en el gasto público.

En un comunicado, el Banco de Desarrollo de América Latina explicó que el préstamo ofrece apoyo a Costa Rica mientras se obtienen los beneficios de la implementación de la reforma fiscal y el acceso a mercados internacionales.

El crédito con la CAF ya ingresó al primer día de mociones en el plenario legislativo y, en caso de que no se presenten solicitudes de modificación, se podría votar en primer debate la próxima semana.

Mientras que la partida de ¢69.000 millones para inscribir a Costa Rica en este organismo internacional avanza en un nuevo proyecto de ley de presupuesto extraordinario en la Comisión de Hacendarios y podría aprobarse en el pleno legislativo en un plazo de dos semanas. Así lo explicó la diputada Laura Guido.

La Contraloría General de la República (CGR) estimó que el acceso a los $850 millones de los préstamos del BID y el CAF, sumado a los $1.500 millones de eurobonos, permitirá que Hacienda dejé de pagar cerca de ¢193.000 millones este año.

La CAF es un banco de desarrollo de América Latina conformado por 17 países la región, el Caribe, además de Portugal y España. Cuenta con la participación de 13 bancos privados.