Por: Manuel Avendaño Arce.   30 abril
Los diputados de la Comisión de Asuntos Económicos discutieron este martes sobre las dos propuestas para autorizar emisión de bonos de deuda externa. Fue la última sesión del periodo 2018-2019 antes de la elección del nuevo Directorio Legislativo este miércoles 1.° de mayo. Fotografía: Cortesía de la fracción del PUSC.
Los diputados de la Comisión de Asuntos Económicos discutieron este martes sobre las dos propuestas para autorizar emisión de bonos de deuda externa. Fue la última sesión del periodo 2018-2019 antes de la elección del nuevo Directorio Legislativo este miércoles 1.° de mayo. Fotografía: Cortesía de la fracción del PUSC.

Pese a la premura que tiene el Gobierno por obtener el permiso para colocar eurobonos que permitan aliviar la carga de la deuda externa, los diputados de la Comisión de Asuntos Económicos no lograron dictaminar este martes ninguna de las dos propuestas que se discuten en ese foro legislativo para permitir que el proyecto avance al plenario. Esto posterga la discusión por al menos tres semanas.

Los legisladores se enfrascaron en fuertes discusiones y encontronazos durante la sesión de este martes –y en los recesos– por las diferencias que existen entre los dos textos. El primero, que cuenta con el apoyo de cinco de los cuatro diputados de la comisión, proponer aprobar $2.500 millones en dos tractos para 2019 y 2020, mientras que el segundo informe impulsado por el Partido Liberación Nacional (PLN) plantea aprobar una única emisión de $1.500 millones para este año.

Los legisladores aprobaron el informe y el texto sustitutivo de $2.500 millones que fue elaborado por la independiente del bloque Nueva República, Marulin Azofeifa y el oficialista Luis Ramón Carranza, del Partido Acción Ciudadana (PAC), quienes forman parte de la subcomisión que evaluó el proyecto de ley 21.201.

Luego de aprobar esta iniciativa cinco votos contra cuatro, los diputados empezaron a discutir el plan del PLN que pretende autorizar una única emisión de bonos de deuda por $1.500 millones para este año, con la condición de que el Gobierno cumpla con una serie de compromisos que le permitirían ganar capital político para presentar un nuevo proyecto de ley en 2020.

Los nueve diputados de la comisión no terminaron de discutir la iniciativa de Liberación Nacional en la sesión de este martes y ahora el trámite del proyecto de eurobonos que le urge al Gobierno, se postergará para dentro de tres semanas.

Aunque el plazo no es definitivo, ahora los diputados se enfrascarán en la elección del Directorio Legislativo este miércoles 1.° de mayo, luego vendrá el discurso del presidente Carlos Alvarado, el 2 de mayo, y los congresistas tendrán cinco días para reaccionar en el plenario.

El nuevo presidente del Congreso tendrá que conformar las comisiones en las próximas dos semanas para que empiecen a sesionar cuanto antes. Aunque el plazo puede ser menor, diputados como Pablo Heriberto Abarca y Eduardo Cruickshank, de la Comisión de Económicos, consideran que los eurobonos se retomarán en aproximadamente tres semanas.

Comisión dividida

El proyecto 21.201 Autorización de emisión de títulos valores en el mercado internacional y contratación de líneas de crédito, todavía no tiene el panorama claro para avanzar al plenario.

La primera opción recorta en $3.500 millones el plan de eurobonos que presentó el Gobierno. Sin embargo, la segunda iniciativa, impulsada por la fracción de Liberación Nacional, asesta un golpe más grande al plan del Ejecutivo y reduce el monto en $4.500 millones.

El Ministerio de Hacienda presentó un proyecto de ley en el que pide a los diputados una autorización para emitir $6.000 millones en deuda externa (en dos emisiones de $1.500 millones y tres más de $1.000 millones) por los próximos seis años, con tasas más bajas, plazos no menores a cinco años, con operaciones exoneradas de impuestos y que no están sujetas a la Ley de Contratación Administrativa.

El primer informe que propone aprobar una emisión por $2.500 millones cuenta con el apoyo de Luis Ramón Carranza y Paola Vega, del PAC; Marulin Azofeifa, independiente; Eduardo Cruickshank, del Partido Restauración Nacional (PRN) –quien sustituyó a Giovanni Gómez–; y Pablo Heriberto Abarca, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

Mientras que el segundo informe de $1.500 millones fue respaldado por Karine Niño, Roberto Thompson y Daniel Ulate, del PLN; y Pedro Muñoz, del PUSC.

“La Comisión de Asuntos Económicos acogió el texto sustitutivo del informe de mayoría de la subcomisión, eso implica que hay dos emisiones autorizadas en este proyecto, una de $1.300 millones para el primer año, una vez que el Gobierno haya presentado todos los créditos multilaterales, y una segunda emisión si se cumplen siete requisitos que debe certificar la Contraloría General de la República (CGR)”, señaló Abarca, presidente de ese foro legislativo.

El diputado socialcristiano agregó que los $1.300 millones calzan con el monto de vencimientos que debe pagar el Ministerio de Hacienda este año. Sin embargo, solo en vencimientos de deuda pública, el Gobierno debe atender $3.960 millones este año, con una fuerte presión particularmente en mayo.

La Comisión de Económicos no dictaminó ninguna de las dos propuestas en discusión. Una vez que el nuevo presidente del Congreso conforme la comisión, los diputados que se integren tendrán que retomar la iniciativa del PLN y someterla a votación para continuar con el debate por el fondo hasta emitir el dictamen.

Es posible que ambos textos se dictaminen, el de $2.500 millones como afirmativo de mayoría y el de $1.500 millones como afirmativo de minoría, esto permitiría que las dos propuestas avancen al plenario para que los diputados hagan los cambios necesarios antes se someter una de las dos propuestas a votación en primer debate.